Constituida la Corporación de La Solana con Luis Díaz-Cacho como alcalde

Javier Ruiz La Solana
Nueva Corporación Municipal de La Solana

Nueva Corporación Municipal de La Solana

Luis Díaz-Cacho habló de varios puntos de interés para el municipio, con el empeño de continuar ofreciendo servicios de calidad de vida a la sociedad, mostrándose en contra de aquellos proyectos que pretendan cambiar el modelo económico y de vida de siglos por proyectos mineros contaminantes de extracción de minerales. La transparencia fue otro de los temas aludidos en el discurso, considerando que todos los que tienen escaño en el consistorio no están ahí para lucrarse, “lo hacemos desde el afán de servicio y entrega a los demás”.

En la mañana del sábado 15 de junio quedó conformada la Corporación Municipal de La Solana. A las 12 del medio día daba comienzo la sesión de investidura con la constitución de la mesa, compuesta por la secretaria del Ayuntamiento, Concepción Díaz, y los concejales de mayor y menor edad, correspondiendo en este caso a Luis Romero de Ávila por el PSOE y Gloria María Notario de CS como concejal de menor edad. Tras prometer o jurar el acatamiento a la Constitución Española por parte de todos los concejales quedó constituido el Ayuntamiento, para proceder seguidamente a la votación para la alcaldía.

Las votaciones quedaron con dos votos para Bernardo Peinado (IU); tres votos para Antonio Valiente (PP); cuatro votos a Luisa María Márquez (CS); ocho votos para Luis Díaz-Cacho (PSOE). Siendo proclamado por tanto, con mayoría, Luis Díaz-Cacho, que estará al frente de la alcaldía solanera cuatro años más.

En el discurso de investidura como Alcalde, Luis Díaz-Cacho, quiso tener un recuerdo para la nueva víctima de violencia de género, guardando un minuto de silencio en su memoria. Algo que habitualmente se hacía en los plenos de la pasada legislatura. Tras ello el regidor habló de un camino que se inicia hacia el horizonte y un futuro expectante, lleno de posibilidades y de retos. Por ello tuvo unas palabras de recuerdo y agradecimiento a los solaneros y solanera que nos han dejado “y que han contribuido a hacer La Solana que hoy disfrutamos”, así como el abrazo a los nuevos niños y niñas que han nacido y “que son el futuro de nuestro querido municipio”.

Destacó Díaz-Cacho que, solaneros y solaneras  “todos juntos estamos contribuyendo a construir este municipio”, un pueblo como espacio para la convivencia, relaciones sociales y la vida. De esa manera aludió al inicio de esta nueva etapa en la que el entendimiento, el debate y el dialogo, seguirán siendo señas de identidad. Proponiendo sumar las buenas ideas de los cuatro programa electorales, y ponerlos en la dirección del progreso y futuro de La Solana.

“Se prestan muchos y buenos servicios”

Luis Díaz-Cacho habló de varios puntos de interés para el municipio, con el empeño de continuar ofreciendo servicios de calidad de vida a la sociedad, mostrándose en contra de aquellos proyectos que pretendan cambiar el modelo económico y de vida de siglos por proyectos mineros contaminantes de extracción de minerales. La transparencia fue otro de los temas aludidos en el discurso, considerando que todos los que tienen escaño en el consistorio no están ahí para lucrarse, “lo hacemos desde el afán de servicio y entrega a los demás”.

De igual manera mostró su agradecimiento al tejido asociativo y participativo de La Solana, contribuyendo a hacer el municipio que se quiere, a las asociaciones, Ampas, clubes deportivos, colectivos, sindicatos agrarios y de clase. Es una nueva etapa, argumentó el primer edil, en la que habrá un gran esfuerzo para llevar a la sociedad un mensaje de esperanza, aliento y futuro.

