Investigadores de agricultura inteligente presentan tecnologías para el cuidado de los cultivos y la fermentación del vino

Julia Yébenes Ciudad Real
Un momento de la apertura de la presentación del proyecto Platino / J. Jurado

Un momento de la apertura de la presentación del proyecto Platino / J. Jurado

La Escuela Superior de Informática de Ciudad Real ha acogido la presentación del proyecto Tecnologías avanzadas para la Agricultura inteligente (Platino).

La introducción de redes multisensoriales en el medio rural para mejorar la producción agroalimentaria, y la calidad y seguridad de los alimentos, el uso de drones para sobrevolar cultivos y captar con dispositivos de ultra frecuencia información sobre el estado vegetativo de la planta y actuar en caso de plagas o enfermedades, o la tecnología para seguir el proceso de fermentación del vino son algunas de las tecnologías que esta mañana se han presentado en la Escuela Superior de Informática de Ciudad Real, en el marco de la presentación del proyecto Tecnologías avanzadas para la Agricultura inteligente (Platino).

Al encuentro han asistido los principales investigadores de la iniciativa, encabezados por el catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y director del grupo de Arquitectura y Redes de Computadores (ARCO), Juan Carlos López, representantes de empresas tecnológicas y del sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) que están implementando sus ideas en el sector agroalimentario, además de titulares de explotaciones y fincas agrícolas que ya cuentan con sistemas productivos tecnologizados.

“Toda nuestra tecnología informática están teniendo un gran impacto y permitiendo la transformación digital de muchos sectores, en particular del sector agrícola”, ha señalado a los medios López, quien ha valorado la importancia del proyecto, coordinado entre cuatro universidades y que cuenta con ayuda de casi 750.000 euros del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades para abordar “el reto del desarrollo tecnológico en este ámbito productivo”.

En la actualidad, el Proyecto PLATINO (Plataforma HW/SW distribuida para el procesamiento inteligente de información sensorial heterogénea en aplicaciones de supervisión de grandes espacios naturales) se encuentra en su segundo año de desarrollo hasta su conclusión en 2020, y por ello, tras compartir los avances de la investigación, han celebrado el encuentro ciudarrealeño para trasladar a la sociedad las aplicaciones de dicha tecnología, “a veces poco entendida y con poco conocimiento sobre su utilidad”.

Uno de los prototipos desarrollados por los investigadores para implementar la nueva herramienta en el campo / J. Jurado

Uno de los prototipos desarrollados por los investigadores para implementar la nueva herramienta en el campo / J. Jurado

El proyecto es “mucho más amplio”, ha asegurado el catedrático, pues contempla el desarrollo de una plataforma global que permita monitorizar la siembra, el crecimiento de la producción y el seguimiento del producto hasta su puesta en el mercado”.

La agricultura inteligente, según el experto, aúna “un montón de tecnologías”, aunque en la sesión de este miércoles se hayan centrado en la parte de sensorización, la imagen por drones y la parte del seguimiento del vino.

López ha reconocido el nivel de introducción tecnológica en la industria alimentaria de Castilla-La Mancha “en bodegas y explotaciones que han optado por la tecnología”, aunque a otras más pequeñas “les cueste porque no lo ven claro, o porque la inversión es muy alta”.

Contra esta prevención, los estudiosos de Platinoa, en el que además de ARCO, participan los centros de Electrónica Industrial y de Investigación en Tecnologías Software y Sistemas Multimedia para la Sostenibilidad de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM); el Grupo de Ingeniería Microelectrónica de la Universidad de Cantabria (UC); y el Instituto Universitario de Microelectrónica Aplicada (IUMA) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, están presentando dispositivos “a bajo coste”.

Algunos participantes en el encuentro / J. Jurado

Algunos participantes en el encuentro / J. Jurado

Motor de progreso

Por su parte, el director general de Universidades, Investigación e Innovación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Ricardo Cuevas, ha aplaudido la labor de este grupo de investigación y de la Escuela de Informática en particular “como motor de progreso para nuestra sociedad y para toda la región”.

A su juicio “es muy importante lo están haciendo, puesto que el sector agroalimentario tiene un peso central para nuestra economía” y po elo, en su opinión, “es importante que las innovaciones en investigaciones no se queden en la mesa del investigador y que pasen a las cooperativas y agricultores de los que realmente llevan la labor de producción agroalimentaria”.

Cuevas ha subrayado la importancia de la divulgación y la transferencia de conocimiento y que se transfiera realmente a los agricultores y productores, pues permitirá que “haya un mayor progreso socioeconómico para Castilla La Mancha”.

También ha celebrado la colaboración investigadora entre universidades y entre diferentes administraciones, como con la Consejería de Agricultura.

Monotorizar por satélite la PAC

La secretaria general de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Juana Velasco, ha reflexionado en su intervención sobre la gestión tecnológica que hace el Gobierno autonómico de los 120.000 expedientes de solicitud de la Política Agraria Común (PAC) en la región.

El reto en la actualidad, ha expuesto, es culminar la monotorización por satélite de los sistemas de control de la PAC, que han empezado a ser ensayados por el Ministerio de Agricultura en la presenta campaña en algunas zonas.

También ha instado a los agricultores a cumplir con “la obligación” que recogen las políticas europeas de adaptarse a las nuevas tecnologías para mejorar las explotaciones.

Por último, ha valorado la inversión de 180 millones de euros de la Consejería de Agricultura, a través de los programas de Desarrollo Rural, para la mejora tecnológica, o el gasto de 117 millones en los planes de mejora.

“ES importante abordar las estratégicas para implantar las tecnologías en la industria, un enfoque de gestión que tiene un impacto directo”, ha sostenido.

TAmbién ha estado presente el director general de Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías, Alipio García.