La cooperativa Santa Catalina estará abierta mientras los socios tengan uva

Aurelio Maroto La Solana
Remolques con uva en la entrada de la cooperativa Santa Catalina de La Solana / Lanza

Remolques con uva en la entrada de la cooperativa Santa Catalina de La Solana / Lanza

La cooperativa Santa Catalina de La Solana ha superado ya la producción de la vendimia pasada. Los descargaderos cerraron el jueves con 35,5 millones de kilos recogidos, uno más que en el conjunto de 2017. Aún quedan un par de semanas de cosecha como mínimo, porque todavía hay mucha uva por recoger

“La cooperativa mantendrá sus puertas abiertas mientras los socios tengan uva en el campo”. El presidente de la cooperativa Santa Catalina, Pedro José Martín-Zarco, ha tranquilizado así a su masa social, algo inquieta ante el hecho que se va acercando el final de la cosecha y todavía queda mucha uva por coger.

Este domingo cerrarán por razones de limpieza y reorganización, pero el lunes reabrirán sin plazo.“Estamos recibiendo en torno a 1,8 millones de kilos diarios y no podemos mantener ese ritmo durante muchos días sin parar en algún momento”, ha dicho en una entrevista a Radio Horizonte-La Solana.

Se está retirando mucho vino y mosto diario, a menudo con destino a otras bodegas y depósitos alquilados, pero la entrada supera a la salida. Pero el presidente ha insistido: “Nos comprometemos a recoger toda su uva”. “El tiempo está de nuestra parte y la uva entra sana y con un grado aceptable”.

Nuevo récord histórico de molturación

Eso sí, admite que la vendimia mecanizada va por delante de la preparación de las bodegas y la cooperativa no es una excepción. “No estamos preparados para hacer la vendimia en dos semanas, los socios tienen que entender eso”. Reconoce que no le gusta ver agricultores hasta altas horas de la noche esperando para descargar y que tal vez tengan algo de culpa, “pero les quiero hacer ver que respetaremos sus cupos y más si es preciso”.

La respuesta del socio está siendo espléndida, respondiendo de sobra a la llamada del consejo rector. Tanto es así que la molturación va a batir un nuevo récord histórico con toda seguridad. Este jueves 4 de octubre se cerró con 35,5 millones de kilos, uno más que en el conjunto de toda la vendimia pasada. Y aún quedan un par de semanas de cosecha, como mínimo.

La barrera de los 40 millones era el objetivo en los prolegómenos de la campaña y se van a superar con creces. Pedro José Martín-Zarco no cesa de agradecer a los socios su confianza, y también su paciencia.