La mejor música para mostrar la espectacular riqueza de la provincia

Mercedes Camacho Ciudad Real
Cózar es uno de los lugares emblemáticos de la provincia que se quieren promocionar / Elena Rosa

Cózar es uno de los lugares emblemáticos de la provincia que se quieren promocionar / Elena Rosa

Si hay una actuación novedosa que está caracterizando la gestión de José Manuel Caballero como presidente de la Diputación de Ciudad Real es su evidente apuesta por la promoción turística de la provincia, siempre desde la perspectiva del potencial que tiene como generadora de empleo y riqueza y, por tanto, de fijación de la población en una provincia eminentemente rural como esta. Y, para ello, el máximo responsable de la institución provincial no sólo está apostando por incidir en los destinos que resultan más conocidos o fácilmente identificables -que ya son puerta de entrada a la provincia como los parques nacionales y naturales, Almagro, Infantes o Criptana- sino que apuesta por mostrar otros encantos que pueden pasar algo más desapercibidos pero que, cuando se conocen, enamoran al visitante

“Que eres tú quien me revuelve, que eres tu quien me enamora, tu quien me convierte en la mejor persona”.
Son versos de una de las canciones de amor de Rozalén -una de las protagonistas de esta historia- que bien se podrían aplicar a la provincia de Ciudad Real considerándola como el objeto de deseo o, al menos, eso es lo que pretende la Diputación de Ciudad Real: que el turista que venga a visitarla descubra un espectacular patrimonio que logre ‘revolver’ su interior y enamorarlo.

Pero como en todo idilio que se precie, una banda sonora adecuada juega un papel fundamental, por lo que la institución provincial volverá a apostar por a música a través de conciertos que sirvan para poner en valor los encantos que tiene nuestra provincia y que no siempre son todo lo conocidas que merecen incluso por los vecinos de la provincia y la región.

Ciudad Real, Manzanares, Porzuna, Argamasilla de Calatrava, Guadalmez, El Robledo, Campo de Criptana, Alcolea de Calatrava, Aldea el Rey, Viso del Marqués, Terrinches, Torrenueva, Cózar y Pedro Muñoz. Podemos enumerarlos en ese orden -sólo por la fecha- o a la inversa, ya que lo que queda claro es que la Diputación apuesta por igual por encontrar nuevos ‘amantes’ para cada uno de estos 14 municipios cuyos lugares emblemáticos se van a reivindicar a través de una nueva iniciativa en la que la música en directo servirá para poner en valor el patrimonio natural, arquitectónico, cultural y etnográfico de la provincia.

Conciertos

Rosana y Estrellados -Ciudad Real 30 de mayo-; Rozalén y Shaman Rock Band -Manzanares 1 de junio-; Medina Azahara y El Bastón de Hermes -Porzuna 2 de junio, coincidiendo con FERDUQUE-; Seguridad Social y The Buyakers -Argamasilla de Calatrava 9 de junio-; Soraya y Las banderas de Inés -Guadalmez 16 de junio-; Luis Cobos -Campo de Criptana 30 de junio-; Mago de Oz y Kuerdo utópico -Alcolea 7 de julio-; Manuel Blanco y Silvia Nogales -Aldea del rey 13 de julio-; Funambulista y El chico amperio -Viso del Marqués 14 de julio-; Paco Candela -Terrinches 20 de julio-; La Unión y Gloryhole -Torrenueva 21 de julio-; Sidecars y Cristina Cañizares -Cózar 27 de julio-; y Mojinos Escozíos y Reversiones -Pedro Muñoz 28 de julio-.

Esa es la lista completa de artistas nacionales -acompañados por otros locales como teloneros para promocionar, al tiempo, a nuestros talentos- que configuran el extraordinario plantel de espectáculos musicales diseñados por la Diputación de Ciudad Real dentro del programa ‘Conciertos en Espacios y Lugares Emblemáticos’ que pretende congregar a 40.000 personas ya que supone la continuación de ‘Conciertos en la plaza’ y ‘Conciertos en la naturaleza’ que en 2016 y 2017 desarrolló la institución provincial con una afluencia de 21.000 y 30.000 espectadores, respectivamente.

