Francisco Núñez espera contar en su proyecto para presidir el PP de Castilla-La Mancha con Rosa Romero y Antonio Román

Julia Yébenes Ciudad Real
Francisco Núñez arropado por millitantes y cargos de partido / Clara Manzano

Francisco Núñez arropado por millitantes y cargos de partido / Clara Manzano

El aspirante ha comparecido arropado por varias decenas de militantes y cargos institucionales y orgánicos de Ciudad Real, como el presidente provincial, Francisco Cañizares, y ha esbozado algunos principios del proyecto en el que trabajo, liderado por “la ilusión, la pasión y el compromiso por Castilla-La Mancha”.

Francisco Núñez, el aspirante a la presidencia del Partido Popular de Castilla-La Mancha, confía en contar en su proyecto con sus supuestos rivales, Rosa Romero, exalcaldesa de Ciudad Real y Antonio Román, alcalde de Guadalajara,  que estarían reflexionando  presentarse juntos o por separado.

Así lo ha dicho a las medios, en una comparecencia en la ha estado arropado por varias decenas de militantes y cargos institucionales y orgánicos de Ciudad Real, como el presidente provincial, Francisco Cañizares, y en la que ha esbozado algunos principios del proyecto en el que trabaja, liderado por “la ilusión, la pasión y el compromiso por Castilla-La Mancha”.

El también presidente del Partido Popular de Albacete, diputado regional y alcalde de Almansa,  ha indicado en que el caso de la vicepresidenta tercera de la Mesa de Cortes en el Parlamento nacional mantiene un “contacto fluido” y antes de tomar su decisión de acceder al máximo cargo del partido habló con ella, por lo que, tal y como ha insistido, espera que la ciudarrealeña se sume a su equipo.

“Seguiré hablando con ella”, ha respondido a los periodistas, a la vez que ha explicado que el proceso de primarias que ha indicado el PP nacional y ahora castellano-manchego “es nuevo”, y hay que ir “paso a paso” en cualquier escenario, como el de integrarse en una coalición entre Romero y Román.

Núñez ha mantenido una breve reunión con cargos y militantes / Lanza

Núñez ha mantenido una breve reunión con cargos y militantes / Lanza

Ha dicho que “hay que entender la interpretación” de este procedimento de elección y, según ha dicho, está empleado en ganar la primera votación con “un proyecto político, en el que tienen cabida todos”.

“Si hay varios candidatos debatiremos ideas y principios, seremos más fuertes y estaremos más unidos, así como enriqueceremos el proyecto para ganar las elecciones”.

También ha agradecido al presidente provincial ciudarrealeño su apoyo y el de parlamentarios, senadores, alcaldes, concejales y militantes de Ciudad Real que se han acercado este lunes a saludar al aspirante.

Objetivos

Previamente, ha explicado que el principal objetivo que le ha llevado a presentar su candidatura ha sido “ganar las elecciones de mayo de 2019 en Castilla-La Mancha”.

Sus principios son, ha añadido, creer en el compromiso “con la gente y los ciudadanos de a pie, escuchar sus propuestas para mejorar su vida”, además de hablar con “empresarios, sindicatos, agricultores, ganaderos, autónomos, pequeños empresarios, amas de casa, jubilados o representes de la sanidad y la educación”.

La ilusión, según ha dicho, es “el motor para trabajar por esta tierra”, por lo que se ha mostrado dispuesto “a recorrer puerta a puerta, y calle a calle para escuchar a los vecinos”, tal y como ha hecho desde que inició su carrera política en  Nuevas Generaciones y en la actualidad como alcalde y diputado regional.

“Creo en el compromiso con el trabajo, ha agregado, en el esfuerzo y la dedicación”, unos valores presentes, a su juicio, “en el Partido Popular nacional y castellano-manchego”.

También ha apelado a la “unidad” de todo el partido, “el partido de las bases” donde “hay mujeres y hombres preparados y trabajadores, humildes y honestos que que llevan mucho tiempo trabajando por nuestro país y nuestra región y que lo hacen con una gran vocación de servicio público”.

Para Núñez el proyecto ‘popular’ “urge para ganar las elecciones y desbancar al Gobierno de García-Page y Podemos, el peor de la historia de la democracia”.

En sentido, ha criticado que. en plena apertura de curso escolar, en la provincia de Ciudad Real haya eliminado 64 plazas en Primaria (de las 202 menos en lo que va de legislatura), así como que “se hayan bajado las horas de los docentes, que el 30% del profesorado trabaje a tiempo parcial, que se haya eliminado la zona única y haya trece centros no bilingües menos”.