lanza_logo_81
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
25 junio 2024
ACTUALIZADO 06:46
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
    • Procesión de San Juan Bautista /Clara Manzano
      La base de helicópteros Coronel Sánchez Bilbao de Almagro celebra su patrona- Foto. Elena Rosa (1 de 1)-63
      Ciudad Real se celebró en el Museo del Quijote / Elena Rosa
      Una de las hermanas tocando un ukelele / Elena Rosa
      X Aniversario de Fundación Cadisla 19
      Renault Rafale en Aries Ciudad Real / Clara Manzano
      Celebración del Día Mundial de las Personas Refugiadas en los Jardines del Prado / Clara Manzano
      Acto fin de curso y agradecimiento a los profesionales de Educación /Clara Manzano
  • FERCAM 2024FERCAM 2024 se desarrolla del 26 al 30 de junio de 2024 Feria nacional multisectorial que se celebra anualmente desde 1960. Exposición de maquinaria agrícola y riegos. Sectores agroalimentario y ganadero, además de obra pública, energías renovables, automoción, etc. Se desarrolla cada año en el Recinto Ferial FERCAM, en Manzanares (Ciudad Real), que consta de un espacio al aire libre de 120.000 m2 y un Pabellón Cubierto de 3.000 m2, ambos completamente equipados de todos los servicios y dispone de unos aparcamientos asfaltados en su totalidad, con capacidad para 3.000 vehículos aproximadamente. En paralelo a esta muestra se celebran concursos de habilidad con tractor, calidad de vinos, conferencias y simposios relacionados con las distintas facetas del campo.
  • Imágenes del día
  • Vídeos
      • El peculiar despeje de plaza ayer en Abenójar JCS
      • Remate con revolera de José El Candela JCS
      • Buen natural de Javier Fernández JCS
      • Uno de los varios pases del desdén que ejecutó Javier Fernández JCS
      • Derechazo de Israel Aparicio JCS
      • Derechazo del aficionado práctico Pablo Bermúdez JCS
      • Natural de Sergio Cartas JCS
      • Sergio Cartas a porta gayola con su novillo JCS
      • Momento de peligro para Juan Castiblanque JCS
      • Luis Expósito actuó ya con escasa luz JCS
      Miguel Ángel Ramírez / F. Navarro
      • Arrimón de Aarón Infantes
      • Natural de Aarón Infantes
      • Natural de Villita
      • No faltó el toreo de rodillas en la actuación de Aarón Infantes
      • Vilita rozó a concesión de una oreja
      • Aarón Infantes en el túnel de cuadrillas de Alcázar de San Juan JCS
      • Brindando a Morante, De Justo y Téllez en Alcázar en 2022 JCS
      • Aarón Infantes entrenando junto a Víctor Ribelles JCS
      • Pase de pecho de salón JCS
      • Israel Aparicio
      • Javier Fernández
      • José El Candela
      • Juan Castiblanque
      • Luis Expósito
      • Sergio Cartas
      Momento del descubrimiento del cartel ayer en Almadén
      Críspulo coronel junto al representante de Funtuasa
      Un momento de la mesa de contratación de esta tarde / FS
      • Aspecto de los tendidos. F.V.Medina
      • Joselito de Córdoba
      • Media verónica de Israel Aparicio F.V.Medina
      • Natural de Israel Aparicio F.V Medina
      • Los novilleros junto al hijo del ganadero F.VMedin
      • DSC_5264 (Copy)
      Plaza de toros Manzanares
      Fernando Adrián salió por la Puerta Grande en la Corrida de la Beneficencia / Plaza 1
      • 2024 06 07_AAR0973
      • 2024 06 07_AAR1019
      • 2024 06 07_AAR1146
      • 2024 06 07_AAR1190
      • 2024 06 07_AAR1307
      • 2024 06 07_AAR1778
      • 2024 06 07_AAR1868
      • 2024 06 07_AAR1883
      • 2024 06 07_AAR1897
      • 2024 06 07_AAR2169
      Presentación del libro "Las fatigas de un maletilla" José María Medina "El Niño del Tentadero"  / J. Jurado
      Foto de grupo de los alumnos de la Escuela Taurina de Miguelturra junto a su director, Antonio Alegre
  • Suscríbete a nuestra newsletter
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Las manos de Boluda: comunicar a través de la escultura sacra

