Las chirigotas no dejaron títere con cabeza en la divertida velada

Almodóvar del Campo

Almodóvar del Campo

Tras el descanso del pasado año, los grupos locales y de Puertollano regresaron con más fuerza si cabe para dar la murga

En la noche del primer viernes de marzo regresaba la ironía más mordaz al Carnaval de Almodóvar del Campo. Y es que, tras el 'impasse' del pasado año, el Teatro Municipal daba de nuevo pie a la crítica de los actuales tiempos y de las costumbres establecidas, por boca y gracia de las murgas y charangas que tomaban parte en la exhibición que volvía a dejar demasiado estrecho el histórico recinto cultural.

Roberto Donoso, concejal de Festejos, se congratulaba antes del inicio del evento del lleno absoluto del Teatro que vaticinado ya en los días previos cuando “se acabaron las entradas, aunque reservamos unas cuantas de última hora para su venta hoy mismo”. Y es que el edil era consciente de que “los chascarrillos y las letras a interpretar, tanto de contenido local como nacional nos van a hacer pasar un buen rato”, como a la postre así fue.

Entre pasodobles, cuplés o popurrís, fueron desfilando temas como la corrupción, la economía, las inevitables referencias a los famosillos o un caricaturizado presidente norteamericano, entre otros muchos. Fueron los argumentos más reiterados en las letrillas de cada uno de los cinco grupos que subieron al escenario, cada cual bajo su propia impronta, gracejo y 'performance'.

De ello se encargaron sobre todo los grupos puertollaneros 'Vaya trola' y 'La victoria', en tanto que la crítica bien humorada sobre lo que acontece en Almodóvar del Campo corrió por cuenta de los tres restantes, lo locales que nuevamente volvían a escena para satisfacer la sed que de ellos tenía la localidad: 'Mira quién canta', 'Los ruta 69' y 'Los comodones'.

Chirigotero durante casi una década, Donoso estaba muy feliz ante el retorno de estos compañeros de mofa carnavalesca, algo que en su opinión “demuestra que en Almodóvar siempre ha habido mucho ingenio y que chirigotas que tomaron un descanso han vuelto este año 2017 y ojalá que las tengamos entre nosotros nuevamente durante muchos años más”.

La cita comenzaba a las ocho y media y fue copresentada, con la simpatía y desparpajo que les caracteriza, por Maribel Garrido, distinguida este año con el premio Mascarón que otorga el Ayuntamiento y por Roberto García-Minguillán, presentador de televisión y crítico taurino. Entre los asistentes, miembros de todos los grupos municipales con el alcalde, José Lozano, al frente.