Sigue en estado crítico en el Hospital de Ciudad Real el ciudarrealeño ingresado por un golpe de calor

J. Y. / lanzadigital Ciudad Real
El calor se ha disparado en los últmos días / J. Jurado

El calor se ha disparado en los últmos días / J. Jurado

La Consejería de Sanidad ha recomendado algunos consejos para evitar golpes de calor y ha recordado que las principales señales son sequedad y piel roja, pulso acelerado, dolor intenso de cabeza, calambres musculares y fatiga, náuseas y vómitos, confusión y pérdida de conciencia.

El ciudarrealeño de 56 años que fue ingresado el sábado por la tarde en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General Universitario de Ciudad Real con síntomas compatibles con golpe de calor, sigue en estado crítico

Según fuentes del centro sanitario no se han producido novedades a lo largo de este domingo en su estado de salud, que es crítico, pues sufre una disfunción multiorgánica y se encuentra con soporte vital respiratorio y hemodinámico.

El hombre, que no se encontraba trabajando ni realizando actividades al aire libre, presentaba factores de riesgo por patología de base y había estado expuesto al sol de forma continuada.

Consejos

La Consejería de Sanidad ha recomendado algunos consejos para evitar golpes de calor en esta época del año marcada por las altas temperaturas, como evitar las largas exposiciones al sol, sobre todo si se combinan con esfuerzos físicos.

Recuerda, igualmente, la necesidad de una buena hidratación y el uso de protección que aíslen el cuerpo de la exposición directa al sol.

También ha señalado que el calor intenso obliga al cuerpo a mantener la temperatura corporal normal, y si no se regula adecuadamente, “podemos sufrir un golpe de calor, patología de la que conviene conocer los síntomas para tomar medidas a tiempo”.

En concreto, las principales señales son sequedad y piel roja, pulso acelerado, dolor intenso de cabeza, calambres musculares y fatiga, náuseas y vómitos, confusión y pérdida de conciencia.

En caso de producirse estos síntomas, señalan, lo mejor es acudir a un centro sanitario o llamar a los servicios de emergencias (112).

Mientras se espera, se recomienda, en la medida de lo posible, enfriar el cuerpo con paños de agua fría o con una ducha o mantenerlo siempre en un lugar protegido del sol.