La provincia registró mil muertes más que nacimientos en el primer semestre del año

C. M. L. Ciudad Real
Cementerio de Ciudad Real / J. Jurado

Cementerio de Ciudad Real / J. Jurado

En la provincia de Ciudad Real hubo 1.803 nacimientos durante el primer semestre del año, mientras el número de muertes alcanzó las 2.802, es decir 999 más.

Según los datos sobre movimiento natural de la población publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de nacimientos registrados en los seis primeros meses del año apenas suponen el 45% de los que se produjeron en todo el año 2017, con lo que se acentúa la caída de la natalidad de los últimos años.

En cambio, el número de defunciones sigue creciendo en la provincia. Los 2.802 fallecimientos ocurridos en el primer semestre representan ya el 51,7% del total de muertes acaecidas en todo el año pasado.

Las tasas de natalidad (nacimientos por cada mil habitantes) y fecundidad (nacimientos por cada mil mujeres) aportados por el INE confirman la tendencia a la baja en los últimos 40 años. Así, en 2017 la tasa de natalidad de la provincia fue de 8,2 tras un incesante descenso desde 1977 cuando era de 14,7.

La tasa de fecundidad refleja más gráficamente si cabe la tendencia: en 2017 fue de 36,3 nacimientos por cada mil ciudarrealeñas, cifra que hace diez años era de 40,06, de 41,5 en 1997, de 56,3 en 1987 y de 64,4 hace cuarenta años.

Sin embargo, la tasa bruta de mortalidad (defunciones por cada mil habitantes) ha experimentado un crecimiento de 1,7 puntos desde 1977, hasta los 10,8 de 2017.

La esperanza de vida al nacer, por otro lado, ha aumentado en 8,2 años desde 1977, hasta los 82,3 de 2017 (85 años para las mujeres y 79,6 para los hombres).

La esperanza de vida a los 65 años también ha registrado un importante aumento: en 2017 era de 20,4 años cuando en 1977 llegaba a los 15,1.

El INE también ofrece datos sobre matrimonios dentro del movimiento natural de la población. En el primer semestre de este año se han casado 769 parejas en la provincia, 467 de ellas por lo civil, cifra que ya casi duplica a las uniones católicas (266). Una pareja se casó por otro rito religioso no especificado y en otras 35 uniones no consta el procedimiento.