La Plataforma de Bomberos de Emergencia propone reubicar a los trabajadores afectados por los despidos

Lanza Ciudad Real
El parque de bomberos del SCIS en una imagen de archivo

El parque de bomberos del SCIS en una imagen de archivo

La Plataforma de Bomberos de Emergencia Ciudad Real ha registrado sendas mociones en los ayuntamientos de Ciudad Real, Puertollano, Manzanares, Alcázar y Tomelloso en la que propone a las respectivas corporaciones que apoyen su iniciativa de reubicar a los trabajadores de Energencia que serán despedidos tras la incorporación de los aspirantes a bomberos que han superado las pruebas selectivas convocadas en la Oferta Pública de Empleo (OPE) de 2015.

La Plataforma señala en un comunicado que aún existen procedimientos judiciales pendientes sobre la plantilla y la OPE 2015 y que la incorporación de los aprobados en las pruebas “traerá como consecuencia el despido de otros 37 bomberos, lo que supondría una indemnización de alrededor de un 1.500.000 euros en indemnizaciones por tener exactamente el mismo número de bomberos en plantilla”.

Por este motivo la Plataforma reclama  “reubicar a los 34 bomberos que estarían afectados por los despidos en aquellas plazas vacantes”, lo que supondría un “ahorro en indemnizaciones”.

De esta manera entrarían a formar parte del colectivo de bomberos los nuevos aspirantes, mientras los afectados por los despidos serian reubicados. “Así ningún grupo (los nuevos aspirantes y trabajadores afectados por los despidos) se vería perjudicado”, dice la nota.

“Incluso la Bolsa de Trabajo que ha resultado de esta OPE estaría desempeñando su función haciéndose cargo de las bajas laborales muy numerosas, pues solo en los próximos 5 años se jubilarán 68  bomberos”, añade la Plataforma.

Esta solución, según explica la nota, “supondría acabar con el exceso de horas extras y reparto de sueldos que existe actualmente  en el Consorcio”.

La Plataforma de Bomberos pide el apoyo de los distintos partidos políticos para “paralizar  los despidos” y que se produzca la reubicación de los trabajadores, con el consiguiente “ahorro en indemnizaciones y acabar con el déficit tan bárbaro de personal existente en el Consorcio. Lo cual no supondría un aumento en la plantilla del colectivo de bomberos, sino acabar con las horas extras”.