Pasión por el patrimonio provincial

Así lo ha puesto de manifiesto el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, quien desde el inicio de la legislatura ha demostrado su ‘pasión’ por esta tierra y, sobre todo, por el efecto multiplicador que las acciones turísticas que están desarrollando tienen para la generación de riqueza y empleo en las ciudades y pueblos de la provincia, especialmente en el medio rural.

El palacio de la Diputación en Ciudad Real; el río Bullaque en el Robledo; el río Guadalmez en Guadalmez; el humedal de Don Quijote en Pedro Muñoz; el volcán de la Santa Cruz de Alcolea de Calatrava; el volcán del cerro de los Santos de Porzuna; la Casa de la Inquisición y el Santuario de la Virgen del Socorro en Argamasilla de Calatrava; o el Castillo de Aben Yuceb, la iglesia de Santo Domingo de Guzmán, el “Castillejo de Bonete” y la ermita de Nuestra Señora de Luciana en Terrinches, son algunos de los lugares emblemáticos que la Diputación de Ciudad Real quiere poner en valor en la provincia.

Pero también apuesta porque se descubran otros bellos rincones como el Sacro Convento Castillo de Calatrava la Nueva en Aldea del rey; la Iglesia de Santiago el Mayor, la ermita de Nuestra Señora de la Cabeza y la iglesia de San Vicente Martir de Torrenueva; la Iglesia San Vicente Mártir o la tradición de las tacillas de Cózar; la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, los museos del Queso Manchego, de Ignacio Sánchez-Mejías y Manuel Piña; y los molinos de Campo de Criptana son los espacios emblemáticos que completan este programa.

Enorme interés

“Todos ellos son lugares de enorme interés turístico” apunta el máximo responsable de la institución provincial, quien ha hecho una interesante apuesta por los sitios que no son tradicionalmente ‘puerta de entrada’ del turismo -como Almagro o Villanueva de los Infantes, por ejemplo- pero que merecen ser conocidos y apreciados “porque sin duda son motivo de orgullo para sus vecinos y toda la provincia”, asevera tajante José Manuel Caballero.

Y esta afirmación no es una mera apreciación del máximo responsable de la Diputación, sino que viene avalado por datos objetivos como que Ciudad Real es la provincia más dinámica de Castilla-La Mancha -en la que más aumentan las instalaciones turísticas, el número de visitantes y pernoctaciones y el desarrollo de actuaciones turísticas- y la décimo primera del país.

Además, Caballero también pone de relieve que en la actualidad Ciudad Real se ha convertido en la provincia más visitada de Castilla-La Mancha, sólo por detrás de Toledo y adelantando a un lugar tan emblemático como Cuenca, Patrimonio de la Humanidad.

Mayor inversión

Datos que, lejos de llevar a la autocomplacencia, están llevando a seguir trabajando en la misma línea.
Por ello, la apuesta por el turismo como elemento dinamizador de la economía es clara en la Diputación que preside José Manuel Caballero pero, como los hechos valen más que las palabras, cabe destacar que en 2016 se destinó un millón de euros a iniciativas de promoción turística mientras que a seguido incrementándose hasta llegar en 2018 1,4 millones, cifra en la que se incluye la campaña de parques nacionales y naturales que esta primavera se está llevando a cabo en los principales mercados emisores de turistas hacia la provincia.

“Es una inversión importante, pero los efectos y los impactos promocionales y turísticos que conseguimos con la misma valen, sin duda, más de lo que cuestan”, sentencia Caballero invitando a todo el mundo a disfrutar de esos conciertos y, sobre todo, a enamorarse de esta provincia y sus lugares emblemáticos.

Programa completo de conciertos en la provincia / Elena Rosa

Programa completo de conciertos en la provincia / Elena Rosa

14 municipios con mucho que ofrecer

Ciudad Real. En la Plaza de la Constitución, arranca este programa con el Palacio de la Diputación de fondo como uno de los edificios emblemáticos de la capital.

