IU-Ganemos propone la creación de una Comisión de Sugerencias y Reclamaciones en Valdepeñas

Lanza Valdepeñas
Gregorio Sánchez y Juana Caro durante la rueda de prensa en Valdepeñas / Lanza

Gregorio Sánchez y Juana Caro durante la rueda de prensa en Valdepeñas / Lanza

Con esta Comisión de Sugerencias y Reclamaciones, IU pretende defender los derechos del vecindario en sus relaciones con la Administración Municipal, supervisar las actuaciones y proponer acciones de mejora en los servicios

El Grupo Municipal de Izquierda Unida-Ganemos ha registrado un ruego en el Ayuntamiento de Valdepeñas para que el Equipo de Gobierno del PSOE, con Jesús Martín a la cabeza, acepte la creación de una Comisión de Sugerencias y Reclamaciones.

A finales de 2013 registraron por primera vez esta petición y consideran que Valdepeñas sigue durmiendo el “sueño de los justos”, a pesar del “avance general en la participación y la transparencia de la mayoría de los ayuntamientos”.

Así, el portavoz del grupo, Gregorio Sánchez, remarcó que la formación “no puede dejar de lado su lucha histórica, para que los vecinos de valdepeñas tengan las máximas armas posibles para su defensa ante la Administración Municipal, e incidir, a la vez, en el día a día de la política municipal”. “Queremos que la voz de la gente se escuche, en primer lugar, y se atienda”, añadió.

Para el Grupo Municipal de Izquierda Unida-Ganemos, es una cuestión esencial de su seña de identidad. Sánchez señaló que su grupo municipal apuesta por la participación del vecindario a través de “órganos democráticos regulados” y por la transparencia para hacer seguimiento de propuestas, problemas y soluciones. Sería función también de esta Comisión, detectar las deficiencias del funcionamiento y oportunidades de mejora.

Tienen un reglamento preparado

“Nosotras no entendemos un ayuntamiento sin sus vecinos, que sus quejas no sean tenidas en cuenta por el gobierno municipal y ni tan siquiera contestadas”, apostilló Sánchez. Izquierda Unida ya ha registrado un reglamento íntegro, por lo que no haría falta más que su aprobación para ponerlo en marcha.