Bomberos de Alcázar escalan más de 30 metros para liberar a un pollo de cigüeña en Herencia

Los bomberos que han participado en el rescate, con el pollo liberado / Bomberos Alcázar

Los bomberos que han participado en el rescate, con el pollo liberado / Bomberos Alcázar

El animal llevaba días colgado de una pata en una torreta de telecomunicaciones próxima a una fábrica de la localidad

Una dotación de bomberos del parque de Alcázar de Juan se ha jugado el tipo este miércoles para rescatar a un pollo de cigüeña que llevaba días colgado de una pata en una torreta de telecomunicaciones en Herencia.

Personal de una fábrica de aceite próxima a la torre de telefonía ha avisado al 112 que a su vez ha movilizado a los bomberos para la maniobra, sencilla con una escala de treinta metros (el brazo articulado del parque). El problema es que el ejemplar, liado en cuerdas de las que se utilizan en el campo para atar, estaba a dos metros más de esa distancia, lo que ha complicado la operación que ha durado varias horas, entre las 11.00 y las 13.00.

Los bomberos han desplegado el brazo articulado y han trepado con equipo de escalada los últimos metros para alcanzar al polluelo /Bomberos de Alcázar

Los bomberos han desplegado el brazo articulado y han trepado con equipo de escalada los últimos metros para alcanzar al polluelo /Bomberos de Alcázar

Equipo de escalada para los últimos metros

“Uno de nuestros hombres ha tenido que trepar con un equipo de escalada desde la cesta del brazo articulado hasta el lugar en el que se encontraba el animal. Ha sido una maniobra complicada”, reconoce Rafael Fernández del Hierro, jefe de grupo y responsable del turno de intervención.

Cortar las cuerdas y liberar al animal, que a simple vista tiene una pata rota y está deshidratado, ha costado lo suyo.

Ha sobrevivido pero está mal

El pollo ha sobrevivido a la operación aunque los bomberos reconocen que está mal. Tiene una pata rota y está deshidratado. Policías locales de Herencia lo han estado cuidando hasta que sobre las cuatro de la tarde un agente medioambiental se ha hecho cargo del ave.

“No sé si sobrevivirá, es bastante grandecito y cuando se lo han llevado estaba muy mal”, explica la Policía Local de Herencia.