Juan Caballero (Atica): los rehaleros son el alma de las monterías

lanzadigital Ciudad Real
Un momento de la mesa sobre las rehalas / Elena Rosa

Un momento de la mesa sobre las rehalas / Elena Rosa

El presidente de Ática ha moderado en Fercatur la mesa ‘Las rehalas y la administración’

‘Las rehalas y la administración’ ha sido el tema debatido en la mesa redonda organizada por Ática, en la que han participado José Manuel Alonso, veterinario y biólogo; Ángela Ormeño, rehalera; Diego Pérez, especialista en cuestiones laborales; y Abraham Lurueña, rehalero.

El presidente de Ática, Juan Caballero, que ha actuado como moderador, ha recordado que “los rehaleros son el alma de las monterías que es una de las modalidades de caza más importantes en España y puntera en Castilla-La Mancha y sin ellos no podría haber montería”.

Uno de los ponentes que ha hablado de los problema de los rehaleros / Elena Rosa

Uno de los ponentes que ha hablado de los problema de los rehaleros / Elena Rosa

En este sentido, ha señalado que los rehaleros son gente humilde y lo políticamente correcto desde el punto de vista animalista se lo está poniendo cada vez más difícil. “Hay una falta de comprensión muy grande respecto a este sector porque nadie quiere más a sus perros que ello”, apunta Caballero, quien pide a las administraciones que les ayuden y a los animalistas “el mismo respeto que piden para ellos”.

Otro de los temas abordados en esta jornada ha sido la caza sostenible. Justo Covisa, presidente de la Fundación Caza Sostenible, ha explicado que “la sociedad hoy tolera muy mal la caza por lo que cada vez se nos van a poner más trabas, por eso tenemos que demostrar que somos conservadores de la naturaleza porque la caza sostenible es la única manera de que tengamos oportunidades”.

Algnuos de los participantes en la actividad / Elena Rosa

Algnuos de los participantes en la actividad / Elena Rosa

En relación a ello ha advertido que “si optamos por un modelo artificial que considera la caza de especies cinegéticas como ganado en lugar de como fauna, no tendremos apoyos de la sociedad ni de la administración, además de no ser caza de verdad y de ir en contra de la ética de la caza, porque la caza sostenible no puede generar problemas ni a la propia especie ni al hábitat”.