La Diputación de Ciudad Real destina casi la mitad de sus 106 millones de presupuesto a generar empleo y riqueza económica

La Diputación de Ciudad Real va a destinar el próximo 2017 casi la mitad de sus 106 millones de presupuesto a generar empleo y riqueza económica en la provincia, a través de la promoción económica y el desarrollo turístico, gracias a que se han diseñado unas cuentas rigurosas, equilibradas, municipalistas, solidarias, que persiguen generar empleo y bienestar social, y cautas, según defendió el presidente de la institución provincial, José Manuel Caballero. En concreto, el próximo año la institución provincial va a destinar un total de 50,7 millones de euros a la creación y consolidación de empleo, además de 38 millones de euros para mejorar la calidad de vida en los pueblos y ciudades y 17,3 millones de euros para la atención de las personas y cooperación internacional.

Mercedes Camacho
Ciudad Real

La Diputación de Ciudad Real va a destinar el próximo 2017 casi la mitad de sus 106 millones de presupuesto a generar empleo y riqueza económica en la provincia, a través de la promoción económica y el desarrollo turístico, gracias a que se han diseñado unas cuentas rigurosas, equilibradas, municipalistas, solidarias, que persiguen generar empleo y bienestar social, y cautas, según defendió el presidente de la institución provincial, José Manuel Caballero.

En concreto, el próximo año la institución provincial va a destinar un total de 50,7 millones de euros a la creación y consolidación de empleo, además de 38 millones de euros para mejorar la calidad de vida en los pueblos y ciudades y 17,3 millones de euros para la atención de las personas y cooperación internacional.

Según avanzó el presidente de la Diputación provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero, se trata de unos presupuestos diseñados con 106 millones de ingresos y 106 millones de gasto, aprovechando que es una de las cuatro únicas diputaciones del país con una deuda cero, que tienen como pilares, además de la generación de empleo y riqueza, el municipalismo y el desarrollo de todos los pueblos de la provincia y las personas.

Precisamente respecto a los ingresos, Caballero matizó que probablemente sean mayores pero que se ha preferido partir de una cifra ligeramente inferior a la del año pasado -1,5 millones de euros menos- a la espera de conocer el dinero que llegará del Estado, vía Fondo Complementario de Financiación, tras un casi un año de interinidad del Gobierno de España.

“Son unos presupuestos que se basan en la confianza que tenemos en la provincia y en su gente, en sus posibilidades” destacó el máximo responsable de la Diputación de Ciudad Real, quien agregó que se preocupan por las personas, las empresas, los ayuntamientos, las familias, los jóvenes, los mayores, las mujeres y, en definitiva, todos los colectivos de la provincia.

No perder ni un día

Esa preocupación ha llevado a que este año se presenten las cuentas de la institución provincial un mes antes de lo que era habitual con el objetivo de que se aprueben en el pleno del 25 de noviembre y entren en vigor el mismo 1 de enero.

Para el presidente de la Diputación, facilitar el acceso a un trabajo en el seno de familias que  sufren duramente la lacra del paro “es la prioridad”, como también lo es la atención a las personas más vulnerables, la creación de riqueza a través de la promoción económica y las políticas solidarias por lo que “queremos que se puedan ejecutar desde el 1 de enero de 2017. No se puede perder ni un solo día, ni un solo minuto”.

En líneas generales, los segundos presupuestos que se elaboran con deuda cero en la historia de la Diputación de Ciudad Real reducen los gastos de personal (-1,1%) que pasan de 33,4 millones de 2016 a 33,06 en 2017; los financieros
(-84,4%) al pasar de 450.000 euros a 70.000; el fondo de contingencia (-93,4%) reduciéndose de 4,33 millones a 283.000 euros; y las inversiones propias de la Diputación (-22,23%), de 7,2 a 5,6 millones de euros.

Por el contrario, según los datos facilitados por el presidente de la Diputación -que compareció junto a las vicepresidentas Jacinta Monroy y Lidia Molina-, se incrementan los gastos corrientes (+27,8%) pasando de los 10,55 millones a los 13,48 millones como consecuencia de que en 2017 se celebrará FENAVIN, una feria que requiere de una inversión de 3,5 millones de euros pero que  generan un retorno estimado de 40 millones a la provincia.

Asimismo, se incrementan  las transferencias corrientes, fundamentalmente hacia los ayuntamientos, de 37,97 a 39,78 millones de euros (+4,76%) y las transferencias de capital, que pasan de los 13,54 millones de 2016 a los 13,79 de 2017 (+1,86%).

En el caso de la creación y mantenimiento del empleo, José Manuel Caballero resaltó que se han consignado para 2017 un total de 10,5 millones de euros, el doble que en 2016, para planes de empleo. de los que 6,8 se destinarán a desarrollar una nueva iniciativa conjunta con el Gobierno regional “porque ha demostrado que es beneficioso para la provincia, a la que han llegado 26 millones de euros”, mientras que 3,5 se dirigirán a los ayuntamientos, que podrán destinarlos a planes de empleo propios, a sufragar gastos derivados de las contrataciones o a la compra de material.

