La Cooperativa Santa Catalina ha molturado 33 millones de kilos de uva

Es un 8% menos que en 2015, pero el fruto de gran calidad augura la elaboración de buenos caldos

Gabriel Jaime
La Solana

La Cooperativa Santa Catalina receptó  un volumen de 33 millones de kilos de uva en la pasada campaña, un 8% menos que el año anterior, con un fruto de gran calidad que augura la elaboración de buenos caldos. La entidad apenas se ha resentido en la bajada generalizada de producción, lo que ha sido posible gracias a la excelente respuesta de sus socios.

Así lo han reconocido el gerente Diego Moraleda y el presidente Gregorio Martín-Zarco, quienes han destacado la participación, la colaboración y la confianza de los socios. De los 33 millones de kilos recibidos, en torno a un 10% corresponden a uva tinta y la mayoría es de la variedad tempranillo. El grueso de la producción corresponde a uva blanca airén, aunque también se van incorporando otras variedades como verdejo, macabeo o sauvignon.

Con esta materia prima, se podrán elaborar buenos vinos, según aseguraron. La bodega trabajará en la línea de caldos de años precedentes con predominio de airén y tempranillo, además de algunos varietales, el tinto selección, el mosto parcialmente fermentado Viñagal y algún coupage. El gerente anunció una novedad con el embotellado de un chardonay con ligero toque de madera.

Almazara

Mientras los vinos van madurando, la empresa está ultimando las obras de mejora de la almazara de cara a la próxima campaña de aceituna. Se ha hecho un nuevo almacén y un moderno decante para dar respuesta a una campaña prevista entre 8 y 9 millones de kilos. Unas obras necesarias para dar cabida a una mayor producción, según indicaron, con el deseo de poder llegar hasta los diez millones en el mejor de los escenarios.

Las obras quedarían finalizadas dentro de un plazo de quince días aproximadamente, fecha en la que la almazara estaría preparada para comenzar a molturar.

Por otro lado, el presidente también se pronunció sobre la formación de una cooperativa de segundo grado junto a otras dos bodegas punteras de la provincia.

Al respecto, dijo que es un proyecto muy interesante, aunque todavía no es un hecho. Martín-Zarco dijo que aún queda aprobarlo en el consejo y llevar el punto a la asamblea general. Reconoció que el proyecto es bueno, pero quieren estar seguros de lo que van a hacer.