Las casas rurales de Ciudad Real seducen en Navidad y Nochevieja y cierran ocupaciones al 100%

Julia Yébenes Ciudad Real
Las casas rurales de la provincia son un gran atractivo para los turistas / Clara Manzano

Las casas rurales de la provincia son un gran atractivo para los turistas / Clara Manzano

La clientela, principalmente del Levante y Madrid, pero también de Francia, valora tanto el servicio y la estancia como el entorno histórico, cultural y natural en un territorio que cuenta con dos parques nacionales –Las Tablas y Cabañeros- y dos naturales -Lagunas de Ruidera y Valle de Alcudia y Sierra Madrona-.

Cada vez son más las familias y grupos de amigos que deciden pasar juntos la Navidad y la Nochevieja en casas rurales. Son alojamientos que están de moda y se han convertido en tendencia a la hora de celebrar la última noche del año, como es el caso de un puñado de establecimientos de la provincia de Ciudad Real que han visto disparado al 100% su índice de ocupación desde la Nochebuena.

La clientela, principalmente del Levante y Madrid, pero también de Francia, valora tanto el servicio y la estancia como el entorno histórico, cultural y natural de un territorio que cuenta con dos parques nacionales –Las Tablas y Cabañeros- y dos naturales -Lagunas de Ruidera y Valle de Alcudia y Sierra Madrona-.

La cocina de la casa rural La Alfarera / Lanza

La cocina de la casa rural La Alfarera / Lanza

Talleres de alfarería

La casa rural La Alfarera en Corral de Calatrava es uno de los establecimientos que registra total ocupación para el próximo 31 de diciembre. “Está completa”, dice su propietaria Teresa Escorza, que explica que la actividad de alquiler en su establecimiento es constante todo el año, tanto de manera individual como colectiva, a la que ofrece de manera personal talleres de alfarería.

Los clientes provienen de provincias españolas o de otros países, desde donde llegan a la zona, señala, principalmente para trabajar.

Casa del Bachiller es un establecimiento con encanto / Lanza

Casa del Bachiller es un establecimiento con encanto / Lanza

Observación ornitológica

No muy lejos de la localidad corraleña, el Centro Ornitológico El Primillar en Cañada de Calatrava también tiene las reservas casi llenas (cinco de seis habitaciones) de cara al fin de año. Además de alojamiento, los gestores de estas instalaciones ofrecen a sus visitantes participar en las actividades relacionadas con las aves que realizan.

“La mayoría vienen a hacer turismo, y suelen visitar Las Tablas o Ruidera”, dice José Manuel Hernández, propietario del centro, además de tener la posibilidad de conocer experiencias de anillamiento de aves y observación, entre otros trabajos con la fauna.

El edificio está adaptado a la nidificación del Cernícalo Primilla, a través de la habilitación de unas cajas nido entre la última planta y el tejado, con el fin de contribuir, según sus dirigentes, a la labor de conservación de esta especie y hacer un seguimiento de sus poblaciones.

Este atractivo centro cuenta con más visitantes en los meses de primavera, cuando contabilizan más demanda, según Hernández.

Las Peñas está ubicada en pleno Parque Nacional de Cabañeros / Lanza

Las Peñas está ubicada en pleno Parque Nacional de Cabañeros / Lanza

Enclave natural

Más al noroeste de Ciudad Real, ubicada en pleno Parque Nacional de Cabañeros, está la casa rural Las Peñas.

Su propietaria, María Jesús Bascuñana, presume del enclave que la rodea en Santa Quiteria, aldea dependiente del municipio de Alcoba de los Montes, y destaca el éxito del alojamiento, sobre todo en meses como diciembre, “un mes muy bueno, desde el puente”.

Con enero, febrero y marzo como el periodo “más bajo” para el negocio, registra los alquileres de sus habitaciones al completo muchos de los fines de semana del resto del año, como es el caso de la Nochevieja de 2019.

Llegarán en plan tranquilo este domingo una familia desde Madrid, tal y como lo hicieron en Nochebuena otros inquilinos ciudarrealeños, aunque también “vienen extranjeros”.

Es un establecimiento que, según Bascuñana, “se va moviendo mucho más” en los últimos años, después de la “crisis demoledora para todos”, principalmente a partir de la Semana Santa, desde cuando “se trabaja muy bien”.

