IU denuncia que no se han reabierto las diez camas del hospital que se cerraron antes del verano

F.N.
Tomelloso

El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Tomelloso Rafael Quesada califica de “grave” la situación del Hospital de Tomelloso. En un encuentro con los medios, Quesada dijo que no acusaba a nadie “y mucho menos localmente porque el Ayuntamiento no tiene competencias sanitarias” pero pidió a García-Page que se acuerde de la sanidad pública y, sobre todo del Hospital de Tomelloso.

Rafael Quesada señaló que “después del tijeretazo que dio en el 2012 el gobierno del PP a la sanidad, ahora Page viene con las tijeras de podar”.  Quesada denunció que en el Hospital de Tomelloso, hace más de un año, se abrieron 10 camas y se cerraron antes del verano con la promesa de abrirlas en septiembre. A 25 de noviembre, todavía siguen sin estar operativas esas diez camas y “según nuestras informaciones, ni se van a abrir”, por lo menos este año.

El concejal dijo tener información de que se van a desplazar a cuatro enfermeras y tres auxiliares del hospital, presumiblemente a centros de salud del área de Tomelloso. En el turno de noche se va a producir “otro tijeretazo bastante grave”, actualmente hay 3 enfermeras y 3 auxiliares en planta y a partir del 30 de noviembre se va a quedar con dos enfermeras y dos auxiliares. Esta reducción de personal lleva un importante aumento de la carga de trabajo, señaló Quesada y, sobre todo, un déficit en la atención a los pacientes.

 Quesada señaló que “a partir del 30 de noviembre no se va a renovar ni un solo contrato” en ese centro sanitario, aunque “afortunadamente, al personal médico no lo van a tocar”. IU entiende que el personal médico es importantísimo en un hospital, pero el resto también.