Justicia y Progreso gana las elecciones sindicales de justicia en Ciudad Real por una amplia mayoría

Belén Rodríguez Ciudad Real
Jornada de elecciones sindicales este miércoles en la administración de justicia / Clara Manzano

Jornada de elecciones sindicales este miércoles en la administración de justicia / Clara Manzano

Ricardo Rosales, el presidente electo de la nueva junta de personal, agradece “el tremendo apoyo” que espera devolver “con el máximo compromiso”

El sindicato Justicia y Progreso (JyP) ha ganado las elecciones sindicales en la administración de justicia en la provincia de Ciudad Real por una amplia mayoría.

La lista encabezada por Ricardo Rosales tendrá 9 representantes en la junta de personal, frente a los 4 del segundo más votado, el Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia (STAJ), que ha ostentado la presidencia los cuatro últimos años.

CSIF se queda con 3 representantes y UGT con 1, mientras que USO, que concurría por primera vez a estas elecciones, no ha tenido los apoyos suficientes para tener delegado en la junta de personal.

Mesa con las cinco candidaturas a presidir la junta de personal de justicia / Clara Manzano

Mesa con las cinco candidaturas a presidir la junta de personal de justicia / Clara Manzano

Máximo compromiso con Ciudad Real

“Empezamos una nueva etapa en la que queremos devolver el tremendo apoyo recibido con el máximo compromiso con los trabajadores de la administración de justicia de la provincia”, asegura en declaracones a Lanzadigital.com Ricardo Rosales, que presidirá la junta de personal los próximos cuatro años.

Gestor procesal y administrativo con destino en el juzgado de paz de La Solana, Rosales confía en que “haya buena colaboración” con el resto de delegados sindicales, para afrontar la larga ristra de reivindicaciones del sector.

Plantillas obsoletas en la provincia

Las prioridades para JyP pasan por el concurso de traslados, “que se oferten todas las plazas que hay vacantes”; regulación de las comisiones de servicio, salud laboral, control de bolsas de interinos y revisión de las plantillas “obsoletas en toda la provincia”.

Sin representación en la mesa nacional, la pega que le ponen otros sindicatos a Justicia y Progreso, Rosales considera que los problemas del día a día “no se resuelven en Madrid, sino en casa. Nosotros somos un sindicato cercano y creo que eso se ha valorado”.

A partir del viernes JyP iniciará una ronda de contactos para ponerse a trabajar en las prioridades que irán planteando en la nueva junta de personal que se constituirá en los próximos días.