Izquierda Unida quiere que Valdepeñas sea declarada “municipio libre de fracking”

También pide la creación de un fondo de rescate para ayudar a los alumnos y alumnas que tengan problemas para abonar sus matrículas

Lanza
Valdepeñas

IU ha presentado esta propuesta para que sea debatida y aprobada en el próximo Pleno Municipal, por la que quiere declarar a Valdepeñas “municipio libre de fracking”, mostrando su rechazo a la utilización de esta técnica en la actividad de explotación y extracción de gas a gran profundidad.
El portavoz del Grupo Municipal de IU, Gregorio Sánchez, ha declarado que presentan esta propuesta como garantía de la salud de las personas, protección de nuestro medio ambiente y los recursos naturales.
En la misma propuesta se compromete al Ayuntamiento de Valdepeñas a que, aprovechando todas las competencias otorgadas a través de la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local, y todos los instrumentos técnicos, administrativos y jurídicos a su alcance, paralice los permisos de investigación y extracción que se hayan solicitado o pudieran solicitarse en su término municipal que utilicen la técnica de fractura hidráulica o fracking para la extracción de gas no convencional.
Sánchez ha hecho pública también la campaña que IU esta desarrollando en toda España, resaltando las “repercusiones inevitables por la necesaria ocupación y modificación de grandes espacios, así como los graves riesgos medioambientales y amenazas para la salud humana que tiene esta técnica”.

Matrículas universitarias
Por otra parte, el Grupo Municipal de IU también ha presentado para su aprobación en el próximo Pleno Municipal que se solicite al Gobierno de Castilla-La Mancha la creación de un fondo de rescate para ayudar a los alumnos y alumnas que tengan problemas para abonar sus matrículas y que el Ayuntamiento de Valdepeñas se comprometa de forma excepcional y urgente a que tome las medidas oportunas para corregir la falta de becas de matrícula a estudiantes residentes en Valdepeñas, producida por los recortes del PP, adjudicando una beca municipal a todos aquellos que serían perceptores de las mismas con las condiciones anteriores a los recortes y que hayan sido expulsados o corran riesgo de expulsión de las universidades públicas por motivos económicos.