Padres y madres de Fuencaliente se suman a la campaña “Nos sobra un maestro”

Lanza Fuencaliente
Fuencaliente quiere que su colegio siga contando con seis plazas de maestro

Fuencaliente quiere que su colegio siga contando con seis plazas de maestro

Los padres y madres de Fuencaliente se han unido a la campaña "Nos sobra un maestro" para evitar que el año que viene el colegio de la localidad cuente con un maestro menos

Desde la localidad de Funecaliente también se han sumado a la campaña “Nos sobra un maestro” con la que intentan conseguir que no se reduzca en una plaza más la oferta de profesores del colegio de la localidad.

En Fuencaliente son unas 1100 personas las que habitan en el municipio, a pesar de que destacan “la vida en las zonas rurales es dura. Es cierto que suele ser algo más pausada que en las ciudades grandes, que el aire es más puro y el paisaje idílico, pero ahí acaba lo bonito”.

Explican que son muchas las cuestiones con las que no cuentan las localidades de zonas rurales, por ejemplo tener que salir a otras ciudades a comprar muchas de las cosas que se necesitan, así como no tener un pediatra de manera continua en el municipio. A pesar, dicen de “mantener la natalidad en niveles que, de momento, remedan el envejecimiento del pueblo: dense una vuelta cualquier tarde por la plaza, está llena de criaturas jugando. Entre infantil, primaria y secundaria, tenemos unos 100 niños y niñas, y algunos más entre 16 y 18 años”.

Afirman desde este municipio que “ahora, alguien importante sentado en un despacho en Toledo, ha decidido que en el colegio de Fuencaliente sobra un maestro. Tal como se ha publicado, la plantilla de los centros educativos de Castilla-La Mancha para el curso 2019-2020 viene con una plaza de Primaria menos para el colegio “Nuestra Señora de los Baños”, de 5 maestros pasamos a 4, en un colegio donde ya van juntos 2° y 3°, compartiendo tutoría, además de dos clases de infantil; donde tenemos compartidos con otros centros los especialistas de inglés, audición y lenguaje, orientación, música y religión. Un maestro menos implicaría, por ejemplo, tener que juntar otros dos cursos, o no terminar los
temarios establecidos en materias “importantes” o dar el temario deprisa y corriendo para cubrir el expediente, y que los alumnos no asimilen los contenidos.

Así, destacan que “en el colegio de Fuencaliente parece que nos sobra un maestro”, si bien confía en que sea solo un error y que, el próximo año, no sobre ningún maestro en la localidad de Fuencaliente.