Lanza Digital

Las heladas del 1 y 2 de mayo provocarán una merma en la cosecha de uva

Imagen de una cepa en una explotación de la provincia / Lanza

Las heladas registradas en explotaciones vinícolas de la provincia en la madrugada del 1  y2 de mayo -con entre uno y dos grados bajo cero- provocarán una disminución en la cosecha de uva.

Así lo ha dicho Arturo Serrano, secretario ejecutivo de Asaja provincial, que está evaluando las intempestivas heladas sobre las variedades tempranas –que están en plena brotación- a las que afectó.

Serrano ha confirmado que las “yemas están necrosadas” en plantaciones de chardonnay, sauvignon blanc, tempranillo, incluso de airén.

“Las heladas no han sido muy extendidas”, ha comentado, si bien “han sido muy intensas en determinadas zonas y causarán mermas importantes”.

La bajada de temperatura se produjo la madrugada del 1 de mayo / Lanza

En concreto, se han registrado en fincas de los términos de Almedina, Alcubillas y Valdepeñas en el Campo de Montiel -que está por encima de los 950 metros de altura-, en puntos de Daimiel, Socuéllamos, Pedro Muñoz y parte de Tomelloso en la comarca manchega, además de en poblaciones del Campo de Calatrava como Bolaños de Calatrava o Almagro.

Este portavoz ha abogado por “dar parte al seguro”, y desde la organización ofrecen asesoramiento por parte de los técnicos del departamento a los agricultores afectados.

“Es la única herramienta que tenemos para poder tener compesaciones”, ha comentado.

Precisamente, desde Agroseguro han señalado este jueves en una nota que la uva de vino y los frutales son las producciones que se han visto más afectadas por los pedriscos y la helada de los últimos días.

Reconocen que la importante bajada de temperaturas del 1 de mayo afectó a muchos puntos de Castilla-La Mancha, desde donde se han recibido declaraciones de siniestro de cerca de 5.300 hectáreas, de las cuales casi 4.800 corresponden a uva de vino.

La climatología ha sido adversa con las viñas / Lanza

Cuenca y Toledo son las provincias que registran más daños, si bien también se han visto afectadas Albacete, Ciudad Real y puntualmente La Rioja, Valladolid y Burgos.

Frutas y uva de vino

En global, por los daños en uva de vino y los frutales ya se han recibido declaraciones de siniestro de cerca de 19.000 hectáreas de cultivos.

Según la entidad, las tormentas de pedrisco registradas por toda la geografía española, han hecho que hayan recibido reclamaciones de más de 10.000 hectáreas. Unas 6.200 corresponden a producciones de frutales, sobre todo en Murcia –que acumula más de 2.500–, aunque también son importantes los daños en fruta registrados en otras provincias como Huesca, Badajoz y Lleida.

Los pedriscos también han afectado a cereales, uva de vino y hortalizas, y a otras provincias, como Córdoba, Sevilla y Almería. En esta última se han vuelto a ver dañados algunos invernaderos, tanto en sus estructuras como en sus producciones hortícolas.

Cabe recordar que el seguro de frutales, uno de los cultivos más afectados, cuenta con un nivel de aseguramiento en producción de más de un 83% a nivel nacional. En el caso de la uva de vino, en Castilla-La Mancha el porcentaje de implantación en producción asciende a casi un 62%.

Agroseguro ya ha iniciado la planificación de las labores de tasación, por lo que es importante que los asegurados vayan remitiendo los partes de siniestro con la mayor celeridad posible. Los daños ocasionados por este tipo de sucesos están cubiertos por el sistema de seguros agrarios combinados.