La Policía Nacional imparte charlas en los hospitales de la provincia sobre las agresiones al personal sanitario

Lanza Ciudad Real
Una de las charlas se ha celebrado en el hospital 'Santa Bárbara' de Puertollano

Una de las charlas se ha celebrado en el hospital 'Santa Bárbara' de Puertollano

Próximamente se realizarán talleres para mejorar las técnicas de prevención ante posibles agresiones

La Policía Nacional ha desarrollado en Ciudad Real unas Jornadas formativas contra agresiones al personal sanitario, organizadas por la Comisaría Provincial junto con el Colegio de Enfermería de Ciudad Real.

Las charlas, que fueron impartidas por el interlocutor policial sanitario adscrito a la Comisaría Provincial durante los días 5, 12 y 19 de junio en los Hospitales “Santa Bárbara” de Puertollano, “Gutiérrez Ortega” de Valdepeñas y “Mancha Centro” de Alcázar de San Juan, contaron con una asistencia de alrededor de 130 profesionales del sector.

Se impartió información sobre los diferentes tipos y causas de las agresiones más frecuentes, medidas de autoprotección, técnicas de contención verbal y escucha activa que pueden utilizar en caso de encontrarse ante una situación que pudiera desembocar en una agresión.

Así mismo, se recordó la utilidad de la aplicación móvil gratuita “Alertcops” como herramienta que ofrece un servicio integral de seguridad ciudadana que permite a los ciudadanos reportar todo tipo de delitos en tiempo real e incluso una comunicación directa con los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Actualmente se está trabajando conjuntamente, desde el Colegio de Enfermería y desde la Comisaría de Policía Nacional, en la realización de unos talleres para mejorar las técnicas de prevención en agresiones que puedan sufrir estos profesionales, que se desarrollarán en los Centros Hospitalarios de la demarcación de Policía Nacional.

El interlocutor policial sanitario

La figura del Interlocutor Policial Sanitario fue creada en julio de 2017 por el Ministerio del Interior. Gracias a la puesta en marcha de esta normativa se establecieron una serie de medidas policiales comunes a adoptar por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad destinadas a reducir las agresiones al personal sanitario, así como a agilizar los cauces de comunicación con los centros sanitarios y con las organizaciones profesionales del sector.