La Solana debate sobre la realidad que hay detrás de la ciencia ficción

Lanza La Solana
Juan Ángel Vaquerizo, del Centro de Astrobiología, durante la charla sobre ciencia organizada en La Solana / Lanza

Juan Ángel Vaquerizo, del Centro de Astrobiología, durante la charla sobre ciencia organizada en La Solana / Lanza

El investigador Juan Ángel Vaquerizo habló de ciencia a través de películas fragmentos de películas muy conocidas dentro del programa de Ciudad Ciencia en La Solana, a través del Consejo Superior de Investigaciones Científicas

Utilizar el cine para tratar de forma amena temas relacionados con la ciencia. Así es ‘Ciencia “Fricción”: algo chirría en la pantalla’, una divertida e interesante charla que protagonizó el investigador del Centro de Astrobiología, instituto mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Juan Ángel Vaquerizo, dentro de las actividades del proyecto Ciudad Ciencia en La Solana.

“Es una excusa perfecta para hablar de ciencia utilizando fragmentos de películas muy conocidas”, señaló el investigador a la prensa local. De esta manera, explica cuánto hay de verdad y cuánto hay de ficción en los filmes, tratando los conceptos desde una perspectiva muy lúdica. A fin de cuentas, “más que resolver dudas, se trata de plantear preguntas”.

Vaquerizo se apoya en conocidos títulos, con el espacio como denominador común, para explicar cómo se puede viajar en una nave espacial, cómo se pueden comunicar entre planetas, cómo es el sonido en el espacio o qué hay de cierto en los rayos láser.

Con la película ‘Apolo XIII’ aclara conceptos relacionados con la conquista espacial y describe cómo se mueven los personajes en las naves espaciales, según indicó. También utiliza fragmentos de la mítica saga de ‘Star wars’, aunque reconoce que “estas cintas tienen que ver más con la fantasía que con la ciencia ficción”. Otro de los títulos que le sirven para esclarecer algunos errores científicos que aparecen en la gran pantalla es ‘2001 Una odisea sobre el espacio’, aunque la obra de Stanley Kubrick “no es de las que tiene muchos errores”.

Reconoció que se ríe mucho cuando ve esos gazapos cinematográficos y que “cuando conoces la realidad, se ven desde otra perspectiva y te conviertes en un observador más crítico”. La intención es “que la gente se sienta atraída por la ciencia a través del cine, utilizándolo de enganche para explicar los conceptos de forma mucho más amena”, dijo Vaquerizo.

Los alumnos de Bachillerato y el estudio del origen de la vida

Además de la charla, un equipo de investigadores del Centro de Astrobiología y del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial visitó los Institutos de Enseñanza Secundaria de la localidad para realizar varios talleres denominados ‘Buscando vida en el universo’.

Las actividades estaban dirigidas al alumnado de primero y segundo de Bachillerato, que fue protagonista de los experimentos que conducen al estudio del origen de la vida. Tuvieron la oportunidad de descubrir cómo se forman los cráteres de impacto y también realizaron una extracción de ADN entre otras dinámicas.

Estas acciones están incluidas en el programa Ciudad Ciencia, proyecto de divulgación científica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) con la colaboración del Ayuntamiento de La Solana.