Jesús Martín sugiere reformar el Senado para que asuma competencias de homologación de leyes autonómicas

Lanza Ciudad Real
Jesús Martín, candidato al Senado por el PSOE

Jesús Martín, candidato al Senado por el PSOE

El senador del PSOE por la provincia de Ciudad Real Jesús Martín, miembro de la Diputación Permanente y con escaño en la Cámara Alta desde hace cuatro legislaturas, ha propuesto reformar el Senado para dotar a este órgano de más competencias, entre las que sugiere la potestad para homologar legislaciones que nazcan en parlamentos autonómicos.

En una entrevista con Europa Press, Martín ha considerado que ninguna ley autonómica “debería entrar en vigor” si no recibe el visto bueno del Senado, de manera que se evitaría que en las comunidades autónomas se pusieran en marcha textos legislativos que pudieran vulnerar derechos de otros territorios.

“Si el Senado homologara legislaciones territoriales evitaríamos ser desleales entre comunidades autónomas”, ha dicho Martín, que al tiempo ha reconocido que los senadores “no tienen el suficiente trabajo”. “Y si lo tuviéramos, para eso nos pagan”.

Con esta receta, el Senado conseguiría ser “la cámara territorial que no siempre ha sido”, por lo que insiste en que hay que dar “una vuelta” a su funcionamiento.

RECUERDA QUE EL CIS “CLAVÓ” SU PRONÓSTICO PARA EL 28-A

El también alcalde de Valdepeñas se ha referido a los datos del estudio del CIS sobre intención de voto a solo unos días del 10 de noviembre, recordando que en la encuesta preeletoral del mes de abril “clavó” los resultados.

En este sentido, ha defendido el “derecho de verosimilitud” de este nuevo estudio, si bien ha puesto el acento en la coyuntura de haber realizado las encuestas antes de los conflictos en Cataluña y la exhumación de Franco.

En cuanto a la salida del dictador del Valle de los Caídos, opina Jesús Martín que “mucha gente de la derecha tradicional posiblemente haya radicalizado su voto”, lo que hará que Vox consiga más representación. “Pero las encuestas no ganan elecciones. Se ganan en las urnas una vez que se abren”, ha avisado.

En cuanto a su particular porra electoral, de los cinco escaños del Congreso que se ponen en juego en Ciudad Real apunta a que el PSOE logrará tres, por dos del Partido Popular. En el caso de que los socialistas no consiguieran el tercer escaño, sería Vox, como tercera fuerza política, quien conservara su asiento en la figura de Ricardo Chamorro.

Por ello, ha pedido aglutinar el voto de la izquierda en el PSOE, ya que un voto a la candidatura de Unidas Podemos puede provocar “expulsar a un diputado del PSOE para meter a uno de Vox”, algo que sería “muy triste”.

LOS “TRES HERMANOS” DE LA DERECHA

El senador ha reflexionado sobre las “tres derechas” y sobre el “reparto de la herencia”. “En los pueblos, cuando van tres hermanos juntos, siempre se dice lo bien que se llevan. Pero al final dejan de llevarse bien por ver qué parte del testamento les toca”, ha aseverado.

Con esta premisa de “tres hermanos partiendo las peras” y ante la “vanidad” de Pablo Iglesias –“que dice que todo pasa por un sillón para él o no juega”–, el único “partido serio, con trayectoria, historia y sentido de Estado es el PSOE”.

Una vez que se abran las urnas, Martín es partidario de apelar al “sentido de Estado” de todos los partidos para poder permitir la conformación de un Gobierno estable.

“Ahí, los ciudadanos verán quién tiene responsabilidad y quién no. La memoria es flaca y va deprisa, pero le recuerdo al conjunto de los españoles que el PSOE tuvo que asumir esa responsabilidad de Estado para que gobernara Mariano Rajoy a costa de sacrificar a Pedro Sánchez”, ha rememorado.

REFORMAS NECESARIAS

Cuando haya Gobierno estable en España, Jesús Martín espera que se acometan reformas necesarias como revisar el Pacto de Toledo para garantizar el sistema de pensiones, apostar por una nueva estrategia de políticas medioambientales o incentivar las industrias tecnológicas.

También es partidario de “darle una vuelta” a la ley electoral, si bien reconoce que el debate está “muy abierto”.

“¿La tocamos para evitar que 200.000 votos de nacionalistas supongan más escaños que un millón de votos de Unidas Podemos? ¿Hacemos una segunda vuelta? Está todo tan abierto que no sirve de nada especular, pero sí que hay que darle una vuelta y sentarse en la mesa”, ha agregado.