Reproducir
Francisco Javier Muñoz Boluda, de Campo de Criptana, cuenta su historia ligada a la imaginería / Clara Manzano
Noemí Velasco / CAMPO DE CRIPTANA
Francisco Javier Muñoz Boluda forma parte de una nueva generación de artistas castellanomanchegos que han empezado a tallar su futuro en torno a la imaginería. Desde el pintoresco albaicín de Campo de Criptana, este arquitecto de formación y escultor de profesión abre las puertas de su taller para hablar de la comunicación, el arte y la Pasión. España ha sido un “referente” en arte religioso durante siglos. “Los latinos somos muy visuales, nos gusta ver las cosas, tocarlas y sentirlas. Somos muy de raza, de estómago, de emociones”, explica

Las manos del Cristo de la Salud de Manzanares, que recibió hace unos días el barrio ferroviario de la Divina Pastora por el 75 aniversario de su hermandad, invitan al abrazo y su gesto es de serenidad. Es un Cristo despojado de sus vestiduras, poco común en la imaginería castellanomanchega, con heridas que sangran, pero “alto, fuerte, potente”, que transmite a los creyentes “acércate y vierte en mí tus penas”.

Dice Francisco Javier Muñoz Boluda, imaginero de Campo de Criptana especializado en restauración de bienes muebles e inmuebles y emprendedor de un sector que acoge a una nueva generación de artistas en Castilla-La Mancha, que “el arte es comunicación” y por eso cada una de sus obras “cuenta una historia, transmite una emoción”, pretende que al observador “se le remueva algo y no se quede frío”.

Francisco Javier Munoz Boluda escultor Clara Manzano 51
&nbsp

Bocetos de esculturas en barro rodean la mesa de trabajo en su casa taller del albaicín de Campo de Criptana. Francisco Javier Muñoz Boluda nació a la sombra de la sierra de los molinos entre casas encaladas y zócalos azul que estimularon su imaginación. De pequeño sus juguetes eran “lapiceros, plastilinas y fichas de Lego”. Los derroteros de la vida le llevaron a cursar arquitectura en Alcalá de Henares, pero de pequeño él quería ser “pintor”.

La crisis inmobiliaria y la vuelta a Criptana

Francisco Javier Munoz Boluda escultor Clara Manzano 81
&nbsp

Paradojas de la vida, el mismo contexto que le empujó a los dieciocho a optar por “la carrera más artística de entre las técnicas”, porque era buen estudiante y “las bellas artes no tenían salida”, devolvió al criptanense a sus orígenes al terminar los estudios en plena crisis inmobiliaria. “Entonces los arquitectos lo estaban pasando muy mal, y la pregunta del millón era, ¿ahora qué voy a hacer con mi vida?, cuenta.

Dispuesto a capear las dificultades del momento, en 2014 invirtió todo el dinero que tenía ahorrado en comprar material, “barro, madera y algunas gubias”, y empezó a “enredar” en un par de habitaciones al lado de la casa de sus padres. “Normalmente digo que soy autodidacta, pero realmente a lo largo de mi vida he aprendido muchas cosas que me han servido para mi trabajo actual”, confiesa.

De pequeño asistió a cursos de cerámica y modelado en la Universidad Popular, y en la Universidad de Alcalá de Henares le enseñaron “a dibujar de verdad, a entender los volúmenes, a desarrollar un proyecto de arriba abajo y a construir en diferentes materiales, pues la escultura no deja de ser una construcción a pequeña escala”. Aunque “la arquitectura se quedó en el papel”, Boluda reconoce que la formación sigue ahí, pues le sirvió “para entender el arte contemporáneo y focalizarse en las ideas más que en la estética”.

La visita al taller Salmerón

Francisco Javier Munoz Boluda escultor Clara Manzano 7
&nbsp

La imaginería siempre le había “fascinado”. Desde su infancia, Muñoz Boluda estuvo inmerso en las hermandades y cofradías de Campo de Criptana. Su padre fue presidente de la Hermandad del Jesús Cautivo durante muchos años, también de la Junta General, y cada Semana Santa vestía el traje de nazareno negro y rojo, con la cruz de la Merced, junto a sus padres y sus hermanos.

El Domingo de Ramos era una fecha muy esperada para los niños de un pueblo que todavía hoy conserva la personalidad de la Semana Santa original, la de pasos voluminosos que portan “cuadrillas de tan solo una veintena de personas” con palos individuales y de “paseíllos a paso ligero”. Permanece aún ajena a la desbordante ola andaluza y sevillana que sufre toda España.

