La fotografía, pilar fundamental de Lanza a la hora de informar

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Los tres actuales fotógrafos de Lanza. De izquierda a derecha: Jacinto Jurado, Elena Rosa y Clara Manzano

Los tres actuales fotógrafos de Lanza. De izquierda a derecha: Jacinto Jurado, Elena Rosa y Clara Manzano

La imagen en Lanza ha ido ganando posiciones en los últimos años, desde el principio, donde apenas aparecía en los periódicos, hasta la implantación del digital, donde la fotografía es uno de los elementos más importantes.

De sobra es conocida la frase “una imagen vale más que mil palabras”, en Lanza, como no podía ser de otra manera, esta frase cobra aún más fuerza y podríamos decir que la fotografía es uno de sus pilares fundamentales, igual o más importante que su redacción. Actualmente tres fotógrafos, Jacinto Jurado, Clara Manzano y Elena Rosa, se encargan de captar las mejores imágenes para nuestros lectores.

En los primeros tiempos de Lanza, el diario tenía posibilidad de hacer clichés, ya que la Editorial Calatrava, donde se imprimía, tenía la posibilidad de hacer clichés, de ahí a que el periódico contratase “externamente” a Luis Morales Sánchez-Cantalejo como colaborador gráfico, que revelaba sus fotos en su estudio de la capital provincial.

Hasta los años 90, los colaboradores gráficos y los fotógrafos profesionales tenían que hacer el trabajo en sus propias casas o estudios de fotografía para después hacérselo llegar a la redacción. Los colaboradores cobraban por fotografía publicada, independientemente del tamaño que ocupara la misma. No fue hasta estos años cuando Lanza metió en plantilla al primer fotógrafo en plantilla, Jacinto Jurado, que todavía hoy continúa en esta casa. Previamente, este fotógrafo había trabajado externamente para el periódico a través de ‘JUVER’.

“Nosotros entramos a trabajar porque se quería potenciar más la imagen en el periódico, ya que hasta el ochenta y pico apenas iban fotografías. Recuerdo que se hizo una encuesta de cómo se podía mejorar Lanza en aquel momento y la demanda era más información gráfica, más o menos lo que piden hoy en día”, explica Jurado, el primer fotógrafo en plantilla de Lanza.

Comenta que los primeros años fueron “de sudar tinta y trabajar muchísimo”, pero a su vez “apasionantes”, ya que los años 90 fueron unos años en los que la provincia de Ciudad Real comenzó a despegar. Desde ahí, han pasado “todo el proceso” de la impresión de las fotografías.

Según los fotógrafos, cuando todavía se revelaban las imágenes “echábamos toda la mañana en la calle y a partir de las cinco de la tarde empezábamos a revelar”. Por aquel entonces, “tenían muchísimo cuidado” de no gastar más de tres carretes de 36 exposiciones cada uno (unas 100 fotos) al día “y ahora son miles las que hacemos a diario”.

Los tres fotógrafos de Lanza consideran que en cuanto a calidad, cantidad e inmediatez se ha ganado “muchísimo”. “Lo que más valoramos de ahora es la rapidez a la hora de trabajar”, además del incremento que experimentaron en estos últimos años al ganar la imagen más protagonismo en el periódico en papel “y más ahora con el digital con la implantación de galerías de imágenes”.

Por su parte, Clara Manzano, se atreve a asegurar que el periódico en los últimos años “siempre ha crecido al mismo ritmo que la fotografía, ya que poseíamos lo último, dentro de las posibilidades”. “Si ha habido un avance en la fotografía, nosotros hemos sido de los primeros en tenerlo”.

Llegada del vídeo

Desde que Lanza se adentrara en su proyecto digital, en mayo de 2017, hace ahora un año, el medio de comunicación ha apostado en sus múltiples informaciones por incluir el vídeo como un elemento informativo más, es por ello que los fotógrafos se han convertido en operadores de cámara.
Los fotógrafos consideran que ha sido un cambio difícil, sin embargo les ayuda a seguir creciéndose y a seguir formándose pese a la experiencia. “Nosotros hasta ahora hemos sido sordos. El sonido es totalmente nuevo para nosotros, ahora de repente tenemos que oír todo y estar pendiente de ello”, confiesa Manzano.