González (PSOE) considera positivo el preacuerdo para Ciudad Real y Cañizares (PP) lo ve peligroso para el sector primario

Julia Yébenes Ciudad Real
Miguel González Caballero (PSOE) y Francisco Cañizares ( PP)

Miguel González Caballero (PSOE) y Francisco Cañizares ( PP)

Los socialistas valoran la gobernabilidad que se alcanzará en el Gobierno, al igual que los morados aplauden la rapidez del pacto, mientras que el PP desconfía de las políticas progresistas

El parlamentario electo del PSOE, Miguel González Caballero, ha visto positivo para Ciudad Real el principio de acuerdo de Gobierno alcanzado este mediodía entre el presidente en funciones del PSOE, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

En declaraciones a lanzadigital, la alianza para sacar adelante un ejecutivo de coalición dará estabilidad al país y permitirá “dar soluciones a los problemas de los españoles como el empleo digno”, además “de sacar adelante inversiones que necesitamos en la provincia”.

“Es un buen principio de acuerdo y se basa en los programas y propuestas de ambos partidos”, ha indicado, para celebrar que “el PSOE está del lado de formar un gobierno progresista, fuerte y estable”, que impulse políticas “transcendentales para mejorar la vida de la gente”.

A juicio de González Caballero, la coalición “seguirá dando respuestas” de corte social, a la hora de “revalorizar las pensiones, ampliar la cobertura de la dependencia y avanzar en la igualdad entre hombres y mujeres”.

El dirigente socialista también ha valorado satisfactoriamente la urgencia desplegada entre las dos fuerzas progresistas para desbloquear a España y “alcanzar la gobernabilidad”, un golpe de efecto que ha pillado desprevenidos a los partidos conservadores.

Jorge Uxó, líder regional de Unidas Podemos / A. R.

Jorge Uxó, líder regional de Unidas Podemos / A. R.

Proyecto progresista

Quien fuera cabeza de lista al Congreso de Unidas Podemos por Ciudad Real el pasado 10-N, Jorge Uxó, también ha respaldado la firma del preacuerdo, pues dará paso, en su opinión, al desarrollo de un proyecto progresista para España.

“Con toda la prudencia”, el portavoz de la gestora de Podemos en Castilla-La Mancha, ha celebrado que el pacto “haya sido tan rápido” para, así, cumplir “el mandato salido de las urnas”.

De la misma manera, opina que el preacuerdo será favorable para provincias como la de Ciudad Real, dado que uno de los diez puntos cerrados por Sánchez e Iglesias está dedicado a revertir la despoblación y dar un apoyo decidido a la llamada ‘España vaciada’; así como en otro se comprometen a consolidar el crecimiento y la creación de empleo.

“Ciudad Real, ha argumentado, es una de las provincias más afectadas por el desempleo y necesitamos de manera urgente inversiones para resolver los problemas de los parados”.

Uxó también se ha mostrado convencido de que a través de la negociación “se alcanzará un gobierno estable”, ya que, tal y como ha recordado “no es un acuerdo de investidura, sino de coalición para cuatro años”.

Tomadura de pelo

Una lectura contraria ha hecho el senador electo del PP por Ciudad Real, Francisco Cañizares, quien ha visto el pacto como “una tomadura de pelo” por haberse culminado en menos de 48 horas en un escenario similar al de la legislatura anterior, fallida por la confrontación entre los dos partidos progresistas.

“Si era todo tan sencillo porqué Sánchez ha sometido al país a tanta inestabilidad y ha creado un nuevo gasto electoral”, se ha preguntado Cañizares, a la vez que, a su juicio, “se ha constatado la realidad de que el PSOE se ha radicalizado”.

Para el también presidente del PP en la provincia ciudarrealeña, el preacuerdo “no es una buena noticia” porque “estamos en manos de Sánchez que ha elegido un gobierno con un perfil de ruptura con el constitucionalismo, la centralidad y la moderación”.

Así, sólo el PP, ha subrayado “es la única fuerza nacional moderada y con sentido de Estado que queda”.

Respecto a los efectos del pacto en la provincia de Ciudad Real, Cañizares ha mostrado su preocupación por el sector primario, pues “el PSOE no es el mejor valedor de la políticas hidráulicas, y de los agricultores y ganaderos”, y Unidas Podemos “ve siempre peligroso el campo para el medio ambiente”.

Si triunfa el preacuerdo, ha indicado, y el ministerio de Agricultura y Medio Ambiente es responsabilidad de la formación que lidera Iglesias “es para echarse a temblar”.