Díaz-Cacho defiende un “proyecto común” en el Congreso sobre el Patrimonio del Campo de Montiel

Gabriel Jaime La Solana
Luis Díaz-Cacho y Santiago Arroyo en el I Congreso sobre el Patrimonio del Campo de Montiel / Lanza

Luis Díaz-Cacho y Santiago Arroyo en el I Congreso sobre el Patrimonio del Campo de Montiel / Lanza

El alcalde apeló a los veintitrés municipios incluidos en el Campo de Montiel para que trabajen juntos por el futuro de la comarca frente al despoblamiento que sufre el mundo rural durante el congreso de patrimonio celebrado en La Solana

La Solana acoge durante el fin de semana el I Congreso sobre el Patrimonio del Campo de Montiel, un foro abierto para poner en valor todo el potencial de esta zona que suma veintitrés localidades rurales. Más de una treintena de actividades, con ponencias de diversa índole, componen un denso programa que cuenta con la participación de expertos en la materia.

Repartidos en cuatro bloques, el congreso abordará varios testimonios relacionados con el patrimonio arqueológico y natural del Campo de Montiel, así como la gestión del mismo para el desarrollo territorial. El Palacio Don Diego albergará todas las ponencias que se completarán con una visita guiada por La Solana.

El alcalde solanero, Luis Díaz-Cacho, y el presidente del Centro de Estudios del Campo de Montiel, Santiago Arroyo, inauguraron oficialmente el congreso. El primer edil recalcó la importancia de un proyecto colectivo con los veintitrés municipios incluidos en el Campo de Montiel para trabajar juntos el futuro de los mismos.

Habló de la unión de todos para pelear por nuestro medio rural y argumentó que son necesarios los jóvenes, las empresas y la participación de estudiosos para frenar el problema del despoblamiento de los pueblos. Díaz-Cacho abogó por un compromiso con el medio rural, poner dinero sobre la mesas y hacer políticas para que la gente se quede a vivir en nuestros municipios.

La Solana: cabeza económica, social y cultural del Campo de Montiel

El presidente del Centro de Estudios del Campo de Montiel destacó la treintena de intervenciones previstas a lo largo de dos días consecutivos para poner en valor el patrimonio que tenemos. Indicó que ese potencial debe transformarse en empleo, turismo y desarrollo social y económico. Santiago Arroyo señaló que el futuro del Campo de Montiel pasa por la combinación de patrimonio y turismo, al mismo tiempo que confió en que el congreso pudiera servir de plataforma para impulsar nuevas iniciativas.

También recalcó que habían elegido La Solana como sede por ser la cabeza económica, social y cultural del Campo de Montiel en la actualidad.