CSIF asegura que cuenta con el respaldo de la Inspección de Trabajo por las «irregularidades del SCIS» respecto a la jornada laboral de los Bomberos de Ciudad Real

Lanza Ciudad Real
El SCIS en Ciudad Real durante una de sus tareas

El SCIS en Ciudad Real durante una de sus tareas

Este sindicato explica que la institución reconoce que el SCIS vulnera tanto el VII Convenio Colectivo como la Ley del Estatuto de los Trabajadores al obligar a sus efectivos a realizar más turnos al año de lo acordado y numerosas horas extra para solventar la falta de personal de los nueve parques de la provincia

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) celebra el informe emitido por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Ciudad Real el pasado 2 de septiembre donde respalda las reivindicaciones de CSIF contra las irregularidades establecidas por el Consorcio del Servicio Contra Incendios y de Salvamento (SCIS) respecto a la instauración de la Jornada de Especial Dedicación, una medida aprobada junto a otro sindicato y con la negativa de CSIF, cuya finalidad es obligar a sus trabajadores a ejercer numerosas horas de más para cubrir la tremenda necesidad de personal existente en los nueve parques de la provincia sin que estas se computen como un servicio extraordinario.

El pasado mes de agosto, este sindicato acudió a la Inspección Provincial de Trabajo para denunciar que el SCIS mantiene actualmente con sus trabajadores jornadas laborales que superan los 65 turnos de 24 horas al año pese a lo establecido en el VII Convenio Colectivo, donde se determina que deben ejercer solo 60 turnos anuales.

Esto, tal y como expone CSIF, supone exceder las 1.568 horas al año establecidas por Convenio, lo que conlleva una vulneración de sus derechos laborales que la Inspección Provincial reconoce y por la que lanza una advertencia al Consorcio, ya que establece que, a fecha de 31 de diciembre de 2020, la mayoría de los bomberos de Ciudad Real habrán superado el número de turnos que deben realizar.

Además, el sindicato incidió también en que la aplicación de esta Jornada de Especial Dedicación implica que todo el personal debe sumar 11 turnos anuales más de 24 horas para solventar la precariedad de las plantillas, lo que supone un servicio extraordinario que no será retribuido como tal puesto que esta fórmula contempla que dichas horas se consideren intrínsecas a su labor.

En este sentido, la Inspección Provincial de Trabajo vuelve a dar la razón a CSIF y remarca que, en línea con lo decretado en el artículo 35 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, las horas correspondientes para prevenir y reparar siniestros y otros daños extraordinarios o urgentes se realizarán “sin perjuicio de su compensación como horas extraordinarias”.

La Central Sindical aplaude las advertencias que la Inspección Provincial ha lanzado al Consorcio por sus irregularidades y le alienta a suprimir la implantación de esta fórmula creada expresamente para camuflar numerosas infracciones laborales con tal de no asumir la contratación de los 59 efectivos que, según CSIF, se necesitan en la provincia para garantizar los mínimos de personal sin sobrecargar aún más a una plantilla cada vez más mermada y envejecida, cuya media de edad se sitúa actualmente entre los 55 y los 58 años.

Frente a esto, el sindicato señala que esta es solo una de las constantes negligencias asociadas a la actual gestión del SCIS que, desde el minuto uno, se ha caracterizado por sus constantes evasivas a la situación de colapso y deterioro que concierne a los bomberos de la provincia de Ciudad Real. Por tanto, CSIF exige la dimisión tanto del actual presidente como del gerente del Consorcio y pone de manifiesto que, en caso de recibir caso omiso a sus peticiones, no dudará en acudir a la vía judicial con tal de garantizar los derechos laborales de estos efectivos.