La ermita de Jesús del Perdón estrena suelo de mármol

Noemí Velasco Manzanares
Julián Nieva, junto a Beatriz Labián, Miguel Ramírez y Rafael Huéscar, en la ermita de Jesús del Perdón de Manzanares / N. V.

Julián Nieva, junto a Beatriz Labián, Miguel Ramírez y Rafael Huéscar, en la ermita de Jesús del Perdón de Manzanares / N. V.

Las obras de sustitución del embaldosado de la ermita de Jesús del Perdón de Manzanares han finalizado tras una inversión del Ayuntamiento de 40.000 euros, que ha incluido la eliminación de barreras arquitectónicas. El patrón volverá a su templo el próximo sábado, en procesión extraordinaria

La ermita de Jesús del Perdón de Manzanares luce con nuevo embaldosado blanco y verde, en sintonía con los colores del retablo del imaginero sevillano Luis Ortega Bru, que preside la capilla. El Ayuntamiento de Manzanares ha invertido 40.000 euros en la sustitución del suelo de mármol, que estaba muy deteriorado.

El alcalde de Manzanares, Julián Nieva, acompañado de los concejales Beatriz Labián y Miguel Ramírez, y del presidente de la Hermandad de Jesús del Perdón, Rafael Ángel Huéscar, visitó el miércoles la ermita, que volverá a acoger al patrón de la ciudad el próximo sábado tras una procesión extraordinaria.

Así pues, el primer edil expresó su “satisfacción” por el resultado de la obra, que deja lista “para mucho tiempo” esta ermita de 200 metros cuadrados que es una de las más visitadas de Manzanares, tanto por devotos como por turistas. Nieva destacó que el Ayuntamiento “ha estado a la altura de las circunstancias”, a diferencia de lo que ocurrió con el hundimiento de la techumbre.

Cinco años con el suelo deteriorado

Nuevo suelo y aparatos de calefacción en la ermita de Jesús del Perdón / N. V.

Nuevo suelo y aparatos de calefacción en la ermita de Jesús del Perdón / N. V.

La sustitución del deteriorado suelo era una necesidad desde que en 2013 se hundió el tejado de la ermita y el desembolso que tuvo que hacer la hermandad para estas obras que llegaron a alcanzar 190.000 euros ha retrasado los tiempos.

La colaboración del Ayuntamiento ha permitido adelantar las obras, que también ha incluido la adaptación de la puerta de madera exterior con criterios de accesibilidad. Así pues, Rafael Ángel Huéscar destacó que la colaboración del Ayuntamiento ha significado “una oportunidad única” y dio las gracias también a todos los vecinos de Manzanares.

Además, la hermandad ha aprovechado para empotrar las tuberías de la calefacción y sustituir los calefactores, ya que “hacían mucho ruido y daban poco calor”, con una inversión de otros 10.000 euros.

De esta manera, la imagen de Jesús del Perdón saldrá a las 21.30 horas en un traslado extraordinario, después de permanecer expuesta en los dos últimos meses en la Parroquia de la Asunción, como ocurre durante el novenario de las fiestas patronales. El resto de imágenes del templo también volverán a su sitio.

La historia de la hermandad

Puertas accesibles en la ermita de Jesús del Perdón / N. V.

Puertas accesibles en la ermita de Jesús del Perdón / N. V.

Construida en el siglo XVI, la ermita de la Vera Cruz existió antes de la llegada de la imagen de Jesús del Perdón a Manzanares. Rafael Ángel Huéscar recordó a lanzadigital.com que el primer edificio debía ser bastante parecido a la ermita de San Antón y que luego sufrió una ampliación a partir de la donación de los Marqueses de Quesada, a cambio de mantener una conexión permanente con la ermita a través de un ventanal con una reja, que todavía existe en la actualidad.

La llegada del primer Cristo Arrodillado a Manzanares fue en 1609, costeado por Catalina Martínez, y al principio no fue el titular del templo, aunque enseguida suscitó mucha devoción. Ochenta años después aparece la hermandad, que es posible que absorbiera a la antigua cofradía de la Vera Cruz.

De aquella ermita hoy sólo queda en pie la primera capilla y de la antigua imagen del que en la actualidad es patrón de Manzanares tampoco queda nada por los avatares de la Guerra Civil Española. La imagen del Jesús del Perdón de Quintín de Torre y Berásegui llegó a Manzanares en 1942 y el retablo también es de mitad del siglo XX.

Además, las imágenes de San Juan y la Virgen de la Esperanza, también de Ortega Bru, forman parte del patrimonio de la Cofradía de Jesús del Perdón, que cuenta con alrededor de 1.900 hermanos y que con bastante probabilidad es de las mayores de la provincia.