Gracias a esa cercanía con el mundo cofrade, con apenas diez años, descubrió en 1997 que la escultura sacra podía ser un oficio durante su visita al taller de arte Salmerón de Socuéllamos, donde la misma hermandad encargó un paso. En aquella visita el trabajo del imaginero le llamó mucho la atención y, aunque era consciente de que “vivir del arte o para el arte es muy jodido”, decidió probar suerte. De momento la ha tenido.

Del ecce homo en barro a la Virgen de la Paz de Villarta

Francisco Javier Munoz Boluda escultor Clara Manzano 26
&nbsp

Su primera obra fue un ecce homo en terracota, una figura que tenía que ver mucho con su hermandad, que hablaba de su cariño a esta advocación y que recordaba los cursos en la Universidad Popular de su pueblo. Salió “más o menos” y hoy la imagen “está perdida”, pero el éxito de sus fotografías en la red social del momento, Facebook, tiene mucho que ver con el trabajo que ha realizado hasta hoy.

No tenía ningún vínculo previo, pero el primer encargo fuerte fue la restauración de la Virgen de los Dolores de Valverde de Júcar, en Cuenca. “Fue una concatenación de casualidades: una mujer me conoció por la red, su marido vendía quesos al presidente de la hermandad… y me llamaron”, cuenta. Lo siguiente fue la restauración de la patrona del mismo pueblo, la Virgen del Espíritu Santo.

Francisco Javier Munoz Boluda escultor Clara Manzano 15
&nbsp

En muchas ocasiones, dice Francisco Javier Muñoz Boluda que “la cuestión es surfear la suerte”. Así, gracias a la vinculación de la hermandad de Valverde del Júcar con la de la Soledad de Villarrubia de los Ojos, se hizo dos años después con una de las obras que lanzaron su firma: el crucificado de la Veracruz, una talla policromada en madera de cedro, de 1,80 metros de altura.

Después han venido las esculturas del Buen Jesús de la quesería con el mismo nombre de Bolaños de Calatrava, la Batalla del San Jorge de Almagro, Poncio Pilato de la Hermandad de Jesús Cautivo de Criptana o la de María Magdalena para una colección particular. Por sus manos han pasado sobre todo cristos, aunque entre sus próximos proyectos destaca, por ejemplo, la restauración de la Virgen de la Paz, la patrona de Villarta. Desde 2016 trabaja de imaginero de forma profesional.

El proceso creativo y la restauración

Francisco Javier Munoz Boluda escultor Clara Manzano 38
&nbsp

Siempre trabaja por encargo, tanto en las restauraciones como en sus esculturas propias. “Al inicio, el cliente viene con una idea, que recojo y desarrollo con profundidad”, explica. Tras un diálogo para llegar a un punto intermedio, Francisco Javier presenta un dibujo a lápiz o un boceto en barro que luego la directiva de la hermandad o el Obispado tiene que aprobar.

Cerrado el proyecto, empieza el proceso artístico. Primero tallar madera, normalmente en madera de cedro, “que es cara, pero noble, se talla muy bien y no le gusta a los bichos”. Uno de los problemas de la madera a largo plazo son los xilófagos. Luego el artista aplica estuco y lo lija para conseguir la textura apropiada antes de policromar, normalmente en óleo, que se recubre con una película de protección. Aparte de la talla en madera, Boluda también hace modelados en terracota, vaciados en resina y fibra de vidrio.

En el caso de la restauración, Boluda subraya que “hay que dejar la creatividad a un lado y ser lo más técnicos posibles”. Después de los verdaderos ‘eccehomos’ que cada pocos meses aparecen en las noticias, el criptanense destaca que “lo que no podemos hacer es inventarnos las cosas”, sino que “hay que ser correctos con el artista que vino antes y tratar de respetar al máximo su trabajo”. Siempre sigue las recomendaciones de la Carta de Atenas.

Escultores españoles, referentes en el mundo latino

Francisco Javier Munoz Boluda escultor Clara Manzano 94
&nbsp

Entre sus referentes están los clásicos, los imagineros españoles Juan Martínez Montañés, Luis Salvador Carmona y Luisa Roldán, además de los contemporáneos Víctor Ochoa y Javier Martín, que es mexicano. Muñoz Boluda ha intentado “despegarse” de los grandes autores del arte figurativo, pero no por ello ha abandonado el espíritu de la escultura latina, que sigue la línea barroca pero que cada vez es más hiperrealista. Hay gente que habla ya de que tiene su propia “impronta”.

