La Fiscalía califica de notable la seguridad en la provincia, aunque llama la atención sobre la gravedad de varios hechos

Jesús Gil, Luis Huete y Carmen Mendiola / J. Jurado

Jesús Gil, Luis Huete y Carmen Mendiola / J. Jurado

Durante la presentación de la Memoria 2020 de la Fiscalía, el fiscal jefe de Ciudad Real, Luis Huete, analizó un año judicial marcado por un confinamiento que redujo la cifra de procedimientos respecto al año anterior.

La Fiscalía de Ciudad Real ha destacado esta mañana el nivel de seguridad “notable” de la provincia de Ciudad Real, aunque llama la atención sobre la gravedad de varios hechos, como homicidios y casos extremos de violencia de género.

Durante la presentación de la Memoria 2020 de la Fiscalía, el fiscal jefe de Ciudad Real, Luis Huete, analizó un año judicial marcado por un confinamiento que redujo la cifra de procedimientos respecto al año anterior.

Sobre la evolución de la criminalidad, el fiscal jefe apuntó que se aprecia un claro descenso. Así, según los procedimientos procedentes de la Policía Nacional, se registraron en 2020 un total de 1.278 delitos patrimoniales (un 11,8% menos), aunque en ellos crecen ligeramente los robos violentos y de forma más notable los casos de estafa, en especial vía internet.

En delitos contra las personas disminuyeron un 10,7% hasta los 432, y entre ellos, hay que lamentar tres casos de homicidio.

Respecto a la Guardia Civil, en 2020 ha registrado 3.493 delitos, casi un cinco por ciento menos que el año anterior. En ellos se aprecia un descenso de los delitos patrimoniales y contra las personas, y un incremento en delitos contra la libertad, contra la libertad sexual y el orden público.

En el ámbito judicial, el fiscal jefe informó de que en 2020 se desarrollaron 13.488 diligencias previas, un 19% menos. En esta línea, se llevaron a cabo 1.402 procedimientos abreviados (un 11,5% menos). También se redujeron las diligencias urgentes, pasando de 2.208 en 2019 a 1.570. En este punto Luis Huete explicó que la mayor parte de estas diligencias de juicios rápidos atienden a casos de conducción sin permiso o bajo los efectos del alcohol, y el descenso responde a los meses de confinamiento en los que no se registraron este tipo de delitos.

En cuanto al desarrollo de sumarios para procesos de mayor complejidad, el fiscal jefe detalló que en 2019 se incoaron 15, mientras que el año pasado fueron 11.

Profundizando en el ámbito penal, subrayó una reducción importante reducción de juicios que superó el 25%,  en gran medida por el confinamiento. En 2020 se cifraron en 1.115. En este sentido Luis Huete informó de que la Fiscalía ha trabajado con éxito en potenciar el desarrollo de escritos de conformidad sin esperar al juicio, lo que ha acelerado un importante número de procedimientos.

Respecto la Audiencia Provincial, en 2020 se gestionaron 58 casos, de los cuales 54 finalizaron con sentencia condenatoria, 31 con conformidad de las partes.

Jesús Gil, Luis Huete y Carmen Mendiola / J. Jurado

Jesús Gil, Luis Huete y Carmen Mendiola / J. Jurado

En cuanto a la Fiscalía de Menores, Huete subrayó el incremento de procesos por violencia intrafamiliar. En este sentido consideró oportuno el desarrollo de programas de prevención en la materia, al igual en materia de libertad sexual.

Por su parte la teniente fiscal Carmen Mendiola expuso el descenso en la incoación de procesos de separación, divorcio y regulación de la situación de menores, pasando de 1.657 en 2019 a 2020. Del mismo modo explicó que la nueva Ley 8/2021: reforma civil y procesal para el apoyo a personas con discapacidad, dota de nuevas responsabilidades a los fiscales.

En este sentido el fiscal jefe de Ciudad Real incidió que esta nueva normativa, así como otras nuevas tareas que imponen al colectivo fiscal, hace más necesaria cumplir su vieja reivindicación de aumentar la plantilla de fiscales y funcionarios. “Como mínimo tres, dos para la zona este de la provincia, y uno para Ciudad Real”, manifestó Huete, que detalló que la plantilla no ha crecido desde que tomó posesión de su cargo en 2015.

Por su parte el fiscal delegado de Violencia sobre la Mujer en Ciudad Real y en Castilla-La Mancha, Luis Gil, informó de que en 2020 el número de casos por violencia de género ha bajado ligeramente, aunque hizo hincapié en el aumento de la gravedad. “Hay menos violencia, pero más grave”.