La “playita” de El Torno aguanta la sequía y permite el baño en el Bullaque

Primeros chapuzones de julio en la zona de baño de El Torno, única junto con la Tabla de la Yedra en la que bañarse en el Bullaque es posible / Clara Manzano

La zona de baño natural no oficial del río (obtendrá la certificación en 2023) estrena mejoras en una temporada en la que según los primeros bañistas de julio cómo no se ha plantado maíz  hay más agua

Bañarse en el río, un privilegio casi desaparecido de Ciudad Real, todavía es posible en el Bullaque, que este verano de sequía exhibe su mejor cara en El Torno. La Eatim (entidad de ámbito territorial inferior al municipio) ligada a Porzuna y a solo seis kilómetros de Cabañeros, cuenta con una de las mejores áreas de baño natural de la provincia,  en vías de obtención de la certificación de ‘zona de baño’, con unas aguas limpias, frescas y sobre todo: abundantes.

Asombra en un año tan malo de lluvias que el Bullaque luzca como lo hace El Torno, pero no tanto a los habituales, que son muchos y de otras provincias. “Aquí nunca falta el agua, pero este año está mejor”, dicen, “hay más agua, se ve que han soltado más y no se ha sembrado maíz”,  en alusión a la situación del embalse de  Torre de Abraham que solo permite pequeños riegos de emergencia para cultivos permanentes.

El Torno estrena «playita»

La sorpresa para los bañistas ha sido también las mejoras en la zona de esparcimiento, con juegos infantiles, bancos de piedra, y lo que el alcalde Ángel Gómez llama “la playita”, una zona con arena en la orilla “para que las personas que vengan al río estén mejor”. Hay mucho sombraje, césped, previsión de abrir un quiosco bar para los meses de julio y agosto, y reponer las puertas de las zonas de contenedores. “Tenemos un sitio de baño maravilloso”, resume.

El Ayuntamiento, que presentó en Fitur de 2020 esta zona de baño, ha aprovechado los años de pandemia y restricciones para seguir mejorando. Los requisitos para obtener el certificado de la Consejería de Sanidad y la calificación de la Confederación Hidrográfica del Guadiana los van cumpliendo. “Los análisis del agua tienen que ser buenos tres años seguimos, para poder legalizarlo todo y conseguir por así decirlo el título, esperaremos hasta 2023”. En proyecto también mejorar la iluminación nocturna y acondicionar espacio para actividades.

Bañistas en la

Bañistas en la "playita" del río Bullaque en El Torno / Clara Manzano

La sequía no se nota en El Torno

El Torno es una localidad más privilegiada este año porque, al menos por ahora, no se notan los problemas de la escasez de agua como en El Robledo, con dos zonas certificadas de baño en las que, según varios bañistas que estuvieron el fin de semana pasado «está seco».  El Torno se queda mano a mano con la Tabla de la Yedra en Piedrabuena como únicas zonas  del Bullaque en las que todavía es posible darse un buen baño en el río.

Tampoco es necesario bañarse. A Víctor Jiménez, que hace de portavoz de “la familia Moreno”, de Vallecas (Madrid), con casita de recreo en Las Peralosas (aldea de Malagón), le encanta venir al río, “pero bañarme no, soy de secano”, bromea.

La familia Moreno-Jiménez, juntos para homenajerar a la abuela Inés. Son de Vallecas pero les encanta el Bullaque / Clara Manzano

La familia Moreno-Jiménez, juntos para homenajerar a la abuela Inés. Son de Vallecas pero les encanta el Bullaque / Clara Manzano

La pasión por el río de la abuela Inés

La familia Moreno se ha reunido este primer sábado de julio en El Torno por un motivo muy especial, homenajear a la que llaman “la abuela Inés», una mujer de edad que falleció hace solo quince días en Madrid. “Cuando estaba en el  hospital nos decía en cuanto salga de aquí me lleváis a El Torno. Tenía pasión por el Bullaque, y eso que tampoco era de aquí, pero como nosotros llevaba veinte años viniendo”. Lo cuenta Víctor, el marido de una de las hijas de Inés, ella no puede hablar de su madre y el río sin romper a llorar. “Esto era la vida para ella, y se quedó con las ganas; en su memoria estamos este sábado aquí”, cuentan.

Estos madrileños amantes de la naturaleza y la aventura llegaron a El Torno hace varias décadas por casualidad, con la caravana. Encontraron la casita de Las Peralosas y la eligieron como lugar de segunda residencia. “Ya estuvimos la semana pasada aquí, está muy bien cuidado a excepción de algunos vándalos que lo dejan todo perdido. Este año tenemos menos opciones porque El Robledo está seco”.

Jubilados activos que prefieren el río a las piscinas para sobrellevar el verano / Clara Manzano

Jubilados activos que prefieren el río a las piscinas para sobrellevar el verano / Clara Manzano

De Illescas y Burguillos a pasar el sábado en El Torno

Los motivos y los orígenes de los bañistas del Bullaque en El Torno son muchos y variados, curiosamente –al menos este primer sábado de julio- no hay nadie del pueblo. De Burguillos e Illescas (Toledo) han venido a la zona de baño Lázaro Fernández, Julián Martínez, y sus mujeres Alfonsa y Teodora, jubilados muy activos que prefieren el baño de toda la vida en el río a la impersonalidad de las piscinas, “como casi no te puedes bañar en ningún río venimos aquí”, cuentan.

Bañistas de Puertollano, por primera vez en El Torno este primer sábado de julio / Clara Manzano

Bañistas de Puertollano, por primera vez en El Torno este primer sábado de julio / Clara Manzano

“Tenemos piscina comunitaria pero preferimos esto”

Soraya, de Puertollano, y su grupo han visitado esta zona de baño de El Torno por primera vez este fin de semana. “Nos lo recomendaron amigos, tenemos niños y aunque tenemos piscina comunitaria nos gustan las zonas de baño natural”, cuenta. “Para disfrutar preferimos venir a sitios de estos. Nos está gustando mucho, el agua está muy bien, fría para mi gusto, no está muy profunda. Los niños se han metido y todavía no han salido”, comenta, mientras comparte el aperitivo a la sombra con su grupo.

Bañistas en el río Bullaque en El Torno es primer fin de semana de julio / Clara Manzano

Bañistas en el río Bullaque en El Torno es primer fin de semana de julio / Clara Manzano

Ana y María continúan con la tradición de sus familias

Ana y María, de Caracuel y Fuente el Fresno, son fans del Bullaque y en concreto de esta zona de baño. También son de las que tienen piscina comunitaria pero les gusta el río, “hemos venido con nuestros padres de pequeñas. Este año es la primera vez que estamos, lo han dejado muy bien y el agua ha subido”. La diversión ya la ponen ellas con su llamativa colchoneta, “ha habido años que hasta hemos traído canoa”.

Con este estreno el Ayuntamiento de El Torno espera que la zona de baño y el turismo reactive la economía local, “han sido años muy duros”, admite el alcalde.