La industria de Manzanares contempla la creación de 250 puestos de trabajo directos en alrededor de un año

Noemí Velasco Manzanares
El alcalde de Manzanares, Julián Nieva, anuncia novedades en materia de promoción económica / N. V.

El alcalde de Manzanares, Julián Nieva, anuncia novedades en materia de promoción económica / N. V.

El alcalde de Manzanares confirma la implantación de una envasadora de aceite y la apertura de un nuevo concesionario de camiones, de forma paralela a la instalación de nueve plantas fotovoltaicas y las ampliaciones en varias plantas del polígono. Julián Nieva asegura que "el crecimiento económico de Manzanares es indudable" y anuncia mejoras en seguridad y aparcamiento en el polígono industrial

El polígono industrial de Manzanares se mueve. El alcalde de Manzanares confirma la implantación en los próximos meses de una envasadora de aceite y la apertura de un nuevo concesionario de camiones, aparte de las ampliaciones previstas en las plantas de Tosfrit, Cortizo y Corext. Julián Nieva confirma además que los trámites para la instalación de las nueve plantas fotovoltaicas en el municipio están muy avanzados.

El primer edil asegura en una entrevista para Lanza que Manzanares creará “como mínimo 250 puestos de trabajo directos” en alrededor de un año, a través de proyectos de empresas ya instaladas y otras de nueva implantación, y sin tener en cuenta la puesta en marcha de la cuarta fase del polígono de la sociedad estatal Sepes ‘Manzanares ampliación’, que implica 260.000 metros cuadrados de terreno industrial y 12 millones de euros de inversión.

Las gestiones para la instalación de las plantas fotovoltaicas están avanzadas. Julián Nieva confirma que “la mayoría tendrán licencia en el primer trimestre del próximo año” y el Equipo de Gobierno espera que todas estén en marcha a finales de 2019. La previsión es que creen alrededor de 50 puestos de trabajo.

Además, el primer edil confía en que la implantación de energías renovables no quede ahí, dado que la línea Manzanares 400 “va a ser una realidad dentro de poco” y con una capacidad cercana a los 600 megavatios la ciudad “tiene todas las posibilidades para ser el punto de referencia” para otras empresas eléctricas.

En otro orden, el primer edil confirma la “inmediata” instalación del concesionario Renault de camiones, que incluirá “concesionario, taller, venta y recambio”, un factor que puede contribuir a que Manzanares, donde desde hace años trabajan Volvo y Scania, sea la alternativa de las principales marcas de vehículos pesados.

Asimismo, conllevará nuevos puestos de trabajo la ampliación de la fábrica de aperitivos Tosfrit, con la que pretende exportar productos fundamentalmente al mundo anglosajón, las ampliaciones de Artesanos Queseros Manchegos y Corext, y el ambicioso proyecto de Cortizo.

La fábrica de aluminios ya tiene licencia para la construcción de una nave de grandes dimensiones en la parcela de 20.000 metros cuadrados adquirida hace unos meses. En palabras del alcalde, “el proyecto la consolidará como la planta más importante del grupo en la extrusión de aluminio y una de las más importantes de Europa”.

Más proyectos de planta fotovoltaica y nuevos concesionarios en el horizonte

El alcalde asegura que la cifra de creación de empleo es “aproximada”, pero “nada presuntuosa”. En los últimos tres años, 500 desempleados han encontrado trabajo en Manzanares, donde se han creado 900 puestos de trabajo.

Julián Nieva aún es más ambicioso y confiesa que en un escenario “a medio de plazo de cuatro años” habrá “nuevos proyectos de plantas fotovoltaicas”, “Manzanares contará con las principales marcas de vehículos pesados” y “la ciudad tendrá importantes centros de distribución de alimentación”.

De hecho, el desarrollo del polígono Sepes constata, a juicio del alcalde, “que el crecimiento económico de Manzanares es indudable, que Manzanares es una realidad empresarial y que todos los empresarios tienen el punto de mira en la ciudad”. “Manzanares se va a convertir en los próximos años en uno de los principales centros de producción de la provincia y la región”, destaca el alcalde, que no olvida recordar que el 22 y 23 de noviembre tratarán estos temas en las VIII Jornadas Empresariales.

El impulso definitivo: la línea de velocidad alta

El impulso definitivo para la ciudad podría ver con la continuación de la línea de velocidad alta Madrid-Jaén. Julián Nieva está convencido de que el Gobierno de Pedro Sánchez contempla el trazado con doble ancho de vía para tráfico de mercancías y pasajeros, que situaría a Manzanares “a 45 minutos del centro de Madrid”.

Además, Nieva asegura que el proyecto, que reforzaría la situación estratégica de Manzanares en el terreno de las comunicaciones, “conllevaría una nueva estación del ferrocarril”. La culminación de este proyecto sería positiva para toda la provincia, al igual que la puesta en funcionamiento del aeropuerto de Ciudad Real, del que la localidad espera verse “favorecida y beneficiada”.

Más seguridad en el polígono y aparcamiento para camiones

De forma paralela a las gestiones para aumentar la oferta de suelo industrial, el Equipo de Gobierno también ha trabajado para ganar en seguridad. Julián Nieva señala que “inmediatamente se va a adjudicar la instalación de un sistema avanzado de videovigilancia con cámaras de última generación”.

El objetivo es que todas las entradas a Manzanares estén controladas, “un plus de seguridad en un polígono que ya por sí mismo lo es”. El Ayuntamiento ya aporta 70.000 euros anuales a la seguridad privada del polígono a través de una subvención a la asociación de empresarios. “Queremos un polígono seguro al 100%”, añade.

Asimismo, el Ayuntamiento ha afrontado con planes de empleo la disposición de nuevos aparcamientos, ya que en algunas zonas hay colapso, y Julián Nieva se plantea el “estudio inmediato” de un gran aparcamiento para camiones. Dada su localización, como punto de encuentro entre la Autovía de Andalucía A-4 y la A-43 a Valencia, Nieva quiere convertir la ciudad en “un punto de referencia para la parada nocturna”.