“Los latinos somos muy visuales, nos gusta ver las cosas, tocarlas y sentirlas. Somos muy de raza, de estómago, de emociones”, explica Muñoz Boluda, que insiste en que España ha sido “un referente en arte religioso durante los cuatro últimos siglos dentro del mundo latino”, arte que ha destacado sobre el portugués y el italiano, y que se ha exportado a Latinoamérica.

Si algo ha aprendido el arte después de tantas crisis, la económica, la del Covid, es que “lo importante es aportar algo a la sociedad, no crear arte vacío, la belleza por belleza”. Por eso, Boluda insiste en la forma de expresar ideas a través del arte, porque “si somos capaces de comunicarnos con la pintura como lo hacían Murillo o Velázquez, o a través de la escultura como hacía Montañés, seguiremos siendo referentes”.

Escultura civil

Francisco Javier Munoz Boluda escultor Clara Manzano 324
&nbsp

Pero Francisco Javier Muñoz Boluda no solo se dedica a la imaginería religiosa, sino que también ha empezado con la escultura civil. En los últimos dos años se ha esforzado por mantener contacto con otros escultores y ha participado en varias exposiciones colectivas no sacras. En unos días presentará el monumento para Doña Ofelia en el municipio conquense de Los Hinojosos, en bronce, que desvela para Lanza.

Objetivo: Florencia

cristo
&nbsp

“La mejor obra está por venir”. En unas semanas Francisco Javier estará en Florencia, donde cursará la parte práctica de un máster que empezó hace dos años de forma online en la Escuela de Arte Sacro de “la cuna del Renacimiento”. “En España la mayoría de los másteres de escultura están enfocados a la docencia o al doctorado, pero yo quería algo más orientado a la escultura y al arte sacro”, explica.

Desde finales del siglo XIV, el arte italiano a través de figuras como Miguel Ángel o Leonardo da Vinci, “ha sido un referente a nivel internacional”, insiste Boluda, que espera exprimir al máximo el viaje pues “es una oportunidad increíble para aprender”. Conocerá una escultura diferente, “más en piedra y en otros materiales”, frente a la española, “más basada en buscar la naturalidad a través de la policromía”.

Para la vuelta, aparte de la restauración de la Virgen de la Paz, adelanta que tiene “un proyecto ilusionante para la reforma de un paso” con una hermandad de Campo de Criptana, y varios proyectos a pequeña escala, algunos de ellos en Alcalá de Henares, que suponen su vuelta a Madrid, no como estudiante de arquitectura, sino como escultor. “Entre unas cosas y otras tengo el cupo completo hasta 2025”, apostilla.

El Cristo expirado y la muerte

Francisco Javier Munoz Boluda escultor Clara Manzano 115
&nbsp

Creer los preceptos cristianos, creer en lo que hace, para Francisco Javier Muñoz Boluda es “un pilar fundamental”. “No soy nadie para dar lecciones de moralidad, pero si te dedicas a esto y no crees en nada, a lo mejor deberías replantearte tu tiempo”, comenta. Asimismo, el momento, la escena que más le inspira de toda la iconografía religiosa es el Cristo expirante.

En el ámbito técnico, “desarrollar toda la anatomía de una persona, el cuerpo al descubierto del crucificado es muy complejo”, explica el autor. Luego está el representar “el punto exacto entre la vida y la muerte, en el que la persona no está ni viva ni muerta”. Muñoz Boluda admite que a lo largo de la historia la muerte siempre ha llamado la atención de los artistas.

Por esta calle de ambiente quijotesco, cercana al rincón de Santa Ana que tanto le gusta, pasan todos los días entierros, lo que supone para el autor “un baño de realidad diaria, una toma de conciencia”. “Por aquí vamos a pasar todos”, insiste. Hasta ahora no ha representado este momento de la Pasión de Cristo, pero dice que “tarde o temprano” lo conseguirá.

Publicidad Lanza Digital
Publicidad Lanza Digital
Noticias relacionadas:
Una escultura como fiel reflejo del arte rupestre de esta localidad / Lanza
Conferencia de Francisco Muñoz Boluda (d) en La Solana / Lanza
Plaza de San Pedro en Ciudad del Vaticano
Estampa de la bóveda con los frescos restaurados y, al fondo, la reubicada talla religiosa
Sinagoga Santa María La Blanca en Toledo
Esta plaza llevará el nombre de Plaza José Noja / G.G.
Cerrar