La junta de personal advierte: “Ciudad Real necesita un juzgado exclusivo de violencia machista”

B.R./Lanza Ciudad Real
Juzgado de instrucción número 5 de Ciudad Real, con competencias en Violencia sobre la Mujer / J.Jurado

Juzgado de instrucción número 5 de Ciudad Real, con competencias en Violencia sobre la Mujer / J.Jurado

Dicen que la carga de trabajo en los juzgados con esta competencia “es insostenible” en toda la provincia y han pedido una reunión con la ministra de Justicia Dolores Delgado

La necesidad de reforzar todos los juzgados de la provincia que realizan funciones de Violencia Sobre la Mujer y crear un juzgado exclusivo en la provincia de Ciudad Real “es imperiosa”. Lo dice la junta de personal de justicia que ha pedido una reunión urgente con la ministra de Justicia Dolores Delgado para abordar el problema.

Las nuevas competencias que estableció la Ley contra la Violencia de Género de 2004 para los juzgados a nivel penal y civil han supuesto para los trabajadores un aumento de la carga procesal inasumible, explican en un comunicado.

De guardia permanente y sin pagar más

Este problema, que se lleva denunciando años, vuelve a ser una prioridad para la junta de personal, “al no estar liberados de otros asuntos, la plantilla debe compatibilizar la función del juzgado de primera instancia e instrucción con las específicas de Violencia sobre la Mujer”. Esto se traduce en que durante la jornada ordinaria funciona como un servicio de guardia permanente que se cubre de forma gratuita, paralizando el resto de asuntos.

Falta tiempo para atender tanto trabajo

La junta de personal incide también en el volumen de trabajo “imposible de atender por la falta material de tiempo”, lo que afecta  a salud de los funcionarios “que sufren episodios de ansiedad y estrés laboral”, asegura Ricardo Rosales, el presidente de la junta de personal.

Los juzgados de violencia, destinos a evitar

Según dicen los juzgados de violencia sobre la mujer son destinos a evitar por el funcionario que, en cuanto puede concursar, prefiere otras plazas con menor sobrecarga. La inestabilidad de la plantilla se une a las carencias formativas específicas en la materia de “igualdad y no discriminación por razón de sexo y sobre violencia de género” que preveía la ley a la falta de una retribución acorde a las nuevas circunstancias “con jornadas maratonianas, donde se sabe cuándo se empieza a trabajar, pero no cuándo se va a terminar, lo que hace prácticamente imposible conciliar la vida personal y familiar”, añade Rosales.

La junta de personal de Ciudad Real considera prioritario trasladar a la ministra la necesidad de crear juzgados especializados y exclusivos de esta materia, con el consecuente aumento de plantilla, no sólo en la capital, sino en todos los partidos judiciales de la provincia.

Penosidad laboral

También exigen un plan de formación continua, crear puestos de trabajo singularizados, con concursos de traslado específicos y con complementos retributivos que incentiven la penosidad del puesto