La provincia Ciudad Real ya cuenta con un circuito propio de ‘escape rooms’ donde poner a prueba el ingenio y la habilidad

Aurora Galisteo Ciudad Real

La provincia Ciudad Real ya cuenta con un circuito propio de ‘escape rooms’ donde poner a prueba el ingenio y la habilidad /Lanza

Las salas Villa Indómita, de Argamasilla de Alba, Escape Proyect, de Manzanares, Mystery Time, de Ciudad Real y Escape Alcázar, de Alcázar de San Juan, se han unido para situarse en los circuitos nacionales. Ahora, todos aquellos grupos que completen las cuatro salas podrán ganar 400 euros de premio

La provincia de Ciudad real no es ajena a la eclosión de los “escape rooms”. Hace poco más de dos años que abrió la primera sala de escape y ahora la oferta de salas temáticas en las que demostrar ingenio y habilidades supera la media docena. Cuatro de ellas se han unido para crear un circuito propio.

Villa Indómita, de Argamasilla de Alba, Escape Proyect, de Manzanares, Mystery Time, de Ciudad Real y Escape Alcázar, de Alcázar de San Juan, han decidido poner en marcha esta colaboración para situarse en los circuitos nacionales. Ahora, todos aquellos grupos que completen las cuatro salas podrán ganar 400 euros de premio.

Así lo ha explicado a Lanzadigital Sergio Infantes, propietario del escape room de Manzanares, quien ha indicado que se trata de una iniciativa que permitirá promocionar, y dar a conocer, los juegos de escapismo tanto a nivel provincial como nacional.

¿Qué es un escape room?

Infantes explica que los juegos de escapismo o escape room consisten en intentar escapar de una habitación en la que has entrado con tu grupo de amigos y hacerlo en menos de un tiempo definido, normalmente una hora. Para poder conseguirlo es necesario resolver una serie de juegos, preparados dentro de la sala, gracias a la observación, ingenio, juego en equipo, etc.

“Son, por tanto, juegos para grupos en los que hay que superar una serie de retos dentro de la habitación, ayudados por pistas, detalles y elementos que proporcionan información para poder resolver cada uno de los juegos, y conseguir así claves para seguir con el hilo conductor que lleva a los participantes a poder escapar”, añade.

Diferentes misiones y retos por resolver en las escape room de Ciudad Real

Casi todos los escape room están ambientados para transportar a los participantes hasta una situación concreta y tienen que conseguir resolver un objetivo definido para poder escapar, que es el logro final y definitivo de los escape room. Hay cientos de juegos de escapismo y cada uno tiene una misión diferente con pruebas y retos relacionados con el tipo de juego y ambientación.

La provincia Ciudad Real ya cuenta con un circuito propio de ‘escape rooms’ donde poner a prueba el ingenio y la habilidad /Lanza

La provincia Ciudad Real ya cuenta con un circuito propio de ‘escape rooms’ donde poner a prueba el ingenio y la habilidad /Lanza

Aquí, en Ciudad Real, la temática es muy variada. El de Manzanares, que dirige Sergio Infantes, “Escape Proyect: asalto a la Escuela de Magia”, está ambientado en la saga de Harry Potter; “los participantes en el juego se transforman en alumnos de una escuela de magia y deben conseguir evitar que el mundo oscuro se haga con el poder de la escuela destruyendo el portal secreto creado hace muchos siglos”, explica.

Dos salas en Argamasilla de Alba

En Argamasilla de Alba, Villa Indómita, cuenta con dos salas distintas: La Comisaría, ambientado en la policía de Arizona, donde hay que escapar del sheriff Arpaio, que primero detiene y luego pregunta, y Chernobyl, donde los participantes tienen que encontrar y desactivar un reactor nuclear para evitar una tragedia mundial.

