La cifra de concursos crece un 800% desde el inicio de la crisis

En 2007 se ingresaron en los juzgados de lo Mercantil 10 procedimientos

J. Y.
Ciudad Real

Aunque desde hace ocho años los efectos de la crisis siguen causando deudas en las economías familiares y empresariales de la provincia, los efectos fueron menos devastadores en 2014. Así lo indican los resultados de la estadística concursal referida al primer trimestre de este 2015, y del balance anual del pasado año, cuyo volumen de concursos de acreedores presentados en los juzgados de lo Mercantil de la provincia decreció respecto a 2013 pero con un volumen ocho veces por encima del de 2007 (de 10 a 82).

En concreto, entre enero y marzo, el número de estos procedimientos registrados ascendió a 21, un 19,2% menos sobre los 26 del mismo periodo de 2014.

Así lo recoge el informe “Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales”, publicado recientemente por el Consejo General del Poder Judicial.

Según este documento, la recesión económica hizo que entre 2007 y 2008 creciera el volumen de procesos de la antigua suspensión de pagos un 350% en Ciudad Real (hasta los  45), y que siguiera aumentando hasta los 95 de hace dos años (en 2011 bajó un 12,3%), mientras que en 2014 cambió la tendencia y disminuyó esta cifra un 13,7% (82).

El informe consultado recoge que las solicitudes de concurso presentadas bajaron en todas las comunidades autónomas, excepto en Asturias.

En el caso de Castilla-La Mancha, siguió la misma tónica que la provincia, pues la cifra disminuyó un 14,5%, de 76 del primer timestre de 2014 a los 65 del mismo periodo del presente ejercicio.

Además, la cifra de estos procedimientos que ingresaron en el ámbito del Tribunal Superior de Justicia, tanto de personas físicas como de sociedades mercantiles, fueron creciendo a lo largo de toda la crisis, en concreto desde 2007 a 2013, año con el mayor volumen hasta los 404. El pasado año se invirtió el registro y disminuyó un 30% (283).

Demandas por despido

De otro lado, la cifra de demandas por despido presentadas en los Juzgados de lo Social en el primer trimestre en la provincia de Ciudad Real aumentó en términos interanuales un 2,2%, frente a la séptima bajada trimestral del 16,2% registrada a nivel nacional.
En concreto, en los datos sobre los efectos de la crisis en los órganos judiciales del CGPJ  recogen que hubo 189 despidos presentados, frente a los 185 contabilizados entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2014.

Con todo, en los últimos dos años el volumen de estos procedimientos presentados por las personas que hayan sido despedidas, una vez celebrado el acto de conciliación o mediación sin avenencia, se ha moderado en la provincia, que llegó a alcanzar en 2012 el máximo número de este tipo de recursos (1.283).

Ya la diferencia interanual entre 2012 y 2013 fue de un 7,5% de caída (1.283 a 1.187), mientras que en 2014 (794) el descenso alcanzó un 33,1%.

En este capítulo vuelve a comprobarse cómo la crisis ha hecho mella en el mundo laboral, pues en siete años se ha doblado la cifra de trabajadores que presentaron en la provincia este tipo de demandas.

Ingresan menos reclamaciones de cantidad laboral

Entre enero y marzo de este año fueron menos los trabajadores de la provincia de Ciudad Real que interpusieron demandas judicialesl a la empresa para que les pagara lo que les debía, bien por retrasos en los salarios o por percibir menos cantidades de lo que estitula su convenio colectivo.

Según la estadísticas del Consejo General del Poder Judicial, los juzgados de lo Social registraron en el primer trimestre del año 252 reclamaciones de cantidad, lo que supone una disminución del 27,4% sobre el mismo periodo de 2014 (347), una caída que choca con el incremento del 2,7% registrado a nivel nacional.

En tasas interanuales sobre ejercicios cerrados, este tipo de procesos han ido cayendo desde 2012 (1.480) en los juzgados de lo Social de la provincia, registrando una caída más fuerte -del 20,7%- hace dos años (1.173), aunque en 2014 se quedó en las 1.043 demandas.

Al inició de la crisis, en 2007, no superaban el millar (970) la cifra de recursos para demandar cantidades laborales por parte de los trabajadores.

El CGPJ explica que en dichas reclamaciones se incluye, igualmente, responsabilidad civil por incumplimiento de obligaciones en materia de Seguridad Social, recargo por omisión de medidas de seguridad e higiene en el trabajo, tercerías en ejecución de sentencias y sanciones disciplinarias.