Alumnos del colegio El Santo trabajan la prevención del bullying desde Macedonia

Lanza La Solana
Alumnos implicados en el proyecto Erasmus Plus del colegio El Santo de La Solana / Lanza

Alumnos implicados en el proyecto Erasmus Plus del colegio El Santo de La Solana / Lanza

El colegio El Santo de La Solana se ha sumado a Erasmus Plus con un proyecto de prevención del bullying a través del deporte y el arte en el que participan centros educativos de Grecia, Macedonia, Italia y Turquía. Los alumnos viajarán a estos países para fomentar además el intercambio cultural

El colegio El Santo de La Solana ha comenzado la aventura de su proyecto Erasmus Plus KA229, de manera que llevarán la cultura, el arte, la gastronomía y el deporte solanero por toda Europa. ‘I stop bullying with art and sport’ (Yo paro el acoso escolar con arte y deporte) es un proyecto de cooperación internacional entre diferentes colegios y países, con un nexo común, la aplicación del deporte y la cultura como instrumentos para prevenir el fenómeno del bullying que tanto preocupa a la sociedad actual.

Formando un gran equipo junto con colegios de Grecia, Macedonia, Italia y Turquía los alumnos y profesores de nuestro colegio participan en actividades que persiguen el objetivo de evitar el bullying y la violencia en los centros escolares y crear ambientes de compañerismo, participación, tolerancia, comunicación e inclusión, como valores que están muy presentes en el día a día del centro.

Intercambio cultural

Los alumnos conocieron al principio del curso aspectos generales de la cultura de cada uno de los países participantes. Se sorprendieron con la lengua de Macedonia, la historia de Turquía, el arte griego y la gastronomía italiana. Realizaron exposiciones que compartieron con todo el centro en el Día Europeo de las Lenguas.
La mayoría de estos países tiene una lengua y alfabeto propio, lo que enriquece sobremanera la experiencia educativa.

Después realizaron un vídeo presentación de nuestro centro, de la localidad y del país. El esfuerzo de los alumnos para prepararlo y presentar toda la información en inglés fue sobresaliente y aún más desde la perspectiva de que participaron desde la clase de 3 años hasta nuestros alumnos de sexto curso.

Así dieron a conocer rincones como la Plaza Mayor, el Ayuntamiento, la Plaza de Toros o la Ermita de San Sebastián, mostraron la rosa del azafrán en folor y dieron a conocer las tradiciones locales a nivel internacional. Fue muy emocionante grabarlo pero aún más lo fue presentarlo en el primer destino: Macedonia.

De La Solana hasta “la otra punta de Europa”

Estudiantes de La Solana en la Bahía de los Huesos de Ohrid / Lanza

Estudiantes de La Solana en la Bahía de los Huesos de Ohrid / Lanza

El 25 de noviembre varios alumnos partieron para Kavadarci, una ciudad de Macedonia que une a La Solana con la tradición vitinícola, acogedora y especial que hizo sentirlos como en casa a pesar de encontrarnos a 3.000 kilómetros de distancia.

Un viaje, muy enriquecedor para los alumnos por muchas cosas, entre ellas por ser la primera vez que subían en avión y que viajaban a otro país, una cultura desconocida, nuevos amigos a los que conocer y un reto lingüístico para ellos.

La magia y el poder de los proyectos Erasmus reside en esa oportunidad de conocer otras culturas, otra forma de vivir, de estudiar, de mejorar el idioma (en nuestro caso ver a los niños comunicarse en inglés de manera fluida con el resto de compañeros era un premio para nosotros como docentes), la independencia, responsabilidad y la mejora en seguridad y autoestima convirtió el viaje en una experiencia inolvidable para todos.

Durante la movilidad a Macedonia los alumnos compartieron con los demás países intercambios culturales en cuanto a la música y bailes típicos de La Solana y España. En un festival, los alumnos llevaron la zarzuela, la jota y las sevillanas a “la otra punta de Europa”.

También realizaron un “show cooking” en los que los alumnos elaboraban recetas típicas y las mostraban a los demás países. Todas estas actividades con el telón de fondo de nuestra lucha contra el bullying, una problemática que crece tanto en España como en el resto del mundo.

Los alumnos y alumnas participaron en talleres, debates y teatros en los que mediante la reflexión, la comunicación y el análisis con el fin de trabajar la empatía, la igualdad y la conciencia ante esta problemática.

De turismo en la cuna de Alejandro Magno

La emoción y la sorpresa jugaron un papel fundamental para los niños sobre todo al descubrir el Museo del Agua en la Bahía de los Huesos de Ohrid, cuyo lago es el más grande y más importante de Macedonia y uno de los ecosistemas acuáticos más relevantes de Europa.

Allí descubrieron una reconstrucción de los asentamientos de madera donde vivía la gente de la riqueza de este ecosistema, varios milenios atrás, entre los siglos XIII y VI a. C. Una experiencia increíble. Y de ahí al monasterio ortodoxo de San Naum donde compararon la arquitectura y pintura local.

Otro de los días de la estancia en Macedonia fueron a la capital de este país, Skopje, cuna de dos de los personajes mas conocidos por todo el mundo, Alejandro Magno, que no sólo fue un gran conquistador, sino que buscaba unir Occidente y Oriente mediante la cultura y las artes, así como el lugar de la Madre Teresa de Calculta, otro ejemplo de caridad y amor como pocos, que cambian el mundo.

Todo el alumnado participa

Alumnos de El Santo implicados en Erasmus Plus / Lanza

Alumnos de El Santo implicados en Erasmus Plus / Lanza

Este camino que han comenzado este curso solo acaba de empezar. Continúan investigando las causas de este tipo de conductas, buscando medidas preventivas para evitar el bullying en la escuela, concienciando a todo el alumnado a identificarlo y a saber cómo actuar y diseñando actividades lúdicas que utilicen los valores, el arte y el deporte para mostrar a los niños que el acoso no tiene cabida ni en la escuela ni en la sociedad en la que viven.

Los alumnos están demostrando una gran capacidad de análisis de esta problemática, realizan trípticos, murales, lecturas, encuestas, estudio de cortos y vídeos, etc., en los que exponen causas y soluciones, y por otro lado una gran creatividad, expresividad e imaginación con los proyectos artísticos que realizan cada semana y de igual modo en los recreos activos y las actividades deportivas que se organizan en el colegio.

Finalmente, destaca el gran impacto del proyecto en todo el centro tanto de tipo personal, ya que realicen  actividades adaptadas a los intereses, motivaciones y niveles de los alumnos, como impacto en el centro educativo con nuevas metodologías, actividades y micro proyectos.

Y sin embargo, éste no es solo mas que el principio, pronto tendrán que viajar a Grecia, a la ciudad de Trikala, para continuar con el proyecto Erasmus, pero eso es parte de otra historia, que seguro que será tan intensa y emocionante como la de Macedonia.