La Biblioteca, tercer edificio municipal de La Solana con pictogramas informativos

Javier Ruiz La Solana
Este no es un proyecto exclusivo para personas con discapacidad, ya que también beneficia a mayores, extranjeros que visiten el municipio y ciudadanía en general

Este no es un proyecto exclusivo para personas con discapacidad, ya que también beneficia a mayores, extranjeros que visiten el municipio y ciudadanía en general

En un trabajo realizado por los diferentes colectivos de discapacitados de La Solana, como CADIG El Pilar, Vivienda de apoyo, Alas de Papel, Reto o Centro Ocupacional Virgen de Peñarroya, se ha dotado a la Biblioteca de pictogramas informativos, siendo así el tercer edificio municipal que cuenta con esta señalización. Se trata de paneles que indican las dependencias y facilitan la orientación a los visitantes.

La directora técnica del CADIG El Pilar, Nuria Cabello, informó que estos trabajos se iniciaron en 2017, llevando a cabo un curso de evaluación de espacios, “cuyo objetivo es construir un pueblo que sea más fácil para todos”, y que todas las personas que vayan a los edificios municipales sepan cómo moverse y comprendan la señalización.

En 2018 se implantaron estos pictogramas de señalización en el Ayuntamiento, en 2019 las dependencias de servicios sociales y ya a finales de este año en la Biblioteca. Cabello explicó que personas con discapacidad, con dificultades de comprensión van evaluando los espacios y dando las claves de donde es conveniente señalizar “y de ese modo que ellos mismos puedan desenvolverse por sí mismos”. Este no es un proyecto exclusivo para personas con discapacidad, ya que también beneficia a mayores, extranjeros que visiten el municipio y ciudadanía en general.

Por parte del alcalde, Luis Díaz-Cacho, agradeció la labor de la Obra Social de Caixabank, que en este caso aporta 5.000 euros, pero sobre todo, por los proyectos en los que está presente la entidad bancaria en La Solana. “Aquí estamos como Consejo Local de la Discapacidad”, dijo el regidor, que nace para aglutinar a todas las asociaciones que trabajan en este ámbito junto con el Ayuntamiento, “nace por y para la igualdad, cumpliendo de ese modo el objetivo marcado”.

Estos ciudadanos, tras recibir la correspondiente formación, han sido los encargados de identificar los edificios a señalizar. Son tres edificios municipales los que actualmente cuentan con los pictogramas informativos, ahora, con la intención de seguir avanzando, se estudiará la posibilidad de trabajar en el Centro de Salud.

Se pretende que “todas las personas puedan participar en óptimas condiciones del tiempo y espacio que les ha tocado vivir, hacer la vida más fácil y utilizar los servicios correctamente”, dijo Díaz-Cacho. De igual manera, el primer edil quiso realzar la figura del director de Caixabank en La Solana, Miguel Muñoz, por su compromiso fehaciente con este municipio y los distintos proyectos que se realizan. En este caso, según el regidor, “este es un proyecto diferente de accesibilidad cognitiva de la cual La Solana es un ejemplo por todos los colectivos que están implicados”.

Trabajo laborioso

La coordinadora de la Vivienda de Apoyo, Priscila Gómez-Pimpollo, explicó que ha sido un trabajo laborioso, que conlleva muchas horas y visitas a las instalaciones. Un equipo que ha realizado las correspondientes evaluaciones comprobando cuáles eran los puntos de dificultad. Todo se ha realizado con un juicio bastante razonable, en un trabajo “con muchas horas de poner la información en común y valorar como se puede mejorar”.

Miguel Muñoz, director de Caixabank en La Solana, señaló en la presentación de estos pictogramas, que realmente éste es un segundo proyecto de accesibilidad cognitiva de la Obra Social de La Caixa, invirtiendo en esta ocasión 5.000 euros, “en un trabajo muy bien empleado y del que nos sentimos orgullosos” apostilló el director. Muñoz puso en valor el trabajo en equipo, y como “in situ”, detectan las necesidades de información con estos pictogramas. Es esencial para que cualquier persona tenga un conocimiento perfecto de donde se ubican los servicios de cada edificio.

Pilar Crespo, directiva de ‘Alas de Papel’, que además fue concejala del Ayuntamiento en la anterior legislatura con Luis Díaz-Cacho, y promotora de este proyecto, quiso mostrar su agradecimiento a los técnicos, la obra social Caixabank y Legado Bustillo por su implicación en este proyecto, así como a los evaluadores que “de forma altruista han hecho un trabajo formidable”. “Tenemos una red de accesibilidad que nos compenetramos muy bien”, destacando la importancia de hacer un pueblo accesible para todos “y se está consiguiendo”, concluye Crespo.

También, Rosa María Romero, usuaria del Centro Ocupacional ‘Virgen de Peñarroya’, y una de las trabajadoras en este proyecto, cuenta que se visitaron las aulas y comprobaron el déficit con el que se encontraban muchas de ellas, de ese modo ahora gracias a este trabajo, se podrá identificar cada espacio que visiten.