El de Ciudad Real capital, Mystery Time, también dispone de dos salas. En “La desaparición de Sofía” los participantes tienen que investigar para ver que sucedió con la desaparición de la periodista Sofía Casanova. Y “La Tribu”, un juego de última generación, inaugurado poco antes de la pandemia del Coronavirus, en la que hay que adoptar el papel de estudiantes de postgrado para adentrarse en la historia de Los Mosé, cuidando de no despertar a La Tribu.

«La habitación de Max» en Alcázar

Por último, Escape Alcázar, en Alcázar de San Juan, “La habitación de Max” propone a los jugadores que descubran que pasó con el dibujante de los míticos Popeye o Betty Boop. También hay otra sala en Puertollano que no ha entrado en este circuito porque abrió sus puertas cuando ya estaba puesta en marcha esta iniciativa.

Mucha afición

El también game master, Sergio Infantes, afirma que la fiebre por estos juegos de enigmas e ingenio va a más. “Hasta nuestras salas llegan grupos de personas de toda la provincia y de toda la geografía nacional”, explica. Y en cuanto al perfil de las personas que participan en estos juegos, las hay de todas las edades aunque la media, añade, se sitúa entre los 28 y los 32 años.

“Actualmente el sector del escape room está adquiriendo una importancia bastante considerable a nivel mundial, a pesar de los tiempos de Covid que vivimos. Cada día son más y más personas las que dedican demasiadas horas a sus smartphones y sus dispositivos electrónicos, creando un hábito y una conducta antisocial y poco beneficiosa para la salud tanto física como mental de las personas. Por otra parte y dadas las dificultades económicas que se le plantean al pequeño empresario para conseguir mantener una actividad de entretenimiento que resulte rentable, cada vez son menos las formas de ocio alternativas ofertadas para las distintas edades, lo cual intensifica la adicción a dichos dispositivos”, añade Sergio Infantes.

Medidas anti Covid

Sobre la “nueva normalidad”, y las medidas de seguridad contra el Coronavirus, indica que en todas las salas se lleva a cabo, tras la salida de cada grupo, una desinfección exhaustiva de todos los elementos. “Si antes se limpiaba la sala en 20 minutos, ahora tardamos una hora”, lo que también se ha traducido en una reducción, a la mitad, de las sesiones que se ofertan, normalmente, los fines de semana.

Como es lógico, a la sala se accede con mascarilla, gel hidroalcohólico en las manos, desinfección de calzado, etc, medidas que logran que ésta sea una actividad segura.

Beneficios del escapismo

“Cada vez que un grupo de personas realiza una actividad de escapismo, desde el primer momento desconecta de su día a día, su único objetivo a partir de ese momento se centra en conseguir escapar”, explica Sergio Infantes.

Dejar a un lado los problemas y disfrutar en equipo

“Durante un periodo de tiempo hemos olvidado nuestros problemas, hemos dejado de lado nuestros smartphone y todo contacto externo, nos hemos sumergido en un mundo completamente nuevo y ajeno al nuestro, y hemos trabajado en equipo para conseguir un fin común, pero sobre todo hemos realizado una actividad de ocio sana y beneficiosa para cuerpo y mente. Esta es la esencia del escape room y el motivo por el que cada vez más personas se atreven a realizar una sesión”, afirma.

Cada vez más utilizados por las empresas

En esta y otras salas explican que tienen mucho tirón con las despedidas de soltero y que cada vez más echan mano de estos retos los llamados ‘team building’. Las empresas las utilizan como una herramienta en los procesos de selección de personal porque pueden analizar los comportamientos de sus empleados en situaciones de estrés o ver cómo resuelven conflictos (o no) en tiempo récord. Estos juegos han llegado hasta a las aulas para motivar a los alumnos e, incluso, hay quienes las usan como una rama del turismo.

El fenómeno, además, no deja de reinventarse. Sergio Infante indica, por último, que estos juegos tienen mucho de adictivo y que una vez conoces los trucos y las trampas de una habitación en concreto no conviene repetirla por lo que los adictos siempre están ávidos de retos nuevos.