Manzanares. Se pondrá en valor la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XVI, que posee una bellísima portada plateresca. Junto a la iglesia se quiere resaltar, el Castillo de Pilas Bonas y sus museos.

Porzuna. Se promocionará el medio rural, la agricultura y el silo como signo identificativo de la llanura manchega y del cultivo del cereal. También el volcán del cerro de los Santos.

Argamasilla de Calatrava. Municipio con varios espacios emblemáticos, como la Casa de la Inquisición, Santuario Virgen del Socorro, el volcán de Cabeza Parda y Maar de la Laguna Blanca. En esta localidad se conjugan elementos arquitectónicos propios de nuestra historia con elementos naturales.

Guadalmez. Se pretende publicitar la reserva fluvial del río Guadalmez, cuyo cauce hace frontera entre Ciudad Real y Córdoba, para acabar en Badajoz. Forma parte de la red Natura 2000 y ofrece en sus riberas fresnedas, saucedas, adelfares, tamujares y juncales en un buen estado de conservación. El Guadalmez y sus afluentes albergan un pez de España que ha visto mermadas sus poblaciones: el jaramugo o calandino.

El Robledo. Destaca el entorno natural del río Bullaque, emblemático de la provincia y principal afluente del Guadiana en suelo provincial. Ha sido sustento económico para sus pueblos riberiños gracias a la pesca (especies como los barbos, picarros, bogas, anguilas, se mezclan con otras inversoras como carpas, lucios, black bass, percasoles y cangrejo americano) y tiene un importante carácter lúdico con numerosos baños y zonas de acampada.

Campo de Criptana. Los molinos de viento, inmortalizados por Cervantes en el Quijote, despliegan sobre la meseta la potencia de su imagen. Son molinos del tipo torre, de mampostería y blanqueados con cal.

Alcolea de Calatrava. Se potencia el volcán de la Santa Cruz en este municipio con un entorno natural de especial belleza definido por su orografía y las formaciones geográficas y geográficas del entorno.

Aldea del Rey. Se pone en valor el Sacro Convento Castillo de Calatrava la Nueva, sitio reconocido de la provincia que fue sede la orden de Calatrava desde el siglo XIII y habitado ininterrumpidamente desde el siglo XII al XVIII.

Viso del Marqués. Se difunde la existencia de uno de los palacios europeos más significativos, el palacio del Marqués de Sta. Cruz así como la Iglesia de Ntra. Sra. De la Asunción.

Terrinches. Municipio con numerosos espacios singulares como la Ermita de Ntra. Sra. de Luciana, el castillo de Ben Yucef uno de los mejores ejemplos de arquitectura defensiva musulmana de la provincia o el “Castillejo de Bonete” quizas el mayor poblamiento de la edad del Bronce de la provincia.

Torrenueva. La Parroquia de Santiago el Mayor fue levantada en el siglo XVI siguiendo el estilo gótico isabelino con una sola nave cubierta por bóvedas de crucería estrellada, siendo el principal ejemplo de esta arquitectura de transición entre el gótico y el renacimiento, tan propia de la península Ibérica en nuestra provincia.

Cózar. La pieza cumbre de la arquitectura cozareña es la Iglesia Parroquial de San Vicente Mártir, realmente enorme para un pueblo pequeño como Cózar. Declarada Monumento Histórico Artístico, es de los siglos XV y XVI, y una de las mejores de la comarca. En sus inmediaciones se realiza El Juego de las Tacillas que constituyen, sin lugar a dudas, la máxima atracción de Cózar. Solo se juega durante las fiestas patronales que comienzan cada año el 13 de Septiembre.

Pedro Muñoz. El Humedal de Don Quijote. Desde el punto de vista geográfico, las lagunas endorréicas son una de las formaciones mas características de la provincia. En este sentido un buen ejemplo de estas es el Humedal de Don Quijote, que tienen un enorme valor medioambiental y turístico por la cantidad de especies animales y vegetales que allí se pueden encontrar. Lo forman cuatro lagunas: la de la Vega o del Pueblo, la laguna de El Retamar, la laguna de Navalafuente y la laguna de Alcahozo. Está declarado como Reserva Natural y Zona de Especial Protección de Aves.