Asimismo, la institución provincial contribuirá a dinamizar el mercado de trabajo a través de la inversión de 2,5 millones de euros en acciones de promoción económica, en concreto para impulsar la presencia de la provincia en ferias, promocionar el sector agroalimentario, apoyar a denominaciones de origen e indicaciones geográficas de calidad, además de a empresarios, consejos reguladores y Cámara de Comercio, entre otros entes organizados que contribuyen a desarrollar las potencialidades económicas que acredita el territorio ciudarrealeño.

Importante es también el crecimiento que, dentro de esta área, ha experimentado la partida destinada a acciones que potencian el turismo en la provincia (+20% que en 2016, el primer año que se apostó por esta línea). En total se destinarán 1,2 millones de euros a acciones de promoción del turismo, una actividad económica que crea empleo y riqueza que revierte en los ayuntamientos, las empresas y los propios ciudadanos.

Ayuntamientos

Pero, además de los 50,7 millones de euros para la creación y mantenimiento de empleo, se destinarán 38 millones de euros para mejorar la calidad de vida en los pueblos y ciudades, ya que el municipalismo es otro de los pilares de este presupuesto.

Por ello, explicó José Manuel Caballero, indicó que se destinarán 8,8 millones de euros al Plan Provincial de Obras; 3 millones a ayudas nominativas para infraestructuras; y 4,5 millones al Plan de Apoyo a Municipios de hasta 10.000 habitantes, una partida que también crece este año después de que el año pasado se dedicaran 2,9 millones para localidades de hasta 3.000 habitantes.

Dentro del objetivo de mejorar la vida en todos los pueblos y municipios de la provincia destaca también las partidas de 3 millones de euros  para sufragar actividades culturales, deportivas y de bienestar social; 1,1 para el arreglo de caminos rurales; 5 millones para carreteras; 240.000 euros para el fortalecimiento del desarrollo rural a través de los grupos de acción local; y 100.000 euros para arreglo y rehabilitación de iglesias y cuarteles.

Finalmente, el próximo año la Diputación provincial también ayudará a los ayuntamientos a través del mantenimiento del RSU con la aportación de 4 millones de euros y del SCIS, fundamental en la protección de los vecinos de la provincia, con 8,5 millones.  

Atención a las personas

Caballero, que anunció un ambicioso plan transversal de apoyo al mundo de la discapacidad tanto en el área de empleo como en la de ocio inclusivo, subrayó que el próximo se destinarán 17,3 millones de euros para la atención de las personas y cooperación internacional, con partidas como los 2,5 millones de euros de ayudas de emergencia social.

En este caso, explicó que se han presupuestado 500.000 euros porque se da la circunstancia de que aún existe remanente en el presente ejercicio -a 1 de noviembre se habían gastado 2,2 millones de los 3 previstos para 2016-, por lo que se ha optado por ajustar la consignación para asegurar un mayor porcentaje de ejecución del presupuesto.

En este capítulo se incluyen también los 2 millones de euros de subvenciones a servicios sociales y políticas de igualdad para asociaciones, ya que, como recordó José Manuel Caballero, la Diputación de Ciudad Real es la administración que más contribuye al fomento del asociacionismo en la provincia;  o el millón de euros para cooperación que supera ampliamente el 0,7%.

Asimismo, seguirá desarrollándose del plan de dotación de desfibriladores en la provincia para lo que se han presupuestado 1000 euros que servirán para sumar unos 70 aparatos a los 131 que ya se han instalado.

“Con esta inversión, en la provincia contaremos con un desfibrilador por cada 2.500 habitantes, aunque al final de la legislatura queremos llegar a los niveles de protección de Alemania, de forma que haya una máquina por cada 1.000 habitantes”, agregó el máximo responsable de la institución provincial.

Como novedad, agregó que este año se ha presupuestado, “ante la demanda de los usuarios y del propio sector”, una partida de 30.000 euros que se dedicará a la adaptación de los taxis, especialmente en los municipios más pequeños, para que los vehículos sean plenamente accesibles y puedan ser utilizados por personas con discapacidad.

Eliminar el techo de gasto

“Esperamos que el Gobierno de España derogue la regla de gasto para que podamos destinar todos nuestros ingresos, sin recurrir a deuda, en lo que nos importa que son las personas y nuestros pueblos, el tejido productivo y social, en lugar de tener que guardar una parte en el bando dado que nuestra deuda es 0” señaló el presidente de la Diputación, quien recordó que el año pasado la Diputación finalizó el año con 50 millones de euros en el banco, una cifra similar a con la que se espera acabar este año.

“Es un montante que sería deseable que pudiera ser utilizado en beneficio de los ciudadanos y los pueblos de la provincia porque la Diputación de Ciudad Real no necesita recurrir a deuda”.

Finalmente, José Manuel Caballero expresó su deseo de que el PP apoye estos presupuestos porque, consideró, son buenos positivos para la provincia. “Sería un sería un buen mensaje de unidad, y salvo que Cospedal les ordene lo contrario, creo que el Grupo Popular en la Diputación está en disposición de apoyarlos”.

En este sentido, agregó que no son unos presupuestos “sectarios” aunque sí “ideológicos” en el sentido de que “atienden a los compromisos que siempre hemos tenido desde el PSOE, como son la solidaridad y la igualdad”.