La AC Venta de Borondo pedirá a la Junta ayuda para salvar el inmueble

La asociación se presentará mañana y el sábado realizará una jornada de puertas abiertas en la venta

Aurora Galisteo
Ciudad Real

La Asociación Cultural Venta de Borondo, que mañana se presentará oficialmente, va a solicitar una reunión con la Junta para que Patrimonio actúe, con urgencia, en un proyecto de reparación de las cubiertas y la torre de la Venta de Borondo, Bien de Interés Cultural desde el año 2007.

Así lo ha explicado a Lanza el presidente de esta asociación, David Cejudo, quien ha indicado que en las últimas semanas, y tras un acuerdo con los propietarios de la venta, se han llevado a cabo diversos trabajos en el inmueble de limpieza de trastos viejos y desbroce de maleza.

De igual manera ha indicado que el Ayuntamiento de Daimiel ha mostrado su total colaboración con este proyecto que tiene como objetivo último salvar esta venta, una posada del Siglo XIX donde se daba descanso y alimento al caminante que discurría por el camino real.

Así, este nuevo colectivo está trabajando para evitar que el inmueble se vaya a pique. Tal y como ya informó Lanza, el Ayuntamiento ya se ha comprometido con ellos a arreglar el vallado perimetral, 41 metros de valla de obra, para evitar el intrusismo y mejorar la seguridad, y la Diputación a arreglar el camino de acceso.

Un proyecto urgente

Urge arreglar las cubiertas y el torreón y para ello seguirán llamando a todas las puertas con el deseo de que este inmueble no se pierda.

La Venta de Borondo, situada en el límite sur del término municipal de Daimiel dentro del Campo de Calatrava, es una de las últimas ventas de la provincia de Ciudad Real que aún mantienen su integridad y singularidad.

Según explica la Asociación Cultural Venta de Borondo y Patrimonio Manchego en su página web, los elementos constructivos, descripciones y datos bibliográficos analizados justifican la importancia de este enclave como referencia desde época romana hasta bien entrado el siglo XX; con especial mención al periodo de los siglos XVI-XVII donde las ventas típicas manchegas, como la de Borondo, fueron fuente de inspiración para Don Miguel de Cervantes en algunas de sus obras más universales.

Jesús Cejudo ha indicado que en la actualidad ya son más de veinte las personas que integran esta asociación que, añadió, tiene como fines salvaguardar esta venta y dar a conocer y seguir trabajando en la defensa del patrimonio de toda la provincia.

En la Casa de Cultura

La Asociación Cultural Venta de Borondo y Patrimonio Manchego celebrará mañana a las 20,00 horas su presentación en público en la Casa de Cultura. Dentro de este acto se contará con la presencia de los doctores arquitectos Diego Peris Sánchez, presidente de la Fundación Fisac, y Teodoro Sánchez-Migallón Jiménez, presidente del Colegio de Arquitectos de Ciudad Real, que impartirán la conferencia: “Las Ventas en la provincia de Ciudad Real”. El sábado por la mañana celebrarán una jornada de puertas abiertas en la venta.