En asuntos presupuestarios, reconoció “que vamos muy justos”, desde 2014 con un presupuesto estable que se cifra en unos 12 millones de euros, prestando más de setenta servicios, comprometiéndose a continuar con la finalidad de mejorar la calidad de vida. Se atenderán las demandas del personal público, que ha sufrido la crisis de congelaciones salariales. Se hará una revisión de la relación de puestos de trabajo, adjudicada a una empresa, que definirá el camino a seguir.

Parcelas de suelo industrial

Otro de los temas de interés que expuso Díaz-Cacho fue el de las parcelas del polígono, informando que antes de que pase el verano, se convocará el pliego para la venta de dichas parcelas. Una decisión que culmina un trayecto no exento de dificultades, “en el que hemos puesto muchas expectativas de futuro y empleo para La Solana y su comarca”.

Justamente el desempleo es una de las cuestiones a intentar resolver, dónde se dedicarán los esfuerzos pertinentes para solventar esta lacra. Son 1.500 personas desempleadas las que se contabilizan en el mes de junio, a pesar de haber bajado 700 las personas desempleadas en estos últimos cuatro años, “aun así sumaremos esfuerzos para erradicar el problema”, dijo Díaz-Cacho.

Las empresas y emprendedores será otro de los compromisos que adquiera el Ayuntamiento solanero, pues son los colectivos que generan riqueza y crean empleo. La Solana dispone de servicios e infraestructuras para atraer empresas, por ello, ninguna buena idea se quedará en el cajón por falta de apoyo o recursos económicos. También se continuará en la senda de la innovación, investigación y desarrollo, facilitando espacios a los emprendedores en los tres Viveros de Empresa, permaneciendo en la Red Innpulso.

Agricultura y ganadería

Compromiso con la formación y cualificación profesional de los jóvenes, mujeres y mayores, que seguirá siendo exigente con el objetivo de rediseñar el futuro de los desempleados y ofrecerles nuevas expectativas laborales, con una pieza imprescindible en esa estrategia como es el Centro de Educación de Personas Adultas ‘García Maroto’.

La base de la economía está en la agricultura y ganadería. En La Solana, hay decenas de jóvenes, preparados y cualificados que desarrollan la actividad en este sector, “siendo uno de los pueblos con relevo generacional asegurado”. Un sector que genera empleo estable, producto interior bruto local y comarcal, y fija población. Por eso “vamos a escudriñar” con las asociaciones y sindicatos todas las posibilidades, como industria agroalimentaria, nuevos  productos, comercialización, marketing, degustación, puesta en valor o formación entre otras.

En cuanto al comercio es otro compromiso a destacar, pues el empleo que genera es estable, local y arraigado. Se cuenta con un comercio de calidad, cercano y profesionalizado, de ahí que una de las primeras medidas será llevar a cabo una campaña permanente de desarrollo de apoyo al consumo de productos locales.

Otras señas de identidad que conciben a La Solana son sus fiestas patronales, religiosas y locales. La semana de la Zarzuela y Semana Santa, Festival de Cine y Vino, Carnaval, los artesanos y el rico patrimonio histórico, artístico, natural, cultural, etnográfico “todo en su conjunto lo seguiremos atesorando”, argumentó el alcalde. Además se indagará en las potencialidades turísticas en complicidad con los municipios del Campo de Montiel, que ha de ofrecer la dimensión de las posibilidades de generación de empresas, empleo y desarrollo.

Para finalizar el discurso de investidura, Luis Díaz-Cacho, quiso dejar claro que se está inmerso en un proceso de cambio continuo con la obligación de saber interpretar. Se avanza y se cambia “todos juntos, de la mano”, en una sociedad que no permite que nadie se quede atrás en la distancia del camino. “La suma de los esfuerzos individuales nos hace conseguir los logros colectivos”, indicó el alcalde, en una red de solidaridad, conciliación y convivencia, “que hemos tejido juntos”, con el reto de continuar haciendo de La Solana un pueblo solidario, integrador, inclusivo e igualitario.