La Aemet amplía hasta la tarde del viernes el aviso amarillo por tormentas y lluvias fuertes

Belén Rodríguez Ciudad Real
Cielos encapotados este jueves en Pedro Muñoz / Twitter Ángel Luis Casero

Cielos encapotados este jueves en Pedro Muñoz / Twitter Ángel Luis Casero

El riesgo de tormentas se mantiene hasta las dos de la tarde del 25 de mayo en toda la provincia y el de lluvias fuertes (25 litros en una hora) en la comarca de La Mancha entre las cero horas y las dos de la tarde. Bajan las temperaturas

La inestabilidad meteorológica se mantiene una jornada más en la provincia de Ciudad Real. La Agencia Estatal de Meteorología ha ampliado hasta las dos de la tarde de mañana viernes 25 de mayo el aviso amarillo (riesgo) por tormentas que implican vientos localmente fuertes, lluvias y hasta granizo en toda la provincia.

Además en la comarca de La Mancha es probable (40-70%) que se produzcan precipitaciones muy fuertes, con acumulaciones de 25 litros metro cuadrado en una hora, a partir de las cero horas del viernes y hasta las dos de la tarde.

Las temperaturas bajan 5 grados

También bajan las temperaturas, que no superarán los 20 grados en Puertollano, los 23 en Ciudad Real y Valdepeñas y los 24 en Tomelloso, esto es unos cinco grados menos que los valores de hoy, mientras que las mínimas se quedan entre los 11 y los 12.

Aviso naranja en Toledo

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha informado a los ayuntamientos y organismos de intervención en emergencias de la comarca de La Mancha toledana sobre los avisos meteorológicos por posibles tormentas y vientos de carácter intenso, desde las cinco de las tarde de hoy y hasta las dos de mañana horas de mañana.

Esta información se ha producido a raíz del aviso de nivel naranja dado a conocer hoy por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que prevé tormentas que pueden acumular precipitaciones de hasta 30 milímetros de agua en una hora; así como rachas de viento que pueden alcanzar los 90 kilómetros por hora, en esa zona de la provincia.

Consejos ante tormentas y fuertes vientos

En el caso de las tormentas el , conviene evitar las zonas altas y refugiarse debajo de los árboles por si hay peligro de descargas eléctricas. En la ciudad busque refugio al abrigo de edificios y en el interior de las casas evite que se produzcan corrientes de aire, pues estas atraen a los rayos.

Si le sorprende una lluvia torrencial ocasionada por dicha tormenta en la carretera reduzca la velocidad, adaptándose a la visibilidad existente, y evite pasar por tramos inundados, cauces o ramblas y si va a pie en el campo, busque lugares elevados ante la posibilidad de una inundación.