Gortázar: “Ahora mismo tenemos un goteo de mortalidad por Covid-19 en la provincia de Ciudad Real por gente que ingresó hace dos o tres meses»

Fran Solís Ciudad Real
El investigador de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Christian Gortázar / UCLM

El investigador de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Christian Gortázar / UCLM

Para Gortázar resulta interesante como “el número de ingresos en la Unidad de Cuidados Intensivos de los hospitales (UCI) es bajísimo en estos momentos, por no decir nulo”. En este sentido indica que como en Castilla-La Mancha, en general, y en la provincia de Ciudad Real, en particular, el episodio ha sido “más fuerte”, opina que “evidentemente las consecuencias han sido mayores. Pero últimamente todos los hospitales están viendo como ya no entran casos graves de personas infectadas por coronavirus y apenas entran casos en las UCI"

El investigador de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) Christian Gortázar, considera que las personas que actualmente ingresan en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales de la provincia infectados por la Covid-19 “desafortunadamente, en parte son los que van a dar lugar a la mortalidad de dentro de un mes o dos meses”.

Para Gortázar, “ahora mismo se produce un goteo en la mortalidad por personas que ingresaron hace dos o tres meses. Pero en las UCI prácticamente no están ingresando nuevos pacientes. Y eso indica que, salvo que cambien mucho las cosas, que no es esperable, nos dirigimos hacia una situación infinitamente mejor de la que había”.

El también investigador del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), recuerda como Ciudad Real fue de las provincias de España que presentó una cifras más elevadas, al obtener “casi el récord en tasa de mortalidad por la Covid-19 por cada 100.000 habitantes. Eso duró un tiempo y en la actualidad todavía hay cierto goteo de aquellos casos que entraron fundamentalmente durante los meses de marzo y abril. Y, hay que tener en cuenta, que algunos casos pueden aguantar meses en una situación muy crítica”.

Respecto al hecho de que en los últimos días se estén registrando más positivos por PCR en la provincia de Ciudad Real, Gortazar opina que puede deberse, entre otras causas, a que “se están haciendo algunas pruebas más, ya que cuando los médicos de Atención Primaria ven un caso que puede resultar sospechoso, ya no encuentran tantísimas limitaciones para encargar un test PCR, de forma que, si se hacen más test, también van saliendo más casos. Otra cosa es que esos casos que salgan ahora sean igual de severos que los que había al principio del brote”.

Por otro lado, y a pesar de que desde hace varias semanas el confinamiento dejó de ser tan estricto al ponerse en marcha una serie de progresivas medidas de desescalada, explica como “afortunadamente la percepción que tienen tanto en Atención Primaria como en los hospitales es de que hay muchos menos repuntes, rebrotes o nuevos casos de los que algunos se temían que íbamos a tener por estas fechas”. Para Christian, este hecho, puede ser un indicador de que “algo está cambiando en la situación epidemiológica y, aunque tenemos que mantener la prudencia y cumplir con todas las normas establecidas, parece ser que podemos ser un poquito más optimistas respecto a la sensación que se tenía hace un mes o mes y medio”.

Por todo ello considera que “vamos por mejor camino del que cabría esperar”. En este sentido Gortázar señala que el pasado viernes visitó Horcajo de los Montes, un pueblo de la provincia de Ciudad Real que tuvo numerosos casos de personas infectadas por coronavirus durante el pico de la epidemia. “Y cuando llegué allí, estaban celebrando como había dado negativo el último paciente suyo, es decir, habían pasado de tener a 56 personas infectadas por la Covid-19 a no tener ninguna confirmada. Esto es solo un ejemplo, pero puede ser un indicador de lo que está pasando y de que la cosa va realmente a mejor”.