Y no es para menos, teniendo en cuenta el privilegiado entorno de la casa, con vistas desde las habitaciones a la Sierra de Cabañeros. “Las instalaciones son amplias, con una capacidad global de hasta para 14 personas, y con un entorno espectacular”, indica. La piscina en verano y la chimenea en invierno son algunos de los reclamos que hacen tanto hogar en la casa Las Peñas, que consiguen que muchos visitantes “no salgan para nada, ni siquiera para comprar el pan”, pues “se lo traen congelado”.

Casa del Bachiller es un establecimiento con encanto / Lanza

Casa del Bachiller es un establecimiento con encanto / Lanza

Los molinos como escenario

La Casa del Bachiller, en la patrimonial localidad de Campo de Criptana, al norte de la provincia, es otro de los alojamientos más solicitados por visitantes nacionales y foráneos. Su gerente, Gregorio Sánchez, valora la ubicación del establecimiento y su apellido ‘singular’, título que atesoran al haber conservado y respetado enclaves históricos dentro de la edificación.

La casa, explica, está enmarcada en el Cerro de La Paz, junto al molino Sardinero, con vistas “tanto del conjunto de Los Molinos como a los Montes de Toledo” y con posibilidades “de disfrutar de inmejorables puestas de sol manchegas”.

El edificio cuenta con tres espacios diferenciados: una cueva natural donde hay habilitado uno de los dormitorios para los turistas, la ‘habitación blanca’, a la altura del cerro, donde también se encuentran las instalaciones domésticas comunes, además de la buhardilla y su terraza exterior, que permiten vistas panorámicas en la extensa y plana comarca manchega.

El conjunto de la casa también estará ocupado en Nochevieja por inquilinos de fuera de Ciudad Real, “lo más habitual”, al igual que en Nochebuena y todo el mes de diciembre, una ocupación que se mantiene todo el año, excepto en el difícil enero. También atrae nutrido turismo extranjero, sobre todo desde Francia e Italia.

Terraza con cristaleras de la bella casa Doña Elisa / Lanza

Terraza con cristaleras de la bella casa Doña Elisa / Lanza

En un palacio restaurado

Más al sur, en la Comarca de Montiel, se ubica la casa rural Doña Elisa. Se trata de otro establecimiento único y emblemático, fruto de la restauración de un antiguo palacete, que gestionan en Torrenueva José Antonio Toledo y su mujer.

Las reservas están al 100% para la noche del próximo 31 de diciembre, dentro de un mes “muy fuerte” para su negocio.

En Nochebuena también estuvieron al completo, y sus clientela procede de Madrid, Ávila, Granada y de la propia capital francesa, París.

De cara a 2020, salvando los primeros meses, espera un año con buena ocupación, tal y como apuntan las primeras reservas ya tramitadas para junio, septiembre, e incluso para las Navidades de dentro de un año.

Además de las soberbias instalaciones de la antigua casa solariega de estilo modernista construida de finales del siglo XIX, el servicio que ofrecen se completa con la organización de excursiones a lugares emblemáticos a 50 kilómetros a la redonda, como las bellas localidades de San Carlos del Valle, Villanueva de los Infantes y Almagro, u otros puntos naturales.

De la misma manera, brindan la oportunidad a sus ocupantes, recuerda Toledo, de realizar senderismo y rutas en bicicleta o a caballo, además de que puedan conocer la cultura enológica o visitar algunas de las bodegas o qeuseriías de la zona.

En las Lagunas de Ruidera

Al este de Ciudad Real se encuentra uno de los emblemas naturales más visitados de los límites ciudarrealeños, como es el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, donde se localiza un nutrido número de alojamientos rurales.

Uno de ellos es la casa rural la Forilla, con vistas a la Laguna Colgada y cercano a un punto de alquiler de kayaks.

La atención es muy valorada por los clientes, según los comentarios de las plataformas webs, y la encabeza desde su apertura hace cinco años María José Arias, su propietaria.

Arias explica que también en Nochevieja tienen la ocupación al 100%, al igual que en Navidad, nivel que han mantenido todo diciembre.

Salvo enero y febrero, “más flojos”, el resto del año, principalmente en verano, registran reservas casi todos los fines de semana. Los turistas, señala Arias, llegan desde distintos puntos de España, aunque de manera principal de Alicante, Murcia y Madrid.