La Diputación mantiene a punto el dispositivo provincial contra el frío por si hay incidencias

La institución activó el pasado noviembre el plan especial para solventar situaciones por inclemencias en las carreteras provinciales

La Diputación provincia de Ciudad Real mantiene a punto el dispositivo para afrontar la primera ola de frío de este invierno en la red provincial de carreteras, con 500 toneladas de sal y un equipo de personas y vehículos repartidos en las seis zonas previstas en el plan especial que se activó el pasado mes de noviembre. Manuel López-Alcorocho, responsable de Infraestructuras, Obras y Vías,  explicó que actuarán en caso de incidencias por nieve o hielo, y si las inclemencias metereológicas sobrepasaran su nivel de competencia, intervendrán en colaboración con Protección Civil.

J. Y.
Ciudad Real

El diputado recordó que el dispositivo especial para intervenir ante situaciones climatológicas adversas en los 1.724 kilómetros de carreteras provinciales, como el frío polar previsto para este martes y miércoles, se puso en marcha el pasado mes de noviembre, y se mantendrá a lo largo de la estación invernal.

Los equipos están compuestos, indicó el diputado, por medios humanos (50 personas), y  por expendedoras de sal y quitanieves, además de 50 vehículos de su parque móvil de obras, entre camiones, motoniveladoras y retroexcavadoras, que permitirán “atender cualquier eventualidad o incidente causado por el temporal”.

Igualmente, tienen acumuladas 500 toneladas de sal para minimizar las heladas en los seis puntos de la provincia en la que la tienen dividida para dar una cobertura más puntual y localizada ante posibles incidentes, como son Ciudad Real, Almadén, Bolaños de Calatrava, Los Cortijos, Manzanares y Torrenueva.

López-Alcorocho señaló en casos de situaciones extremas trabajan en colaboración con Protección Civil en el dispositivo coordinado por la Junta de Comunidades.

“En condiciones normales, en nuestras carreteras repartimos sal y retiramos la nieva si la hay, pero si hay una dinámica más complicada, nos ponemos a disposición de la dirección de Protección Civil para echar una mano”, explicó el responsable del área provincial de Infraestructuras.

Sobre las comarcas más conflictivas por fenómenos climatológicos adversos en la extensa provincia ciudarrealeña en el periodo invernal, sostuvo que el Campo de Montiel es donde se registran más, si bien “no suele haber problemas porque como hay antecedentes, actuamos ante cualquier incidente”.

En cuanto a la “salud” de la maquinaria, el también vicepresidente segundo sostuvo que el parque móvil de obras de la institución tiene garantía porque de manera continuada realizan inversiones para renovar los equipos obsoletos y adquirir otros nuevos “en función de las necesidades”.