Junio ha dejado de ser primavera en Ciudad Real

Belén Rodríguez Ciudad Real
La piscina del polideportivo de Ciudad Real está abierta desde el lunes 8 de junio / Elena Rosa

La piscina del polideportivo de Ciudad Real está abierta desde el lunes 8 de junio / Elena Rosa

El verano ha engullido el mes en el que no es anormal que se superen los 35º. Ciudad Real, Puebla de Don Rodrigo, Almadén y Alcázar ya lo han hecho. Este 10 de junio, ‘cuarenta de mayo’, todavía hará más calor

Junio ha dejado de ser primavera en Ciudad Real y en buena parte del centro de la península Ibérica. No han pasado ni diez días del mes de supuesta transición al verano y ya se han superado los 35 grados en muchas ciudades, la propia capital (35,7º), Almadén (37,1º), Puebla de Don Rodrigo (36,6º) y Alcázar de San Juan (36,4º), todas máximas de este miércoles, que antes no se alcanzaban hasta finales del mes.

“No son nada excepcionales, en otras ocasiones del mes de junio hemos dado estas máximas, la mayoría a partir del cambio de siglo”, explica Eduardo Portero, responsable del observatorio de la Agencia Estatal de Meteorología en Ciudad Real.

Más de cinco grados por encima de la media

Los casi 36 grados de temperatura máxima alcanzados este miércoles en Ciudad Real, cuando según el calendario astronómico seguimos en primavera, están más de cinco grados por encima de la temperatura media para un 9 de junio, según el periodo de referencia vigente (1981-2010).

El ‘cuarenta de mayo’, un concepto desfasado

El cambio climático también afecta al refranero. Cada vez son menos los junios en los que no había que quitarse el sayo hasta el cuarenta de mayo. Este jueves 10 de junio es ‘cuarenta de mayo’, y la previsión es demoledora en toda la provincia: 36 grados de temperatura máxima y mínimas en ascenso que podrían llegar hasta los 19 grados en Ciudad Real e incluso superarlos en las próxima noches.

15, 16 de junio, menos calor

En el horizonte meteorológico tampoco se ven grandes variaciones, “es posible que a partir del 15 y 16 de junio haya unos días de respiro”, señala Portero.

Junio, que no ha hecho más que empezar, todavía tiene margen para seguir avanzando como verano, verano. Solo hace dos años, en 2019, se registró la temperatura más alta observada en Ciudad Real capital en un mes de junio desde que existen los registros: 42,7º el día 28, punto álgido de una ola de calor todavía inédita, aunque no parece que falte mucho para vivir una de esas situaciones en las que se repiten días y noches de temperatura extremas.

El pronóstico del verano meteorológico (1 de junio 31 de agosto) es que será más cálido de lo normal en toda España, excepto en el noroeste.

La piscina del ‘Poli’ abrió el lunes

El Ayuntamiento de Ciudad Real, atendiendo a las necesidades de respiro térmico, ha abierto la piscina municipal del polideportivo Rey Juan Carlos este lunes, coincidiendo con el primer achuchón importante del calor.