La campaña de aceituna en Ciudad Real, ya generalizada, será abundante, de calidad y con menores rendimientos

Julia Yébenes Ciudad Real
Ciudad Real está inmersa en la recogida de aceituna / Elena Rosa

Ciudad Real está inmersa en la recogida de aceituna / Elena Rosa

Las previsiones apuntan a las 50.000 toneladas de aceite, el 38,4% de las 130.000 t previstas en Castilla-La Mancha

La campaña de aceituna en la provincia de Ciudad Real, generalizada desde esta semana, tendrá una producción abundante y de gran calidad, con previsiones que apuntan a las 50.000 toneladas de aceite, por encima de las 40.000 toneladas de media, y con el 38,4% de las 130.000 t previstas en Castilla-La Mancha.

Se trata, según algunos portavoces de organizaciones agrarias y oleícolas consultados, de una de las mejores temporadas de recogida de aceituna de los últimos años, que ha comenzado con quince días de retraso y que en las comarcas olivareras ciudarrealeñas -Campo de Montiel, Campo de Calatrava, Montes Norte y La Mancha- se alargará hasta “bien entrado” el mes de febrero.

El secretario provincial de Asaja, Florencio Rodríguez, ha señalado que el atraso se debe a la falta de maduración del fruto por las condiciones climatológicas registradas desde hace un año, con las lluvias de la primavera y un verano no muy cálido que han hecho que el desarrollo vegetativo del árbol “sea más lento”.

La aceituna está teniendo menos rendimiento / Elena Rosa

La aceituna está teniendo menos rendimiento / Elena Rosa

Así, el rendimiento graso (cantidad de aceite que se obtiene de la aceituna en la molturación) está siendo más bajo, aunque en los últimos días ha alcanzado entre el 17 y el 19 %, tras verse favorecido por las heladas.

Rodríguez ha destacado la calidad de los aceites, gracias al buen estado sanitario de los olivos, apenas con incidencia de plagas y una vez superada la sequía que lastró las pasadas campañas.

Respecto a los precios, el portavoz de Asaja ha comentado que son “bajos” comparativamente con lo que puede ser la relación de oferta y demanda en el actual punto de la campaña, al margen de la estrategia comercial de cada almazara.

“No es el mejor momento para vender”, ha sostenido Rodríguez, incluso a nivel nacional, teniendo en cuenta que España sigue manteniéndose a la cabeza en la producción, en contraposición con la disminución prevista en países productores como Italia (con una caída del 37%), Grecia (con un 30,6% menos), o Portugal (cuya bajada estimada es del 3,6%).

Imagen de un olivo / Elena Rosa

Imagen de un olivo / Elena Rosa

En el ámbito laboral, Rodríguez ha recordado la demanda de Asaja a los productores, para que tengan “al día” la documentación de contratación de los trabajadores y de la propia explotación, para así evitar problemas con la inspección laboral.

De la misma manera, ha advertido de los posibles robos de aceituna y ha aconsejado a los oleicultores trasladar a diario la producción recolectada a las almazaras y cooperativas. En este sentido, ha subrayado la colaboración de la organización con los equipos ROCA de la Guardia Civil, así como en caso de hurto ha recordado que hay que llamar al 062 para trasladar la incidencia.

Falta mano de obra

Rodríguez ha comentado, de la misma manera, la falta de mano de obra para la recolección de la aceituna, por lo que desde Asaja han pedido a la administración regional que “no haga coincidir la puesta en marcha de planes de empleo en poblaciones donde hay recolecciones”.

A su juicio, la oferta pública se solapa con la demanda de trabajo en el campo, ya de por sí un ámbito poco solicitado por los trabajadores.

En su opinión, “habría que volver a los contingentes de mano de obra extranjera”.

Necesidad de contratar

En este mismo sentido se ha expresado Ángel Gálvez, presidente de Coordinadora Agraria- COAG Castilla La Mancha, quien ha indicado que “estamos acusando la falta personal”, ante la necesidad “de contratar”.

Ha reconocido el poco estímulo que las tareas agrarias provocan en los empleados agrícolas, ”ni españoles ni extranjeros”, y las consecuencias para los titulares de las explotaciones, que en el caso de la aceituna podrían ver la recogida alargada.

Sobre esta temporada, ha coincidido en que el rendimiento está por debajo de la media, y que los aceites que se están obteniendo en la región son de alta calidad.

En cuanto a los precios, Gálvez ha dicho esperar que remonten ante la cosecha “récord” española y castellano-manchega, frente a las caídas generalizadas de los países vecinos como Túnez o Italia.

Recuperar precios

En este sentido, el secretario general de Infaoliva, Enrique Delgado, ha lamentado el retroceso de las cotizaciones en origen, entre 2,60 y 2,65 euros el kilo de aceite, y ha aconsejado esperar “a ver si se recuperan en la campaña internacional”.

“Italia tiene que venir a comprar, tanto para el mercado interior, como para sus exportaciones”, mientras que en Argentina la temporada ha sido “mala”, y en Portugal se cosecharán sólo 200.000 toneladas de aceita igual.

“Hay que ser capaces de gestionar bien, aguantar y no ponerse nerviosos”, ha asegurado, con el fin de que los precios repunten al menos 20 céntimos el kilo.

Delgado ha advertido, por otra parte, de que la subida de los rendimientos grasos por las heladas de los últimos días hará que “deje de haber vírgenes extra”.