Investigan un posible atropello intencionado con 3 heridos a la salida de un pub de Manzanares

Belén Rodríguez Manzanares
La Policía Local de Manzanares instruye el atestado / Archivo

La Policía Local de Manzanares instruye el atestado / Archivo

“Pensé que me habían destrozado la cara”, dice la herida más grave. Estaba de espaldas en la calle la madrugada de Reyes cuando una furgoneta que no paró la golpeó y cayó al suelo

Las fuerzas de seguridad investigan en Manzanares un posible atropello intencionado con tres personas heridas, una de ellas con lesiones de cierta entidad, a la salida de un pub en la madrugada de Reyes.

“Pensé que me habían destrozado la cara, no paraba de sangrar”, explica la herida más grave, una estudiante de 22 años que estaba en la puerta del local, cuando recibió el impacto de una furgoneta con dos ocupantes, que según dice la golpeó a ella y a otros dos chicos, y se fue de allí sin parar.

Dos dientes partidos, magulladuras y tendinitis

No ha estado hospitalizada y no tiene ningún hueso roto, “por suerte”, apostilla, pero lleva una semana sin poder andar por las magulladuras que le ha dejado el golpe, entre ellas dos dientes partidos, una brecha en la frente, y tendinitis en un hombro y una rodilla. Las lesiones le han impedido regresar a Madrid y seguir con sus estudios. “Esta semana tenía que entregar dos trabajos y hacer exámenes que me han aplazado, espero estar recuperada la semana que viene, estoy haciendo rehabilitación con un fisio”, comenta.

La víctima no conoce a los dos jóvenes (se lo han contado después) que iban en la furgoneta, se quedó shock tras recibir el golpe y caer al suelo, «¡me podían haber matado!, tanto a mí como a otras personas», se lamenta.

A las 3.30 en la puerta del pub River

Del accidente solo recuerda que estaba charlando con sus amigas en la puerta del pub River, a las 3.30 horas de la madrugada del 5 al 6 de enero, “de las pocas salidas que he hecho en estas fiestas por las circunstancias del covid”, matiza. La calle del local, en el casco viejo de Manzanares, es estrecha y  no tiene bordillo, pero se puede circular. A esa hora, la del cierre, había como unas veinte personas arremolinadas en torno al establecimiento cuando la furgoneta, posiblemente a una velocidad inadecuada, arrolló a parte del grupo y siguió su camino.

“Recuerdo estar de espaldas, sentir un golpe muy fuerte en la cabeza y muchísima presión, lo siguiente fue verme ensangrentada y pensar que me habían destrozado la cara”. Una ambulancia la llevó después a Urgencias del Hospital Virgen de Altagracia.

La Policía Municipal ha abierto una investigación

El concejal de Seguridad de Manzanares Juan López ha confirmado a Lanza que la Policía Municipal ha abierto una investigación por un atropello a la salida de un local de ocio la noche de Reyes, «se investiga si pudo ser intencionado o accidental, en cuanto esté el atestado se remitirá al juzgado”.

En paralelo la Guardia Civil de Tráfico también ha abierto su propia investigación, mientras que la principal perjudicada se ha buscado un abogado para que esta acción que parece algo más que un accidente no quede impune.