Las enfermedades circulatorias y los tumores causan más de la mitad de las muertes en la provincia

La cifra de suicidios se incrementó un 20%. El perfil del suicida en Ciudad Real es un hombre de entre 75 y 89 años que se autoinflige lesiones intencionalmente por ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación

J. Y.
Ciudad Real

Las enfermedades del sistema circulatorio y el cáncer siguen siendo las causas más directamente relacionadas con la mortalidad en Ciudad Real.

A cierre de 2012, según el informe ‘Estadística de Defunciones según la Causa de Muerte. Año 2012’, publicado este viernes por del INE, la provincia registró 5.305 muertes, 2.663 hombres (50,1%) y 2.642 mujeres (49,9%), más del 55% provocadas por patologías cardíacas, de los vasos sanguíneos y accidentes cerebrovascualres (30,8%), y por tumores malignos de numerosas partes del cuerpo, sobre todo de pulmón, recto, colon, mama, próstata y del tejido linfático (24,3%).

De estos dos grupos de enfermedades, el primero (con afecciones cerebrovasculares, del corazón, isquémicas o insuficiencia cardíacas, entre otras) experimentó un repunte del 8% de muertos (de 1.511 a 1.637 muertes), al igual que las enfermedades del sistema respiratorio (vías bajas y neumonías), con un destacado aumento del 23% y en el tercer puesto como responsables de las defunciones del 14,7% de las muertes de 2012, con 785 afectados.

No obstante y en contra de la tendencia a nivel nacional, este grupo en Ciudad Real sólo registró una muerte por gripe A en la temporada 2011-12 cuando la epidemias estacional de la enfermedad (común) fue más tardía, en febrero.
Igualmente, también creció el número de decesos de ciudarrealeños por trastornos mentales y del comportamiento (en concreto los seniles y preseniles) incrementaron los fallecimientos en un 6% más que en 2011.

Por contra, bajó ligeramente  (1,2%) el número de casos mortales provocados por tumores cancerígenos, pues de los 1.311 muertos por esta causa en la provincia hace tres años, el posterior se cerró con un total de 1.293 defunciones.

La cuarta causa de las muertes entre los ciudarrealeños en 2012, según el último balance proporcionado por el INE, fueron las enfermedades del sistema digestivo (275), seguidas de las del sistema nervioso (con 259 defunciones). Del total, 147 fallecimientos (56%) fueron por Alzheimer (de ellos, el 72,1% eran  mujeres -106-) y 110 por otras patologías de los órganos de los sentidos.

Las enfermedades, endocrinas y metabólicas (240), las causas externas de mortalidad (214),  las enfermedades del sistema genitourinario (171) y los síntomas, signos y hallazgos anormales clínicos y de laboratorio no clasificados (65), entre los que se encuentran los paros cardíacos, muertes sin asistencia y muerte súbita infantil, fueron las siguientes causas por las que perdió la vida el 13% de los 5.305 fallecidos en la provincia en 2012.

Respecto a la lista infantil, murieron 13 niños menores de un año, más de la mitad por afecciones originadas en el periodo perinatal (7), además de malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas (3). Del total, se contabilizaron cuatro fallecimientos de bebés menores de una semana y doce muertes fetales tardías.

300 muertos más

En total, ese año cerró con 300 muertes más en la provincia en comparación con las registradas en 2011, cuando fenecieron 5.005 personas, lo que supuso una subida del 6%, el mismo repunte que el del 2011 respecto al precedente (en 2010 murieron 4.730).

Sin embargo, en 2010 se produjeron 270 decesos menos que en 2009, cuando hubo 5.000, lo que supuso una una bajada del 6% y el primer retroceso desde primeros de siglo, tiempo en el que el incremento medio se había situado entre medio y  dos puntos.

Suicidios

El número de personas que se quitó la vida en 2012 en la provincia se incrementó más de un 20%, de 45 a 54, algunos provocados por la situación de crisis.

El perfil del suicida en Ciudad Real, según los datos del INE, es un hombre de entre 75 y 89 años que se autoinflige lesiones intencionalmente por ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación (de 41, 36 eran hombres y 5 mujeres).

Otros cinco fallecieron al saltar desde un lugar elevado y el resto lo hizo por envenenarse con productos químicos y sustancias nocivas (2), por ahogamiento y sumersión (2), por disparos de rifle, escopeta y arma larga (2), y uno por arrojarse o colocarse delante de objeto en movimiento.

Por sexos, sólo el 8% (9) eran mujeres, mientras que la gran mayoría de suicidas eran hombres (45).No hubo ningún menor de 15 años, dos de hasta 29 años, once de entre 30 y 45 años y 7 de entre 50 y 55.