La Junta valora la solidaridad ciudadana y subraya los programas públicos de cribado para la prevención del cáncer

Julia Yébenes Alcolea de Calatrava
La consejera Portavoz y de Igualdad, Blanca Fernández / Clara Manzano

La consejera Portavoz y de Igualdad, Blanca Fernández / Clara Manzano

La consejera Portavoz y de Igualdad, Blanca Fernández, ha recordado la puesta en marcha el próximo 1 de abril de la transmisión digital de las imágenes del cribado del cáncer de mama, que “favorecerá la calidad y la seguridad de las mujeres”

La consejera Portavoz y de Igualdad, Blanca Fernández, ha mostrado el compromiso del Gobierno regional con su participación en la marcha, y ha valorado la solidaridad de los castellano-manchegos ante iniciativas de calado concurrente.

“No somos la comunidad más rica, pero sí eminentemente solidaria”, ha celebrado, en base a la alta participación en eventos ciudadanos.

Ha defendido la sanidad pública y los recursos que el Gobierno de Emiliano García-Page emplea para “seguir avanzando” en la lucha contra la enfermedad, y sobre todo en la prevención, como la puesta en marcha el próximo 1 de abril de la transmisión digital de las imágenes del cribado del cáncer de mama, que “favorecerá la calidad y la seguridad de las mujeres”.

También ha subrayado la cobertura de “la sanidad universal y gratuita, con independencia del nivel económico de cada persona”, que en casos de cánceres “puede tener altas expectativas de cura”.

Por ello, Fernández ha visto necesario el fomento de la prevención, para la detección precoz y el acaparamiento de posibilidades de éxito a la hora de la curación. Los programas de cribado del cáncer de colon, útero o mama son, e nsu opinión, fundamentales en esta fase. En el más extendido, de mama, pasan 150.000 mujeres cada año, el 80% de la población femenina de la región, una medida “muy importante” para el colectivo.

En Castilla-La Mancha se detectan, ha recordado la consejera, 12.000 cánceres al año, cuyos pacientes tienen asegurados un tratamiento eficaz y cercano,  gracias al compromiso del Gobierno regional de llevar la Medicina Nuclear a las cinco provincias. Actualmente, proporcionan el servicio en una unidad móvil de PET-TAC, que ha permitido en 2019 atender a casi 4.000 personas, y ha evitado que los pacientes tuvieran que recorrer un total de 1,5 millones de kilómetros. Así, “han visto mejorada su calidad de vida y el acceso a los recursos”.

Con todo, en su opinión, ha quedado claro esta semana, con la celebración del Día Mundial del Cáncer, “que la sanidad española es la mejor del mundo y que la de la región está a la cabeza”.