Aluvión de público para ver el tributo a ‘El Rey León’

Gabriel Jaime La Solana
Escena del espectáculo 'El Rey León, el tributo' / Lanza

Escena del espectáculo 'El Rey León, el tributo' / Lanza

Más de 900 personas siguieron la representación de 'El Rey León, el tributo' en el teatro Tomás Barrera de La Solana. Hubo dos pases de este formato de concierto escenificado

El espectáculo ‘El Rey León, el tributo’ llevó a más novecientos espectadores, entre las dos funciones, al teatro Tomás Barrera. Se trata de un divertido e interactivo concierto escenificado que cuenta la historia de Simba, el protagonista principal de esta pequeña saga cinematográfica.

La compañía Onbeat, creadora del montaje, está paseando con éxito por toda España este show que cuenta con una gran puesta en escena, grandes voces en directo y llamativas coreografías. A los pocos días de anunciar su actuación en La Solana, se llenó el aforo del teatro Tomás Barrera, decidiendo hacer doblete para contentar al público interesado. Un lleno y tres cuartos de entrada, respectivamente, fue el resultado en taquilla, con más de novecientos asistentes de todas las edades.

En el plano artístico, el espectáculo narra detalladamente la historia de Simba, al igual que ocurre en sus películas. Dos maestros de ceremonia a modo de presentadores van enlazando las diferentes peripecias del protagonista principal junto al resto de personajes que le acompañan. A partir de ahí, van saliendo cantantes y bailarines en un montaje muy visual e interactivo. Así lo indicó Rafa Chaves, que interpreta a Dilla, a la emisora municipal Radio Horizonte.

Un show que no deja indiferente

El artista reconoció que están cosechando grandes éxitos en todo el país con este espectáculo y que también tienen que hacer muchos dobletes en las localidades donde acuden. Llevan año y medio dando vida a este tributo a ‘El Rey León’ diseñado para todos los públicos y con canciones muy conocidas por todos.

Chaves argumentó que el show no deja a nadie indiferente y que el público conecta rápidamente con los personajes a través de la música. Los actores también bajan al patio de butacas para interactuar y hacer cantar y bailar a los asistentes para el disfrute de los espectadores.