La Diputación y la Junta invertirán 6,6 millones de euros para reducir la huella de carbono y mejorar la eficiencia energética en la provincia de Ciudad Real

Carlos Monteagudo Ciudad Real

Reunión mantenida este viernes entre la Consejería de Desarrollo Sostenible y la Diputación Provincial de Ciudad Real / Elena Rosa

Ambas instituciones pondrán a disposición de los ayuntamientos de la provincia 6,6 millones de euros para proyectos para el uso de energías renovables en instalaciones públicas, eficiencia energética en edificios municipales e instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos.

El Gobierno de Castilla-La Mancha y la Diputación Provincial de Ciudad Real invertirán 6,6 millones de euros para reducir la huella de carbono y mejorar la eficiencia energética a lo largo y ancho de la provincia, dado que estas ayudas, incluidas en el Plan Estratégico de la lucha contra el cambio climático, estarán dirigidas a los 102 ayuntamientos que conforman la provincia de Ciudad Real.

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, y el presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero, han ofrecido este viernes una rueda de prensa posterior a la reunión que han mantenido entre ambos para trazar las líneas a seguir en este asunto tan importante como es la lucha contra el cambio climático y el respeto al medio ambiente.

De esta manera, la JCCM pondrá a disposición de los ayuntamientos ciudarrealeños un total de 5,5 millones de euros, a los que la Diputación de Ciudad Real sumará el 20% de esta cuantía, es decir, 1,1 millones de euros más, haciendo un total de 6,6 millones de euros.

Los municipios podrán presentar proyectos para el uso de energías renovables en instalaciones públicas (dotados con unos cuatro millones de euros en ayudas), eficiencia energética en edificios municipales (un millón) e instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos (500.000 euros).

Reunión mantenida este viernes entre la Consejería de Desarrollo Sostenible y la Diputación Provincial de Ciudad Real / Elena Rosa

Reunión mantenida este viernes entre la Consejería de Desarrollo Sostenible y la Diputación Provincial de Ciudad Real / Elena Rosa

El presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha avanzado que con estos seis millones y medio de euros se realizarán más de 300 actuaciones a lo largo y ancho de la provincia, centrándose principalmente en los municipios de menor tamaño y donde la despoblación acecha. Así mismo, Caballero ha indicado que esta importante inversión servirá también para generar puestos de trabajo en los municipios de la provincia de Ciudad Real, dado que la instalación de los mismos necesitará mano de obra.

“En un territorio como el nuestro, con un gran potencial natural y medioambiental, las administraciones tienen que dar un paso más y hacer una apuesta decidida por cambiar de manera sustancial el consumo energético”, ha aseverado Caballero.

Por su parte, el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha expresado su satisfacción por anunciar esta inversión el 14 de febrero, Día Mundial de la Energía. Una inversión millonaria que tendrá “dos claros objetivos: la lucha contra el cambio climático y una apuesta por la transición energética”.

Rueda de prensa ofrecida por Escudero y Caballero tras la reunión / Elena Rosa

Rueda de prensa ofrecida por Escudero y Caballero tras la reunión / Elena Rosa

El consejero ha explicado que, desde su publicación en el DOCM, hecho que se producirá probablemente el lunes de la semana que viene, los ayuntamientos tendrán de plazo un año para ejecutar los proyectos sobre eficiencia energética en edificios municipales y la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos, y de 20 meses en el caso de instalaciones de energías renovables en espacios públicos.

“Con este paquete de ayudas dinamizaremos la economía de los pueblos, generando empleo verde y beneficiando al medio ambiente”, ha destacado, al tiempo que ha recordado que también servirá para que la provincia de Ciudad Real siga a la cabeza de generación de energía renovable en Castilla-La Mancha, con más de 600 Mwh instalados.