La Aemet amplía a toda la provincia de Ciudad Real el aviso amarillo por lluvias y tormentas

Belén Rodríguez Ciudad Real
Calle inundada en Ciudad Real tras la tormenta de granizo del 8 de septiembre / Elena Rosa

Calle inundada en Ciudad Real tras la tormenta de granizo del 8 de septiembre / Elena Rosa

En Ciudad Real capital y comarca podrían acumularse 15 litros de lluvia en una hora desde las 20.00 horas de este viernes hasta las cinco de la mañana del sábado

La Agencia Estatal de Meteorología ha ampliado a toda la provincia de Ciudad Real el nivel de alerta amarillo (riesgo) por lluvias y tormentas localmente fuertes este viernes y las primeras horas del sábado.

A partir de las seis de esta tarde se prevén precipitaciones intensas y tormentas en la mayoría de comarcas, que dejarán quince litros de lluvia por metro cuadrado, acumulados en una hora.

Tormentas con granizo

El riesgo por tormentas con granizo afecta a La Mancha y los Montes Norte y Anchuras, además de las lluvias fuertes; entre las seis de la tarde y las nueve de la mañana, en el caso de La Mancha, y entre las seis y las cero horas de hoy en la otra comarca.

En el valle del Guadiana (Ciudad Real capital y alrededores) el riesgo por lluvias  fuertes se activa a las 20.00 horas de este viernes y termina a las cinco de la mañana del sábado 21, lo mismo que en las sierras de Alcudia y Madrona.

Las temperaturas se mantienen entre los 16 grados de mínima y los 26 de máxima.

Ante  lluvias intensas e inundaciones

Si va conduciendo, disminuya la velocidad, extreme las precauciones y no se detenga en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua.

Si tiene que viajar, procure circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.

En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, se debe tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos. El  rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente.

Si comienza a llover de manera torrencial, piense que existe riesgo de inundación. No atraviese con su vehículo ni a pie, los tramos inundados, porque desconoce lo que puede haber debajo del agua y localice los puntos más altos de la zona. No intente salvar su automóvil en medio de una inundación.

Si se encuentra en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados. Igualmente, debe dirigirse a los puntos más altos de la zona.

El difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos aconseja mantenerse informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos.            

Ante el riesgo de tormentas

El peligro de las tormentas para las personas se produce, fundamentalmente, en campo abierto. No obstante, en los núcleos urbanos también hay peligro de caída de rayos, por lo que es conveniente colocarse cerca de los edificios para protegerse. En las  viviendas se aconseja evitar las corrientes de aire. Si va conduciendo, un vehículo cerrado puede ser un buen refugio.

Si la tormenta le sorprende en el campo, evite correr y permanecer en lugares elevados, como los altos de las colinas, crestas o divisorias. No se refugie bajo los árboles y aléjese de alambradas y objetos metálicos.