Lanza_logotipo_blanco
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
02 marzo 2024
ACTUALIZADO 16:15
  • Ciudad Real
  • El Campo
  • Toros
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
  • Galerías
  • Vídeos
  • Semana Santa 2024
  • Carnaval 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Tribunales

La denuncia de una menor en Fuenlabrada destapa otro supuesto caso de abusos en Daimiel

El acusado se enfrenta a penas de entre 11 y 20 años en la Audiencia de Ciudad Real

El acusado de abusar de una sobrina política menor de edad, en el juicio ante la Audiencia. La sesión ha sido a puerta cerrada / Clara Manzano
El acusado de abusar de una sobrina política menor de edad, en el juicio ante la Audiencia. La sesión ha sido a puerta cerrada / Clara Manzano
Belén Rodríguez / CIUDAD REAL
La víctima es otra sobrina de un hombre condenado en Madrid por abusar de otra menor de la familia (la sentencia está recurrida). La niña de Daimiel dice que sufrió abusos durante tres años

La sección segunda de la Audiencia de Ciudad Real ha juzgado este miércoles a un hombre de 49 años, O.R.H.M., condenado por abusar de una sobrina menor de edad en Fuenlabrada (Madrid), en una sentencia que todavía no es firme porque está recurrida.

Ese caso dio pie a otra denuncia contra él en Daimiel en el verano de 2020, cuando la familia se enteró del juicio en Madrid, y otra sobrina política -ahora de 14 años- contó que a ella le había hecho lo mismo.

La sobrina de Daimiel, con la que entre los años 2016 y 2020 mantenía un contacto estrecho, como con el resto de la familia, ha contado que desde los ocho años, en torno a finales de 2016 o principios de 2017, este tío empezó a darle besos en la boca a modo de saludo y a mostrarle imágenes de personas desnudas.

Después empezó a pedirle que adoptara poses sexualizadas en braguitas o desnuda. A medida que la niña crecía las proposiciones sexuales fueron aumentado de nivel. Le mostró videos pornográficos, hasta que pasó a manosearla cuando se quedaban a solas, en principio por debajo de la ropa.

El testimonio de la menor no se ha escuchado este miércoles en directo en el juicio. No ha tenido que repetirlo, se ha aceptado la videograbación de su testimonio que se hizo en su momento en el juzgado, con presencia de todas las partes y respondiendo a preguntas, en lo que técnicamente se llama prueba preconstituida.

En ese relato la niña cuenta episodios más graves, con intentos de penetración incluidos y que le tomó fotografías a escondidas de sus padres.

Le dijo que no contara lo suyo porque iría a la cárcel

La niña ha contado también que cuando fue denunciado por abusar de otra sobrina en Madrid en junio de 2020 la llamó para decirle que no contara nada porque si no iba a la cárcel.

Al final las niñas hablaron entre ellas y la presunta víctima de Daimiel habló con sus padres, que han roto la relación con el acusado, incluida la tía carnal de la menor, la pareja del presunto pederasta.

El acusado está “hundido” y defiende su inocencia

El acusado, que ha respondido a todas las partes, lo ha negado todo, cree que la denuncia de Daimiel está influida por el caso de Fuenlabrada y “está hundido”, ha contado su abogado Ángel María Rico, que lo defiende por el turno de oficio.

El letrado ha explicado a Lanza que hay testimonios que chirrían y que no existe ni una sola prueba de cargo contra él, excepto la declaración de la niña. “En los registros en su casa y en sus teléfonos móviles no encontraron fotos ni grabaciones sexuales ni nada de la menor”, ha explicado Rico al final del juicio, que se ha celebrado a puerta cerrada.

Tampoco se explica la defensa cómo es posible que todo lo que cuenta la niña sucediera en un piso de noventa metros cuadrados, con mucha familia reunida, sin que nadie se diese cuenta.

“Es de los testimonios más creíbles”

Rodrigo García, el abogado que ejerce la acusación particular en representación de la familia, ha explicado que el testimonio de la menor ha sido muy contundente, “las miembros del equipo psicosocial de los juzgados han explicado que es de los testimonios más creíbles que han tenido que valorar”.

García se aparta de la acusación de la fiscalía que califica lo ocurrido como un único delito continuado de abuso sexual por el que pide once años y medio de cárcel, y solicita veinte años de prisión, porque cree que hay tres delitos, no solo uno. La acusación particular reclama once años y medio de prisión por el delito continuado de abuso sexual, nueve por la exhibición de pornografía a la menor y otro año de prisión por tomarle fotografías.

“Tiene una vida feliz pero es consciente de lo que vivió”

En cuanto al daño moral la fiscalía solicita 25.000 euros de indemnización. La niña, que al principio desarrolló un trastorno de estrés postraumático, con la percepción de sentirse en peligro, está bastante recuperada ahora según García. “Tiene una vida feliz pero es consciente de lo que vivió. Considero que hay pruebas más que suficientes para que se dicte una sentencia condenatoria”.

Noticias relacionadas:
José Emilio Rubio y Darío García, abogados por el STE y CCOO de cuatro de los cinco profesores agredidos / J. Jurado
El empresario acusado de defraudar a la Seguridad Social, durante el juicio en la Audiencia de Ciudad Real / Elena Rosa
La madre de la menor, el 17 de febrero en los juzgados de Ciudad Real / GC
Andalucía registra un leve descenso en el número de niños, niñas y adolescentes tutelados, según Aldeas Infantiles SOS
Los detenidos por concertar un matrimonio forzoso de una niña de 12 años en Malagón, cuando pasaron a disposición judicial  / GC
Esther Peña, portavoz nacional del PSOE /  EP
Cerrar